Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Ni improvisados, ni arribistas....

 

Ante el Consejo Político Estatal del PRI, reunido el sábado en conocido centro social, el secretario de Gobernación del Estado, Mario Montero Serrano, afirmó en forma contundente, que el Partido Revolucionario Institucional, no lo es ni de improvisados, ni de arribistas, sino de lealtades y agregó que en ese partido, no se debe premiar a quienes primero están con una bandera y luego con otra, lo que arrancó un fuerte aplauso de los asistentes, delegados todos, del organismo que es la máxima autoridad partidista del PRI en el estado.


Las palabras del secretario de Gobernación del Estado, fueron interpretadas como un alto, a quienes sin militancia ni merecimientos partidistas, quieren y hasta exigen una candidatura.


Es lógico que los priístas se enojen cuando se les imponen candidatos que nadie o muy pocos conocen, cuando es el partido que tiene al mayor número de políticos buenos y malos, con experiencia, con oficio, con conocimiento del servicio público.


Los famosos "candidatos externos" fueron inventados por los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, que de repente crecieron electoralmente, sin tener ni a la gente capaz para desempeñar un puesto público, ni la infraestructura necesaria para para realizar campañas exitosas. Empezaron a "piratear" a los aspirantes priístas que perdían la elección interna y que resentidos, buscaban cobijo en otro partido. Esto fue consecuencia de que el PRI, quiso hacerle a la democracia convocando a elecciones internas para la designación de candidatos, provocando con ello una división en sus filas y el que muchos desleales, se vendieran por una candidatura.


De acuerdo con lo afirmado por el dirigente estatal priísta, Alejandro Armenta Mier, el PRI ganará la mayoría de los distritos electorales federales en las elecciones del 2009. Debemos ganar, afirmó, para recuperar el rumbo del país. Convocó a la unidad y dijo que unidos van a vencer en las elecciones próximas.


EL NUEVO PRD, CREARA SU PROPIA ESTRUCTURA


Convencido de que lograr la unidad de los grupos o tribus o expresiones que hay al interior del partido del sol azteca, es casi imposible, el ya reconocido dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Miguel Angel de la Rosa Esparza, afirmó que su trabajo estará encaminado a construir al nuevo partido de izquierda, cuyas características fueron expuestas por el dirigente nacional Jesús Ortega, el día de su toma de posesión.


Por andar en pleitos internos que no han conducido mas que al debilitamiento del partido como tal, se ha descuidado de atender la urgente necesidad de crear la infraestructura partidista que nos de fuerza, se ha descuidado la necesidad de organizarnos, no solo para ganar elecciones, sino para encabezar las demandas más sentidas de nuestros pueblos y exigir la atención de las autoridades en sus distintos niveles.


Queremos ser, dice de la Rosa Esparza, un partido fuerte, bien organizado, comprometido con las clases populares, con las clases medias, con los micro y pequeños empresarios, con los trabajadores, con los maestros y con los estudiantes, con las amas de casa, con los campesinos. Que todos ellos vean en nosotros una organización dispuesta a apoyarlos en sus demandas para alcanzar una vida digna. Seremos el partido que agrupe a los pobres, pero también a las clases medias, a los trabajadores, a los empleados y maestros.


"No podemos seguir perdiendo el tiempo buscando acuerdos con los pequeños grupos que se mueven al interior del partido, sabiendo de antemano que no lo vamos a lograr. Por eso, si ellos no están de acuerdo con la nueva dirigencia y con el rumbo que esa dirigencia ha marcado para el futuro, pueden irse a otro partido en el momento que quieran". Así fue de contundente fue de La Rosa Esparza.


EL "MEXICO PENDIENTE", NUEVO LIBRO DE DELOYA COBIAN


El viernes en la noche, en el edificio colonial que se ubica en la 8 oriente 216 y ante una nutrida asistencia (todo el mundo político priísta estuvo ahí) entre quienes se encontraban el gobernador del Estado, Mario Marín Torres y el coordinador de los senadores priístas Manlio Fabio Beltrones, que intervinieron en el acto, fue presentado el libro más reciente de Guillermo Deloya Cobián, secretario particular del jefe del ejecutivo estatal, "El México Pendiente", que constituya un estudio sobre la gobernabilidad, como vía para generar estabilidad, una estabilidad basada en la libertad y en la igualdad.


El autor, hace un planteamiento en estos momentos de crisis, sumamente interesante: el que la política social, vaya de la mano con la política económica y que no se tenga como objetivo aislado incrementar la productividad nacional, la inversión y el empleo, sino que estos avances repercutan en la vida comunal.


El México Pendiente, dijo Manlio Fabio Beltrones, que intervino en el acto y que es autor del prólogo, es una obra que abre un espacio más para la discusión y nos plantea una forma de abordar el debate para los retos que enfrenta nuestro país en un entorno nacional y global especialmente complejo que demanda creatividad, diálogo y sobre todo, resultados concretos para los mexicanos.


El gobernador Marín Torres, tras felicitar a su colaborador por este nuevo logro, manifestó que obras como El México Pendiente, constituyen una gran ayuda para quienes tienen la responsabilidad de gobernar, pues aportan ideas para enfrentar los graves problemas que ahora se tienen.


Como decimos al inicio de este comentario, la asistencia fue muy numerosa y el mayor número de los asistentes eran políticos. Ojalá lean el libro, está de verdad interesante.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas