Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

11/12/2009

Todo volvió a la calma


Después de la reunión extraordinaria del Consejo Político del PRI, en la que se acordó designar candidatos a gobernador, diputados y presidentes municipales, por el sistema de Asamblea de Delegados, todo ha vuelto a la calma.


El Partido Revolucionario Institucional, tan criticado por los partidos de oposición, PAN y PRD, que ya en el poder no han hecho otra cosa que mal imitar al PRI, vuelve a ser el que antes fue, con algunas complicaciones derivadas de su pretendida democratización interna, que ya está visto, no se le da.


Y no se le da, porque eso no es cosa de voluntad política, sino de cultura política y si hay algo que desde la llegada de la tecnocracia abandonó el PRI, fue la capacitación política de sus bases y de sus cuadros dirigentes.


No es posible cambiar a un partido político de la noche a la mañana y menos si ese partido ya no realiza los cursos y seminarios que con anterioridad a la época tecnocrática de Miguel de la Madrid , Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, se impartían en diferentes niveles (bases y cuadros directivos) Los cambios culturales no son fáciles y no son rápidos y deben tener como base a la educación, sin ésta, un cambio drástico puede resultar contraproducente.


Lo estamos viendo, el PRI quiso practicar la democracia interna, a raíz de que perdió el poder federal y armó una revolución a su interior, cuyas consecuencias fueron la división, la confrontación interna, la salida de sus filas de importantes cuadros.


Y es que la tecnocracia desmanteló a la clase política tradicional, que era la que sabía manejar el aparato con eficiencia, provocando la llegada de gente ambiciosa, inexperta, oportunista y sin sentido social, que al igual que en los otros partidos, ha provocado el desprestigio de la política y de los políticos.


Hay que ser realistas. Si se quiere hacer del PRI un partido democrático en su vida interna, para que pueda ser democrático en el ejercicio del poder, hay que pugnar por la capacitación de su gente. Si no hay educación de las bases y de los cuadros dirigentes, para el ejercicio de la democracia, ésta nunca llegará.

 

Todo lo demás será trámite

 

Decidida la forma en la que se designará a los candidatos, ya todo lo demás será trámite. A finales de este mes se dará a conocer el resultado de la última encuesta realizada para “medir” la intención de voto de los aspirantes y en base a ese resultado, será como tome la decisión la Asamblea de Delegados, en la fecha en que la convocatoria establezca.


La convocatoria se publicará en la segunda quincena de enero.


Todos los priístas dan por hecho que el resultado de la encuesta colocará en primer lugar al actual secretario de Desarrollo Social del Estado, Javier López Zavala; en segundo lugar al ex rector y ex presidente municipal, Enrique Doger Guerrero y en tercero a Jesús Morales Flores, líder campesino y ex alto funcionario en varios gobiernos estatales. Los demás ocuparán los tres últimos lugares.


Y así como fue la reunión extraordinaria del Consejo Político Estatal, así será la Asamblea de Delegados, solo que con diez veces más asistentes, pues se afirma que tendrá más de 6 mil.


Pero será igualmente ordenada y la votación a favor del aspirante mejor posicionado (López Zavala) será apabullante.


Luego seguirán las asambleas distritales y luego las municipales y todo continuará caminando como sobre ruedas.


Es el PRI, que ha sido así desde su fundación y que puede ir teniendo variantes, en la medida en que sus bases se eduquen para la democracia. Manuel Gómez Morín, uno de los más destacados intelectuales mexicanos del siglo XX, que fue rector de la UNAM , fundador del Banco de México y del Partido Acción Nacional, dijo que los partidos deben ser “escuelas de democracia”. ¿Cómo queremos tener un país democrático, si ninguno de sus partidos es escuela para la democracia?

 

NOTAS BREVES: El dirigente estatal del Partido Convergencia, conocido como El Niño Naranja (José Juan Espinosa) no quita el dedo del renglón y espera reelegirse al frente de su partido. Pretende el control del proceso electoral del 2010 y a las expresiones internas que se oponen a su reelección, las desprecia. Como hemos venido diciendo, la antidemocracia existe en todas partes y no puede acabarse ni por decreto, ni con buena voluntad, sino con educación……Pepe Momoxpan, diputado del PT, anda en pre campaña para lograr la candidatura de su partido, el del Trabajo, para la gubernatura del Estado. Pero resulta que la dirigencia del Partido del Trabajo parece que ni lo ve, ni lo oye. Pepito Momoxpan, se convertirá pues, en candidato independiente……..Parece que no hay vuelta de hoja, en el PAN, el candidato a la presidencia municipal de Puebla, será el actual coordinador de la diputación local Eduardo Rivera. Se trata de un buen tipo, joven, preparado y con oficio dentro de su partido…..



 
 

 

 
Todos los Columnistas