Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

10/06/2009

El viernes estará aquí Beatriz Paredes


La dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Beatriz Paredes Rangel, estará en Puebla el viernes 12, para presidir un acto de su partido que se llevará a cabo en el estadio Hermanos Serdán de esta capital.


La visita de la dirigente priísta, comprenderá otros distritos del interior de la entidad, con el fin apoyar a sus candidatos a diputados federales.


Son numerosos los priístas poblanos que se quejan de la tibieza que el comité nacional de su partido, ha tenido para responder los sistemáticos ataques del panismo, muy especialmente de su dirigente nacional Germán Martínez.


Se dice incluso que quien no quiere subirse al ring, es precisamente doña Beatriz, pues considera que sería entrar en el juego panista de la “guerra sucia”.


La realidad es que desde que el PRI es partido de oposición, los priístas han mantenido un comportamiento timorato, semejante al que tenían ante el presidente de la república en turno, cuando estaban en el poder. No se atreven a hacer crítica, temen caer en desgracia, ellos quieren pasar desapercibidos en público y criticar al gobierno en privado.


Los ciudadanos comunes y corrientes que se niegan a concurrir a las urnas o que pretenden anular su voto, cada día son más y ello se debe a que no ven ninguna diferencia entre las dos principales fuerzas que se disputan el poder, el PRI y el PAN.


Desde que los tecnócratas priístas llegaron al poder (Miguel de la Madrid , Carlos Salinas y Ernesto Zedillo) la diferencia entre los políticos encumbrados de uno y otro signo, es muy relativa. Puede afirmarse que priístas y panistas que desempeñan altos cargos, son de derecha. Unos son de una derecha religiosa, (van a misa y hacen ostentación pública de sus creencias) y otros son de una derecha económica (no concurren con frecuencia a actos religiosos o lo hacen discretamente) que se caracteriza por ya no interesarse tanto por la política social, sino solo en la medida en que beneficie sus intereses personales o de grupo.


Ambos apoyan o buscan el apoyo de los grupos empresariales y ambos también, tienen como sus consejeros políticos y económicos, a Salinas y Zedillo, los dos sumos sacerdotes del ya desprestigiado y decadente neoliberalismo.


El PAN en el poder, cada día trata de imitar (mal por cierto) todo lo malo del PRI, lo que antes le criticaba, y tiene como sus grandes aliados nada menos, pero nada más, que a una Elba Esther Gordillo, líder vitalicia del sindicato de maestros y a la dirigencia del sindicato petrolero, a quienes cuando era partido de oposición, el PAN criticaba acremente.


LA OPORTUNIDAD DEL PRI


Nunca como ahora, el PRI ha tenido la oportunidad de reivindicar su imagen y no lo hace. El partido gobernante PAN, está metido en una terrible crisis económica, política y social, en gran parte provocada por las torpezas del propio gobierno.


Sin que el PRI puede presumir de nada de lo hecho en los últimos tres sexenios en que gobernó, sí puede hacer comparaciones de lo hecho por Vicente Fox y lo que está haciendo el gobierno de Calderón. Nunca antes, ni los gobiernos más ineptos del PRI, lo fueron tanto como los dos gobiernos panistas. Están aprendiendo política y a actuar en el servicio público, a costa de provocar una descomposición generalizada del país.


Los panistas han seguido con las instituciones creadas durante los gobiernos revolucionarios y nacionalistas del priísmo, que dieron al país décadas de tranquilidad y movilidad social, de prosperidad, de prestigio internacional, cosas que ya no tenemos.


Siguen las instituciones, pero funcionan mal. Hay que ver lo que fue la política internacional de México y lo que es ahora, lo que fueron las instituciones de apoyo al campo, lo que ha sido la seguridad social, el sistema educativo.


El deterioro empezó con la tecnocracia priísta y se ha agudizado con el panismo.


El país padece desempleo, inseguridad, educación de mala calidad, pésimos servicios de salud, crecimiento de la pobreza, empobrecimiento de las clases medias……¿dónde está la eficiencia y la honestidad de la que los panistas y  sus aliados los empresarios (el gobierno de Fox fue de empresarios y para empresarios) hicieron gala durante cincuenta años que fueron oposición?


El PRI pues tiene tela de donde cortar, sin caer en el insulto o en la agresión, por lo que su actuar deja mucho qué desear y da mucho qué pensar. ¿Les pesa todavía la sombra de Salinas y Zedillo? Eso es lo que parece.


EL PRD NO TENDRA DIPUTADO POR PUEBLA


El Partido de la Revolución Democrática , no tendrá representante de Puebla ante el Congreso federal. Ningún poblano figura en la lista de plurinominales por la cuarta circunscripción.


Desde hace algunos años, el PRD de Puebla tenía un representante en San Lázaro, Rosa Márquez, Adolfo González Zamora, Rosa Avilés y Neftalí Garzón. Todos fueron diputados por el sistema plurinominal, pues las divisiones y confrontaciones entre las tribus del partido del sol azteca, nunca le han permitido ganar ni una sola curul de mayoría, ni local ni federal.


En esta ocasión, al no haber sido incluido en la lista pluri ni un solo militante del PRD de la entidad, se quedará sin representación.


Quien ponía a los candidatos plurinominales en lugares preferentes, de modo que pudieran llegar, era Jorge Méndez Spínola, representante en Puebla de Bejarano. Pero la división de la izquierda lo alcanzó y aunque tomó parte en la designación de algunos candidatos perredistas de mayoría relativa y colocó a muchos candidatos del PT y de Convergencia, ya no tuvo fuerza para imponer al bueno, al plurinominal, el único con posibilidad de ocupar una curul.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas