Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

12/08/2009

La democracia mexicana


Comentamos en este espacio hace unos días, que los cambios culturales (la política es parte de la cultura de un pueblo) no pueden hacerse de la noche a la mañana, llevan su tiempo.


Pensar, como pensaron los gobernantes tecnócratas, que México pasaría como por arte de magia del tercero al primer mundo, con solo firmar un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá y con implantar el sistema económico neoliberal, fue una inocentada fenomenal, que ahora nos tiene sumidos en la peor crisis económica de nuestra historia.


Los cambios económicos, políticos y sociales, se van logrando con educación, organización y disciplina.


A raíz de que creímos que ya estábamos en la democracia occidental cristiana, la política en México se ha vuelto un desbarajuste total, con partidos que de lo que menos se preocupan es de capacitar a sus mejores cuadros para asumir funciones públicas, bien en la administración o en puestos de representación popular.


Subsidiar a los partidos políticos desde el poder, los ha llevado a una burocratización que les impide crecer, que les impide su desarrollo, pues los burócratas que los manejan, son los primeros en frenar su crecimiento, ya que eso pondría en peligro su posición dentro del partido.


Tener órganos electorales integrados por ilustres desconocidos, ha despertado la ambición de muchos que pretenden ser integrantes de cualquier institución electoral solo para  recibir los jugosos sueldos que ahí se pagan.


Desde que Vicente Fox, se auto postuló como candidato del PAN a la Presidencia , apoyado por un grupo denominado “Los amigos de Fox”, rompiendo las reglas escritas y no escritas de ese partido y rompiendo los llamado tiempos políticos, lo que le dio resultado en la elección del 2000, la clase política mexicana pareció enloquecer. Si ese provinciano, ignorante, sin oficio político, sin sensibilidad social, pero simpático y dicharachero pudo, ¿porqué yo no? Fue la pregunta obligada de todos los políticos.


El hombre es él y su circunstancia, decía Ortega y Gasset, filosofo español. Y las circunstancias favorecieron a un hombre que sin tener “el perfil”, como dirían los economistas clásicos, para dirigir una nación de más de cien millones de habitantes, llegó a la Presidencia …… y así nos fue.

 

Lo que pasa en Puebla

 

Por eso no es raro lo que está pasando en la vida política del país, incluyendo a Puebla. Todo está dentro de la “normalidad política” como señala el dirigente estatal del PRI Alejandro Armenta.


Hay priístas y panistas con inquietudes, quieren ser los elegidos de su partido para abanderarlo en la lucha electoral que se avecina y hacen todo lo posible para lograrlo.


Pero “ojo”, las circunstancias del momento actual, no son las que prevalecieron en el 2000 y que favorecieron a un ranchero enamorado y respondón. Son completamente distintas en lo político, en lo económico y en lo social.


El PRI ya experimentó con sus famosas elecciones o consultas internas y no solo no obtuvo buenos resultados, sino que se provocaron divisiones que después fueron muy difíciles de superar, es más, esas consultas o elecciones, que pretendieron ser democráticas, obligaron a muchos a salir de su partido para pasar a formar parte de otras expresiones políticas.


Y mientras eso pasaba en el PRI, “el dedazo” tan criticado por los panistas, se dio vuelo en el PAN, imponiendo candidatos desde el centro, solo que sin las formas empleadas por los priístas, llamadas de “civilidad política” y en el PRD la cosa empezó a funcionar como en el viejo PRI, al grado de que hasta la designación de dirigentes estatales venía del centro.


La cultura política de nuestro pueblo es esa y va a cambiar, con el tiempo, con educación, organización y disciplina, virtudes que no se adquieren de la noche a la mañana.


Ahora mismo, el ciudadano común y corriente ya está hasta la coronilla, de tanto rumor y chisme político y de que los aspirantes se ataquen unos a otros y nadie proponga algo para terminar con la violencia y la inseguridad que se han apoderado de nuestras ciudades y pueblos, para acabar con el desempleo, con la deficiencia de nuestros sistemas de salud y de educación, con el hambre que agobia a más de 19 millones de mexicanos, con el abandono del campo y con tantos problemas que sufre el país.


Eso hará a los ciudadanos más exigentes con los políticos y con los partidos que los apoyan; eso los hará más conscientes a la hora de votar, eso ira mejorando la calidad y la capacidad de los militantes de los partidos y mejorará el país.

 

Rinden informes presidentes de juntas auxiliares


Los presidentes auxiliares del municipio de Puebla, empezaron a rendir su primer informe de gobierno. El pasado domingo 9 del presente, correspondió al abogado Roberto García Aguilar, presidente auxiliar de San Baltazar Campeche, una de las juntas auxiliares del municipio de esta capital, más grandes y mejor desarrolladas.


Fue un acto muy concurrido, realizado en el salón social de la colonia Bugambilias, habiendo asistido la presidenta municipal, Blanca Alcalá, el secretario de Gobernación del Estado, Mario Montero Serrano; el secretario de Finanzas, Gerardo Pérez Salazar y el secretario de Gobernación municipal, Juan de Dios Bravo.


Según nos informa José Luis Lezama Martínez, asesor de relaciones públicas de García Aguilar, la asistencia de habitantes de la Junta Auxiliar , fue bastante numerosa, pues con trabajo las autoridades auxiliares se han ganado a la gente.


El partido Verde, tiene nueva directiva estatal, que sigue presidiendo el ahora diputado electo Juan Carlos Natale López, pero del que forman parte; Luis Maldonado Fosado, como secretario de Organización, Dulce María Alcántara, de Finanzas; Miguel Quiroz Ramírez, de Ecología y Medio Ambiente; Gabriela Prida Noriega, de Comunicación Social; Rossana Gómez Ramírez, de la juventud; Dagoberto Herrera Cervantes, coordinador empresarial y Rubén Díaz Avelino, coordinador de prensa. Rindieron protesta ayer

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas