Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

10/12/2009

Sin novedad en el frente


A las 18 horas con 12 minutos de ayer, en uno de los amplios salones del Centro de Convenciones, se llevó a cambo la reunión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI, que estuvo presidido por el dirigente estatal Alejandro Armenta Mier, quien condujo los trabajos.


No hubo nada anormal, nada que no estuviera previsto dentro del ritualismo priísta.


Jesús Morales Flores, uno de los aspirantes más connotados a la candidatura para gobernador, llegó diez minutos antes de las 18 horas y fue recibido, al bajar de su camioneta, por un grupo de personas que lo recibieron con entusiasmo. Estuvo también a buena hora, el ex gobernador Guillermo Jiménez Morales.


Los delegados pasaron por dos filtros, antes de ingresar al salón donde se efectuó la reunión.


Como anticipamos en esta columna, se aprobó para la selección de candidatos a gobernador, diputados y presidentes municipales, el sistema de Asamblea de Delegados, uno de los dos sistemas establecidos en los estatutos del partido tricolor. Para los ayuntamientos pequeños de comunidades indígenas, puede aplicarse también el sistema de usos y costumbres.


El año que está por iniciarse, 2010, se llevarán a cabo elecciones en trece estados de la república. En todos, menos en Yucatán, se elegirá gobernador, diputados locales y ayuntamientos. En Yucatán solo diputados y ayuntamientos.


En todos los estados donde habrá elecciones, el PRI aplicará el sistema de Asamblea de Delegados. Ya hemos dicho porqué. Los priístas no quieren poner en riesgo la unidad de su partido, después de experiencias anteriores, en las que la militancia se dividió, se confrontó, hubo desprendimientos y en muchos pueblos aun no se resuelven problemas surgidos en elecciones anteriores.


Además, el ciudadano común está fastidiado de tantas elecciones al hilo y luego se confunde la consulta a la base con la elección constitucional.


Ningún partido, ni el superdemocrático PAN, según su presidente nacional, ni el de la “revolución democrática”, aplican el sistema de elección interna, por costoso y riesgoso.

 

Aquí funcionó con Piña Olaya

 

Un antiguo militante priísta nos dijo que la primera vez en que el sistema de consulta a la base fue realizado en todo el estado, fue un éxito y efectivamente resultó muy exitoso, pero fue la única vez que no hubo confrontaciones y todo resultó muy bien, tan bien para el PRI, que solo perdió dos municipios y al saberlo, el propio gobernador, Mariano Piña Olaya, dijo sorprendido, que eso no podía ser y ordenó que se entregaran en total 25 municipios a la oposición….y así se hizo.


¿Qué fue lo que pasó?


Que esa elección interna en los municipios, alentó a mucha gente a participar, con méritos y sin ellos, con capacidad y sin ella, para ser candidatos y si bien una segunda elección fue tranquila, la tercera resultó un “merequetengue”.


Se formaron grupos, esos grupos se enfrentaron entre sí, se insultaron, se ofendieron, surgieron odios y rencores y el Revolucionario Institucional, acabó perdiendo importantes municipios, derivado de las divisiones que surgieron a consecuencia de esa famosa consulta a las bases.


Previsor como es, o mejor dicho, “colmilludo”, el PRI empezó a aplicar el otro sistema de selección de candidatos, el de Asamblea de Delegados, con mucho mejores resultados.


Pero éste tiene un riesgo, el que las cúpulas pretendan imponer candidatos contra la opinión de las bases, olvidándose de lo que sabiamente decía don Adolfo Ruiz Cortines: “Los gobernadores, los senadores y los diputados federales, son para el Presidente; los diputados locales, son para los gobernadores; los presidentes municipales, son para el pueblo”.


Si se procede correctamente, con “civilidad política” y en la selección de los candidatos a presidentes municipales se deja que los pueblos decidan, esos candidatos darán un buen jalón al que haya sido escogido para abanderar la lucha por la gubernatura y a quienes sean candidatos a las diputaciones por cada uno de los 26 distritos.


Si intervienen los “nuevos influyentes”, si se deja la decisión en los municipios a quienes creen que lo pueden todo, lo que sí podrían es provocar graves problemas a su partido.


Por fortuna para el PRI, al frente del comité estatal y en la delegación nacional y en la comisión de procesos internos, hay personas muy experimentadas, con largos años de militancia y de experiencia, que saben como hacer las cosas, que saben medir los riesgos y que seguramente tratarán de evitar errores.

 

NOTAS BREVES: A punto de cerrar esta columna se nos informa que en la reunión del Consejo Político Estatal del PRI, todo pasó como tenía que pasar, sin ningún contratiempo, que fue breve, solo la secretaria general del comité municipal Enoé González Cabrera, hizo uso de la palabra para proponer el sistema de Asamblea de Delegados, que fue aprobado por los más de 600 consejeros asistentes y en menos de una hora se dio por terminada la reunión, en la que estuvo doña Mercedes del Carmen Guillén, la delegada del comité nacional, (a quien enviamos un abrazo muy cariñoso por el reciente fallecimiento de su señora madre) estuvieron diputados federales y locales, ex dirigentes priístas y bueno, todos los que deberían estar……Hoy a las 13.30 horas, en el salón de Protocolos del Ayuntamiento de Puebla se presentará el libro “Iconos Mexicanos” de la escritora Guadalupe Loaeza. Esta presentación será en el marco de la celebración del XIII aniversario de la Asociación de Periodistas y Escritoras de Puebla, de la que forman parte compañeras muy entusiastas que han venido llevando a cabo diversos actos para celebrar su aniversario……Agustín Carstens, se va al Banco de México y Ernesto Cordero, el que era secretario de Desarrollo Social, se va a la Secretaría de Hacienda……Que el Señor nos agarre confesados.



 
 

 

 
Todos los Columnistas