Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


¿Quién manda en Texmelucan?


Como usted seguramente sabe, San Martín Texmelucan es uno de los municipios poblanos más importantes de la entidad, no solo por el número de habitantes, solo superado por los municipios de Puebla capital y Tehuacán, sino por el movimiento económico que registra. Los martes tiene un mercado de ropa, al que concurren entre 15 mil y 20 mil comerciantes que venden al mayoreo y medio mayoreo.


Este municipio es uno de los que han sido gobernados en forma alternativa, por el PRI y por el PAN y sus ayuntamientos han sido como todo, buenos y malos.


Actualmente tiene un ayuntamiento que fue postulado por el Partido Nueva Alianza (el de «La Maestra» doña Elba Esther Gordillo, dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación) y lo preside un rico industrial, el ingeniero Noé Peñaloza, con muy buenas intenciones, pero con pésima organización.


Las anteriores autoridades municipales, eran del PAN y realizaron un pésimo trabajo. De ahí que las esperanzas de los ciudadanos de Texmelucan, se hayan volcado a favor de don Noé, postulado por el PANAL.


Seguramente que no se equivocaron, pues quienes conocen al señor ingeniero Peñaloza, afirman que es un hombre de buena voluntad, con sinceros deseos de ayudar al pueblo donde ha trabajado con éxito, habiendo creado una industria que da ocupación a un buen número de personas.


El problema es que para ocupar la secretaría de seguridad municipal, llevó a un amigo suyo de Chignahuapan, de nombre Teodomiro Ortega, que pretende ser no el poder tras el trono, sino en el trono mismo, provocando además de confusión entre los empleados, descontento, desconfianza y enojo entre los ciudadanos.


SE METE EN TODO Y TODO LO DESCOMPONE


Si el señor Teodomiro Ortega se concretara a atender los asuntos que incumben a la secretaría de la que es titular, la de seguridad, no habría mucho problema, pues seguramente que la seguridad andaría de cabeza, como ahora, pero sería nada más eso.


Pero resulta que a don Teodomiro, según nos comentan personas de esa ciudad, le ha dado por ser el mismísimo presidente municipal, con derecho a meterse en todo lo que no le importa y con tan mala suerte, que todo lo descompone.


Se ha atrevido hasta a dar de baja a empleados y funcionarios cuya designación o destitución, depende solo del presidente municipal y de nadie más.


Entre los ciudadanos de Texmelucan, se dice que a su municipio lo gobiernan dos: un vicepresidente y un presidente y al vicepresidente lo ponen en primer lugar, pues don Teodomiro, hace y deshace y le vale....lo que diga el presidente.


La actuación de don Teodo...ya está ocasionando serios problemas al interior del propio ayuntamiento: no lo aguantan.


Lo malo es que don Noé Peñaloza, no se atreve a poner un hasta aquí al mencionado vicepresidente.


Tal parece que don Teodomiro fue introducido al interior del ayuntamiento panalista, con el fin de boicotear el trabajo del presidente y de todos sus regidores, para que ese partido acabe ahí, con un gran desprestigio, como terminó el anterior ayuntamiento panista.


Pero el problema es que las acciones de don Teodomiro, según la información que tenemos, ya están llegando al límite y eso ya afecta a los ciudadanos.


Una mala administración municipal, ocasiona descontento entre la población y sobre todo, atraso. Ningún funcionario o empleado público puede trabajar a gusto y productivamente, si un todo poderoso sujeto o un pequeño grupo, lo está acosando a todas horas, lo está vigilando y lo está intrigando.


Urge que alguien asesore al presidente municipal de Texmelucan, para que éste pueda trabajar con el mismo empeño y entusiasmo que demostró en la campaña, sin los estorbos que son comunes en política, pero que a veces resultan intolerables.


LA BIBLIOTECA DE LA UAP, SERA DE LAS MEJORES


Esta semana que termina, el gobernador Mario Marín y el rector de la UAP Enrique Agüera, pusieron la primera piedra de lo que será la biblioteca de la Universidad Autónoma de Puebla.


En esta columna le hemos comentado, que en los rectorados de José Dóger Corte, de Enrique Dóger Guerrero y en el actual, de Enrique Agüera, la UAP ha logrado posicionarse en el país, como una de las mejores universidades públicas, después de años de haber estado en el sótano, cuando se confundía a instituciones de enseñanza superior, con partidos políticos.


La era de esas confusiones, terminó con la llegada de José Dóger y se consolidó con Enrique Dóger, que no concluyó el segundo periodo de su rectorado porque aceptó la invitación para postularse como candidato a la presidencia municipal, pero el trabajo por la excelencia académica, fue seguido por el actual rector Agüera.


Sin embargo, a la UAP le faltaba algo verdaderamente importante, para consolidar su posición como una de las grandes universidades mexicanas: una buena biblioteca.


La UNAM, la Universidad Autónoma de Guadalajara y la de Monterrey, son las universidades públicas con los mejores servicios de biblioteca.


A ellas se incorporará la UAP, pues la construcción que se ha iniciado, dentro del campus univesistario y que tendrá un costo de 200 millones de pesos, será una de las bibliotecas universitarias más importantes del país, con servicio abierto a la población, no solo a maestros y estudiantes, las 24 horas del día. Enhorabuena.


ÚLTIMA HORA. Se terminó el cómputo de la elección de dirigente estatal del PRD en Puebla, habiendo obtenido la mayoría la planilla de Nueva Izquierda, encabezada por Migue Ángel de la Rosa, llegando a la Secretaría General Rubén Hernández. Hoy se esperan reacciones de los otros grupos perredistas. El triunfo de la planilla ganadora fue por más de 7 mil votos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas