Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

10/05/2010

Los priístas dan muestras de unidad


Al parecer los priístas, que a veces parecen duros de “entendederas”, se han  percatado ya, que la unidad será la base de su triunfo en las próximas elecciones locales.


Primero los precandidatos a la gubernatura y luego los que participaron en la lucha interna por la presidencia municipal de la capital y de municipios importantes del resto del estado, decidieron unirse en torno a los que resultaron electos candidatos de su partido. Ahora, grupos importantes de priístas, como el llamado “24 de Mayo”, con cuyo apoyo arrancó la campaña del ahora senador Melquíades Morales Flores, para gobernador del estado, se han unido en torno a los candidatos del PRI: Javier López Zavala y Mario Montero Serrano.


Fue en una comida efectuada el sábado en los jardines del Centro Mexicano Libanés, donde ese grupo selló un compromiso con los candidatos del PRI, de apoyo total, reafirmando además su filiación priísta.


El ex gobernador Melquíades Morales, de cuya militancia y lealtad al PRI, nadie duda, dijo: “El compromiso es con el candidato de mi partido, Javier López Zavala, que sin duda será un buen gobernador”. Afirmó que nunca respaldaría a otro candidato emanado de otro partido, pues “el PRI es mi vida”.


Por su parte el candidato al gobierno de Puebla López Zavala, dijo que en Puebla hay unidad en torno a la Vitoria. “Es tiempo de la unidad, es tiempo de que los liderazgos regionales hagan lo que les toca; que ex presidentes, ex diputados y todos vayamos a tocar la puerta, vayamos a convencer de que en el PRI tenemos las mejores opciones para sacar a Puebla adelante”.


La reunión estuvo bastante concurrida y aunque faltaron algunos personajes que ocuparon cargos relevantes en la pasada administración, se restó importancia a su ausencia. “Tienen compromisos fuera del PRI”, se dijo.


Fueron dos o tres, que junto con sus respectivas familias, apenas sumarán quince votos. Aunque fueron altos funcionarios del gobierno estatal, no ejercen ningún liderazgo y solo son ellos y sus parientes cercanos.

 

Ya estaba cantado: Gamboa Patrón, a la CNOP

 

Como se había venido diciendo desde hace tiempo, Emilio Gamboa Patrón, “el imprescindible”, es candidato único y eso quiere decir que será el triunfador, para dirigir al sector popular del PRI agrupado en la CNOP.


Gamboa Patrón parece ser indispensable para el sistema priísta, pues desde los tiempos de Miguel de la Madrid , viene ocupando puestos relevantes en la administración pública, ha sido además senador y diputado y coordinador de la diputación priísta.


Dicen, que cuenta con el apoyo de las empresas televisivas más importantes y que por eso siempre está muy bien “parado”.


La CNOP es el sector del PRI que habiendo sido el más importante y dinámico de ese partido, quiso desaparecerlo el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, pues tenía la intención de desaparecer al PRI y sustituirlo por un partido de su propiedad que se llamaría “Solidaridad”. En ese partido nada tendría que hacer el sector popular, pues el proyecto salinista no lo incluía.


Fallaron los planes del ex presidente, pues el nuevo partido no vio la luz, pero por poco y mata a la CNOP a la que solo dejó en agonía permanente.


Ese va a ser el reto del salinista Gamboa Patrón, levantar a la CNOP de su postración y echarla a andar. ¿Podrá? Ya pasaron muchos años de que el sector popular del PRI recibió el golpe de muerte. Si el representante de uno de los poderes fácticos (la televisión comercial) lo logra, políticamente llegará a tener importancia en el próximo sexenio. Si no pone en pie a la organización que fue el alma del priísmo en las zonas urbanas, tal vez sea su tumba política.

 

Lozano Alarcón vino a apoyar al PAN

 

Javier Lozano Alarcón, el “carismático” secretario del Trabajo del gobierno calderonista, estuvo en Puebla para apoyar a los candidatos de su ahora partido, Acción Nacional.


Habría que ver si ese apoyo conviene a los candidatos del blanquiazul o no conviene.


Lozano Alarcón, cuando era priísta, fue candidato a la diputación federal por el distrito XII de esta capital y perdió estrepitosamente.


Obtuvo la votación más alta en contra, que cualquier candidato priísta del país. Y es que dicen que su carácter no le ayuda, que es soberbio, muy echado para delante y que llega a ser grosero.


En estos tiempos los políticos que son aceptados por la gente, deben ser o parecer humildes, cercanos al ciudadano común, que éste sienta que es comprendido y estimado por el político, en fin, que el político, por muy inteligente que sea y por muchos títulos que coleccione, no se sienta un superhombre o cosa por el estilo.


Los superhombres de Harvard, los tecnócratas pues, esos que fueron capitaneados por Salinas de Gortari, demostraron su total ineficiencia, al hundir a este país mediante un sistema económico, el neoliberalismo, que ha hecho crecer enormemente la pobreza, así como la concentración de la riqueza en pocas manos, que ha propiciado el desempleo, y todo el desbarajuste que estamos viviendo. Primero fueron los tecnócratas y luego los panistas ineficientes y torpes en el ejercicio del poder, los que han dado al traste con todo lo logrado en décadas de administraciones priístas.


Don Javier Lozano, dicen que es tecnócrata y ahora también es panista. Poca ayuda o tal vez ninguna, representa su presencia en Puebla en apoyo de los candidatos de su ahora partido.

 

Mi sincero agradecimiento

 

Desde este espacio, quiero agradecer a todas las personas que por diversos medios, me hicieron patente su solidaridad, con motivo del fallecimiento de mi señora madre.

 

Por vía telefónica recibí las condolencias de numerosos amigos, cuando aun estaba en mi natal Guerrero y a mi regreso a Puebla, encontré esquelas publicadas en diversos medios y mensajes telegráficos y telefónicos. A todos muchas gracias por su atención. Uno no sabe, hasta que pasa por una situación así, lo confortante que es recibir el saludo y la solidaridad de los amigos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas