Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

11/05/2009

Las campañas políticas más difíciles


Ya están en marcha, las que serán las campañas políticas más difíciles, desde que la revolución se institucionalizó.


Las dificultades no estarán en la lucha de partidos y de candidatos, si no en las difíciles condiciones políticas, económicas y sociales en que han dejado al país, los tecnócratas y los panistas. La inmensa mayoría de los ciudadanos de este país, ahora de 105 millones de habitantes, está decepcionada de su clase política mediocre, que se niega a salir de la mediocridad y que ha llegado al colmo de ser manejada como un muñeco de trapo por un extranjero, que ahora exhibe en toda su miseria, en un libro que se está vendiendo como pan caliente, a esa clase, que llega a creerse superior y hasta salvadora de la humanidad.


Le comentamos la semana pasada, que en la lucha por las diputaciones uninominales, los candidatos del PRI llevan ventaja, pues tienen varios meses de venir realizando trabajo interno entre sus correligionarios, mientras en otros partidos no han cesado las discusiones bizantinas para determinar quien va y quien no va como abanderado.


Los panistas tendrán que enfrentarse a su terrible realidad, derivada de la ineficiencia de los dos gobiernos federales surgidos de su partido, el de Fox y el actual de Calderón.


Hemos visto un volante de un aspirante del blanquiazul, en el que hace propuestas, que su partido ya ha hecho en el pasado reciente y en las que ha fracasado rotundamente: “Más recursos para generar empleos”. ¿No el señor licenciado Felipe Calderón Hinojosa es el Presidente del Empleo?; “Más recursos para tu seguridad”. ¿No existe mayor inseguridad en el país, desde que el gobierno federal panista inició “su guerra” contra el narcotráfico?; “Proteger tu salud con una mayor cobertura del seguro popular”. Los panistas, siempre fuera de la realidad, creen que el seguro popular existe y que está funcionando a las mil maravillas y es sumamente difícil hacerles ver, que el tal seguro popular, es un invento de Vicente Fox, como muchos otros de esos seis años perdidos.

 

LAS VENTAJAS DE LOS PRIISTAS

 

Los candidatos del Partido Revolucionario Institucional, no solo llevan ventaja en el tiempo de hacer trabajo de organización, creando infraestructura y capacitando a sus compañeros de partido para la realización de esta campaña, sino que pueden hacer una comparación entre el antes y el después y a pesar de los graves errores que han cometido, salen ganando.


No deben negar que fueron ellos los que llevaron a los tecnócratas al poder (Miguel de la Madrid , Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo) quienes en realidad eran enemigos de la Revolución Mexicana , enemigos del propio PRI al que trataron de desaparecer para transformarlo en un partido que sirviera a sus intereses (se llamaría Solidaridad) y que renunciaría a sus tradicionales documentos básicos (declaración de principios, programa de acción y estatutos) para adaptarlos a “los nuevos tiempos” de entrega al capitalismo salvaje y consecuentemente a los Estados Unidos.


Fueron estos sujetos los que desmantelaron la estructura del país que con tanto esfuerzo y sacrificio habían construido el pueblo de México y los gobiernos revolucionarios desde Lázaro Cárdenas, hasta que ellos se hicieron del poder. Ahora tenemos una banca extranjera, ferrocarriles en manos de extranjeros, puertos y aeropuertos en manos de empresas extranjeras; cadenas de tiendas de autoservicio transnacionales, que han acabado o que están por acabar con el pequeño comercio; cadenas de farmacias que han terminado con los pequeños farmacéuticos de muchos años, en fin. Lo único que no pudieron vender fue la Comisión Federal de Electricidad y Pemex, por el conflicto político que se les presentaría.


Los gobiernos panistas que siguieron a esta triada de malandrines, el de Fox y el de Calderón, han continuado por el camino trazado por la tecnocracia. Ya desde Salinas, el llamado “Jefe Diego”, panista demagogo al que Salinas cedió sin costo cinco hectáreas (50 mil metros cuadrados) del desarrollo turístico más caro de Acapulco, había declarado, que Carlos Salinas, el más grande traidor del PRI, le había robado al PAN su proyecto económico.


Un proyecto cuyas consecuencias está padeciendo el pueblo de México: concentración de la riqueza en pocas manos: aumento de la pobreza, aumento de la delincuencia, aumento de la desnutrición, deterioro de nuestro sistema de salud, sensible baja en nuestro sistema educativo, aumento de la corrupción. Todas las plagas de Egipto al mismo tiempo.


EL DESPLOME DE LA AGRICULTURA


Ya desde los tiempos de la tecnocracia priísta, se había abandonado a la agricultura y a la ganadería a su suerte y ahora tenemos que importar la mayor parte de nuestros alimentos, que hasta los tiempos de López Portillo, producíamos.


Esto nos hace dependientes alimentarios, es decir, que si no tuviéramos reservas monetarias suficientes que garantizaran el pago de las importaciones, estaríamos como Haití, sujetos a la caridad internacional.


La ciudadanía votó por Vicente Fox, el candidato del PAN a la Presidencia , en el año 2000, porque ofreció un cambio de política económica y ese ofrecimiento no fue cumplido, sino por el contrario, se agudizó nuestra dependencia de los Estados Unidos hasta un grado inadmisible para la dignidad nacional.


Si no ha habido estallidos sociales graves, se debe a la fortaleza de las instituciones creadas por los gobiernos surgidos de la Revolución , pero esas instituciones están siendo desmanteladas constantemente, lo que ha diminuido su capacidad de resistencia. Nadie tiene miedo, nadie ve lo que va a pasar.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas