Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


La caída de las torres y la mixteca poblana

 

Hoy se cumplen siete años de que fueron derribadas las torres gemelas de Nueva York, acto terrorista que se atribuye a Osama Bin Ladem, un líder islámico perteneciente a una poderosa familia del Medio Oriente con la que tenía tratos comerciales la familia del presidente estadounidense J. W. Bush.

 

Hoy también se cumplen siete años de que una región del estado de Puebla, la región sur conocida como La Mixteca Poblana , inició, por ese hecho, un cambio que con la crisis actual que afecta al mundo, pero en especial a los Estados Unidos, parece que será irreversible, si no se toman las medidas necesarias para frenarlo.

 

La crisis económica que vive el mundo está cambiando muchas cosas, pero los cambios en la mixteca se iniciaron precisamente con caída de las torres gemelas de Nueva York.

 

Miles de habitantes de los pueblos mixtecos del sur de Puebla, viven y trabajan en la Urbe de Hierro. El acto terrorista que estremeció al mundo tuvo efectos inmediatos en la vida de cientos de miles de familias que dependen de lo que les envían sus parientes que están del otro lado del río Bravo.

 

Las veintidós casas de cambio que había en Izúcar y las sucursales de los bancos, recibían diariamente de toda la región, un promedio de 500 mil dólares diarios. Ese río de dinero empezó a escasear. Una semana después de la tragedia en la que perdieron la vida miles de personas, pocos mexicanos por fortuna y muy pocos, dos o tres poblanos, el cambio de dólares se ubicó en solo 50 mil diarios.

 

Pero ese fue el principio del fin de una época que fue de bonanza, indudablemente.

 

Después del derribo de las torres, ya nada ha sido igual.

 

BAJA EN LA ACTIVIDAD ECONOMICA DE LA REGION

 

La caída de las torres gemelas, marcó el final de una época: el gobierno estadounidense empezó a tomar medidas drásticas para evitar la llegada cada vez más numerosa de indocumentados mexicanos, entre ellos miles de poblanos.

 

Era el primer sexenio panista presidido por Vicente Fox, en el que se agudizó el abandono al campo que se había iniciado con los gobiernos tecnocráticos priístas.

 

La pobreza en el medio rural se hizo más fuerte, sobre todo en regiones como la mixteca, que son impropias para la agricultura y la ganadería por las pocas lluvias y por la poca fertilidad de sus tierras.

 

Miles y miles de jóvenes, solo veían la posibilidad de emigrar hacia los Estados Unidos, para resolver su grave problema de subsistencia.

 

Muchos de ellos murieron en el intento, pero la desesperación por encontrar un futuro promisorio, los hacía insistir en cruzar la frontera norte.

 

Los gringos tomaron medidas extremas y construyeron una enorme barda para impedir el paso de los mexicanos a territorio estadounidense.

 

Quienes ya estaban allá, empezaron a mandar menos dinero y en forma más espaciada, lo que tenía una inmediata repercusión acá, pues el comercio regional empezó a resentir el problema.

 

Además, se implementaron otras medidas como “las redadas” de mexicanos indocumentados para regresarlos a nuestro país.

 

La crisis económica iniciada en el país vecino en el ramo de los bienes raíces, tuvo repercusiones en todos los campos de la economía y el trabajo para los mexicanos indocumentados empezó a escasear.

 

La barda, las redadas y la escasez de trabajo, siguen golpeando a la región mixteca de Puebla. Hay más poblanos en Los Angeles, Houston, Chicago y Nueva York, mandan menos dinero que antes y las consecuencias afectan al comercio de la región.

 

La Facultad de Economía de la UAP , ha publicado un cuadro que muestra los ingresos que por remesas familiares han estado recibiendo los poblanos de acá, de los poblanos de allá y la cantidad ha ido creciendo del 2003 al 2008. Sin embargo en los primeros semestres del 2006, 2007 y 2008, ese aumento ha sido mínimo: en el primer semestre del 2006 fue de 659 millones; en el mismo lapso del 2007 fue de 721 millones y medio y en el primer semestre de este año fue de 748 millones.

 

El aumento, repetimos, ha sido mínimo, tomando en cuenta la gran cantidad de jóvenes, hombres y mujeres, que han emigrado durante los dos gobiernos panistas en que la situación económica del país ha empeorado.

 

El modelo económico impuesto por el Fondo Monetario Internacional y por el Banco Mundial a través de la tecnocracia priísta y seguido al pie de la letra por los gobiernos panistas, ha llevado a una concentración de la riqueza del país en pocas manos, ha aumentado la pobreza, ha empobrecido a las clases medias y todo eso ha propiciado el fenómeno de la emigración hacia Estados Unidos, que ahora se ve acosado por las medidas antiimigrantes adoptadas por los gringos a raíz del derribo de las torres gemelas. Hoy hace siete años de eso.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas