Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


LOS GRAVES ERRORES DE "LA MAESTRA"

 

Decían los griegos que los dioses ciegan a quienes quieren perder y por lo que se ve, quieren perder a doña Elba Esther Gordillo, la vitalicia dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, pues la están haciendo cometer garrafales errores políticos que le son criticados hasta por sus "seguidores".


Regalar publicamente 12 camionetas Hummer, cuyo costo en el mercado es del orden del medio millón de pesos a líderes seccionales que se han distinguido por su obediencia y sumisión, no es la mejor manera de tranquilizar a las masas magisteriales que se han rebelado o de dar una lección de Calidad Educativa, que es el nombre de la Alianza que ha firmado con el gobierno calderonista y por lo que los maestros protestan.


Ese ha sido el sistema empleado por el viejo sindicalismo nacional, del que doña Elba Esther es la más fiel representante. Golpear a los opositores, amenazarlos con dureza y tener manga ancha para los fieles.


Le ha dado resultado desde hace 20 años en que fue impuesta como líder sindical del magisterio, en sustitución de Carlos Jongitud Barrios, el líder que tuvo problemas con el presidente Carlos Salinas de Gortari, que decidió sustituirlo por la mejor alumna del primer dirigente vitalicio del SNTE.


Jongitud, no pudo ser vitalicio, pero doña Elba Esther pensó que ella sí podía y hasta ahora, casi 20 años después, ha logrado sostenerse, pero los tiempos han cambiado y por lo visto ella no, sigue pensando y actuando como hace dos décadas, sin darse cuenta de que ya nada es igual y que la corrupción y el cinismo de que hace gala, la están hundiendo.


Los maestros, la gran mayoría de los mentores, no la quieren ya como dirigente, excepción claro, de quienes reciben regalos como las camionetas Hummer, pagadas con dinero proveniente de las cuotas sindicales que La Maestra, gasta como quiere sin tener que rendirle cuentas a nadie; el Presidente de la República la tolera, porque le debe facturas derivadas de su elección como Presidente; pero la dirigencia y las bases del partido del presidente, no la toleran, porque consideran que ya no tiene fuerza política real, y que además, representa en el orden político, lo que ellos siempre combatieron como partido de oposición al PRI.


Para los maestros que se han rebelado en 20 estados de la república, ha traicionado los postulados del sindicalismo magisterial y pretende, en complicidad con el gobierno panista, la privatización de la enseñanza; para el gobierno y su partido, el PAN, ya es un estorbo. Lo que podían aprovechar de ella, ya lo aprovecharon, pero ahora ya no les sirve.


DE LO QUE NO SE HAN DADO CUENTA LOS POLITICOS


Los políticos de todos los partidos no se han percatado de una cosa, de que la crisis económica que se ha iniciado y que en los primeros meses del 2009 se hará sentir con fuerza, cambiará de tal modo la percepción de la gente, que ellos mismos tendrán que inventar cosas nuevas, empezando por su discurso.


Esta crisis no es nueva. Viene avanzando desde los tiempos del neoliberalismo priísta, agravándose con el neoliberalismo foxista y reventando en el neoliberalismo calderonista. ¿Qué va a pasar?.


Nadie puede predecir el futuro, pero indudablemente que en los próximos meses la situación general del país va a empeorar, pues a la violencia desatada por el crimen organizado, a la crisis económica en que ha vivido México desde la imposición de una política económica que ha enriquecido a unos cuantos y ha empobrecido a las grandes mayorías y a un amplio sector de las clases medias, habrá de agregarse mayor empobrecimiento, aumento de la delincuencia común, el regreso de decenas de miles de connacionales que están en Estados Unidos, donde el empleo ya escasea y se ven obligados a retornar a sus lugares de origen; la baja en el ingreso por remesas de los trabajadores migrantes, la baja del ingreso por turismo; la baja de nuestras exportaciones, del ingreso por petróleo y de la inversión extranjera directa, que son los pilares de la economía nacional. A ver cómo nos va.


LA LUCHA DEL 64 EN PUEBLA


Un día como ayer, de hace 44 años, hubo una manifestación de productores de leche que se oponían a las medidas adoptadas por el gobierno del general Antonio Nava Castillo, gobernador del Estado, de obligarlos a vender su producto a la empresa pasteurizadora propiedad de empresarios poblanos de los que el propio general y gobernador, era el principal socio.
Los lecheros fueron reprimidos por la policía y al día siguiente, es decir un 14 de octubre, como hoy, hubo una manifestación de estudiantes a los que la policía se enfrentó al estilo de entonces, dispuestos a someterlos a como diera lugar. El resultado fue un revés para las fuerzas policiacas y la quema de un vehículo del Cuerpo de Bomberos, que por primera vez era empleado en Puebla, para disolver una manifestación con chorros de agua.


El vehículo quedó tirado frente al templo de la Compañía, en lo que se conoce como Plaza de la Democracia.

 

Ese fue el inicio del movimiento contra el gobierno de Nava Castillo, un señor que creía que podía actuar como lo hizo en su tiempo el general Maximino Avila Camacho y se encontró con que las cosas habían cambiado. Fue un movimiento iniciado por los lecheros, continuado por los estudiantes y al que se unieron en cuestión de días, todos los sectores sociales de la entidad. El 30 de este mes, se cumplirán 44 años de la caída de don Antonio. Fue sustituido por el ingeniero Aarón Merino Fernández.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas