Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Lo de Hueytlalpan, no debe repetirse

 

El asunto surgido en Hueytlalpan, el de los niños que fueron tomados como show, desnudándose en público con la intervención de un animador de la empresa "ganadera", así le dicen, que es la contratada por varios ayuntamientos de la sierra norte, para  los festejos que se organizan en las ferias de esos pueblos, puede complicarse porque hay gente interesada en politizar el problema.


La empresa "ganadera", lleva todo un programa que incluye toros, montadores, cantantes, animador y se encarga de levantar las instalaciones para llevar a cabo su espectáculo. La contratación o arreglo, lo hace la empresa, cuyos propietarios son del municipio de Xochitlán de Vicente Suárez, con las autoridades municipales, pero éstas por lo general, están ignorantes del programa que presentan.


Es costumbre, que en los intermedios que hay en los jaripeos, entre un toro y otro, realicenn juegos entre los niños presentes, que derivan en simpáticas competencias que divierten mucho al público.


En el caso del municipio antes mencionado, se les fue la mano y han provocado un problema que está a punto de volverse un polvorín político, pues están aprovechando el abuso cometido por el animador algunos personajes de diversos partidos, para llevar agua a su molino, aprovechando la cercanía de las elecciones federales del 2009.


Nos comentan vecinos de varios pueblos de la sierra y del propio Hueytlalpan, sin que dejen de reprobar e incluso exigir castigo para los responsables, que la diputada Irma Ramos, es originaria de ese lugar y que hay un problema personal entre ella y el presidente municipal, que puede estar insidiendo en este escándalo.


Casos como el de los niños desnudistas, no deben volver a repetirse y para ello las autoridades estatales, deben establecer ciertas normas a las que deberán sujetarse los presidentes municipales, pero lo que no se vale, es que un problema eminentemente personal de los políticos, se convierta en un problema público que derive en la ingobernabilidad de un pequeño municipio y que propicie una confrontación a nivel estatal, que sea aprovechada por partidos políticos antagónicos para descalificar a autoridades, en este caso las estatales, que son completamente ajenas a todo esto.


Se habla de que diputados de oposición solicitarán la destitución del presidente municipal de Hueytlalpan, lo que si se aceptara no solo sería injusto, sino que agravaría el problema, debido a que en dicho lugar durante varios años, el gobierno municipal ha sido ejercido por un grupo caciquil, que no se resigna a estar fuera del mando. Ese grupo está listo para volverse a hacer del poder y continuar ejerciendo su cacicazgo. El asunto pues, debe resolverse con la ley en la mano y al márgen de maniobras políticas de gente interesada en causar otro problema mediático sin analizar las circunstancias que se han dado en este caso.


JOSE JUAN ESPINOZA, BUSCA REELEGIRSE EN CONVERGENCIA


El niño naranja, José Juan Espinoza, quiere reelegirse al frente del Partido Convergencia, de Dante Delgado. Nadie sabe cuáles son los méritos del susodicho "niño" para buscar la reelección, pues no es un partido que haya crecido en la entidad o que se haya distinguido por alguna propuesta en estos tiempos de crisis.


Está ya cerca el proceso electoral del 2009 y en ese proceso deberá verse el trabajo que asegura tener don José Juan.


Los partidos políticos cuestan muy caro, economicamente hablando, al erario público. Consumen una millonada anualmente y por lo tanto, están obligados a dar resultados. Si no los dan, deberían desaparecer.


Hasta donde sabemos, Convergencia en Puebla, sigue siendo el mismo pequeño partido que carece de estructura y de organización en la inmensa mayoría de los municipios y solo cuenta en su haber, las conferencias de prensa y las declaraciones que sus dirigentes realizan cada semana.


La chiquillería, como le llamó "el Jefe Diego" a los partidos pequeños, mejor dicho los dirigentes de esos partidos, ya encontraron su modus vivendi. El comité nacional de cada uno, envía mensualmente una cantidad "x" para cubrir sus gastos de operación y ese dinero se lo reparten los burócratas de cada partido, sin que ese pago los obligue a realizar un trabajo serio y responsable con la sociedad a la que dicen servir.


Por todo lo anterior, hay muchos que afirman, que la reelección de don José Juan, sería injusta, pero los partidos políticos no son precisamente ejemplos de justicia y de congruencia.


EL PARTIDO DEL TRABAJO, BUSCA CANDIDATOS


Como consecuencia de lo que hemos comentado de Convergencia, de la falta de trabajo de las dirigencias para hacer crecer a los pequeños partidos que se sostienen con el erario público, el Partido del Trabajo, anda a la caza de personas que quieran ser sus candidatos a diputados federales en los 16 distritos electorales de la entidad.


Este partido solo tiene algo de presencia, en el distrito de Teziutlán, por los restos que quedan de un partido de izquierda, como lo fue el PPS.


Buscan a gente que haya militado en otras organizaciones partidarias, de preferencia en el PRI o en el PRD. Y es que aun cuando los candidatos del PT no tienen ninguna posibilidad de triunfo, quieren a gente con experiencia y más o menos conocida, que les garantice el porcentaje de votos que les permita mantener su registro.


BUEN TRABAJO HA venido realizando como subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el licenciado Lázaro Jiménez Aquino, a quien algunos le ven posibilidades de avanzar en el campo político. Desde luego que no será en las próximas elecciones, pues el proceso ya está en marcha y él no aparece en ninguna lista, pero hay que tenerlo presente para el futuro.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas