Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

15/02/2010

Moreno Valle Rosas, candidato de PAN-PRD


La democracia limpia y transparente que el Partido Acción Nacional, ha venido abanderando en México desde 1939, se impuso ayer, al surgir como candidato de la alianza PAN-PRD (izquierda y derecha unidas, jamás serán vencidas) la candidatura del ex priísta Rafael Moreno Valle Rosas.


Hace unos días el Presidente don Felipe de Jesús Calderón e Hinojosa, hizo un llamado a los mexicanos a la unidad y los políticos poblanos atendieron con prontitud ese llamado y ahora presentan, para ejemplo del resto de los habitantes de la república, un frente político sin parangón en la historia moderna de este glorioso y heroico país: la unión fraterna de la izquierda y la derecha más recalcitrantes, para postular la candidatura para gobernador del estado, nada menos, pero nada más, que al senador de la república Moreno Valle Rosas, que hace muy poco tiempo fue, en un gobierno priísta, secretario de finanzas, secretario de desarrollo social, diputado federal, diputado local y presidente de la Gran Comisión del Congreso, al mismo tiempo que coordinador de la bancada priísta y ya en el PAN, senador de la república.


La unidad no solo es del PAN y del PRD, para apoyar a un destacado ex priísta, sino que en torno a él girarán los partidos Nueva Alianza, para lo que trabaja intensamente la senadora y maestra doña Leticia Jasso, que suple en el escaño senatorial a don Rafael y que hace unos días se declaró senadora independiente; y también estarán apoyando al candidato opositor, Convergencia y tal vez, el Partido del Trabajo.


La unidad de todos los mexicanos, solicitada por nuestro gran presidente, es casi un hecho. Solo falta que se les unan los malosos priístas. Pero ellos tienen otros planes y tendrán otro candidato. Lástima.

 

Doña Blanca Alcalá, rinde hoy su segundo informe

 

A las diez de la mañana, en un acto que tendrá lugar en el Centro de Convenciones y que contará con la asistencia del gobernador Mario Marín Torres, así como del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, León Dumit y del presidente de la Gran Comisión del Congreso, Humberto Aguilar, la Presidenta Municipal de “Puebla capital”, rendirá el segundo informe de su administración.


Blanca Alcalá Ruíz, es la primera mujer que gobierna al municipio de Puebla, en sus casi quinientos años de existencia. No es poca cosa. Y contra lo que opinaban los misóginos, enemigos de que se otorguen a las mujeres puestos de responsabilidad política, la señora Presidenta lo ha hecho muy bien. Como lo ha dicho el gobernador en varias ocasiones: “Blanquita ha sido toda una revelación”.


No solo ha sido el embellecimiento del centro histórico, que ha tenido una fuerte repercusión en la actividad política, no solo ha sido la introducción de energía limpia para la iluminación del parque Juárez, que convierte a Puebla en la primera ciudad en tener iluminación solar, sino toda una serie de actividades, que han propiciado el desarrollo y mejoramiento de la vida en juntas auxiliares, colonias populares, etc., el apoyo a mujeres sin trabajo mediante micro créditos para el desarrollo de actividades productivas y muchas cosas más, de las que hoy dará cuenta la primera alcaldesa de Puebla, a la ciudadanía.

 

Y hablando de mujeres

 

Precisamente ayer, el casi candidato del PRI a la gubernatura de la entidad, don Javier López Zavala, tuvo una reunión con mujeres de Puebla, a las que dio a conocer el programa que piensa desarrollar, si el voto popular le favorece, en beneficio del en otro tiempo llamado “sexo débil”.


La reunión tuvo lugar en el Centro Mexicano Libanés y hubo cientos de mujeres ahí reunidas.


López Zavala pronunció un discurso esperanzador: después de dar cuenta de la dramática situación que las mujeres en Puebla y en todo el mundo han venido confrontando, en el trabajo, en la educación, en la vida social y económica, habló de su proyecto de encabezar un gobierno incluyente, que de el lugar que le corresponde a la mujer, tanto dentro como fuera del gobierno.


No se trata de hacer favores a las mujeres, sino de que tengan igualdad de derechos con el hombre, que no se les discrimine por su sexo, que no se les haga menos en cualquier actividad productiva que emprendan, que no se les tenga como menores de edad que requieran siempre la protección del padre o del marido. Que vivan, que actúen con plena libertad y con el respeto de todos.


Habló de impulsar bancos, cajas de ahorro, destinados a brindar apoyo a las mujeres para financiar pequeños y medianos negocios o la adquisición de bienes para su hogar.


Es un proyecto de diez puntos, que merecieron el aplauso y los elogios de los cientos de mujeres reunidas ayer en torno a López Zavala, el casi seguro candidato del PRI a la gubernatura de la entidad.

 

¿Quién o quienes están en la campaña contra Chucho?

 

Las mantas y los carteles con leyendas contra don Jesús de Morales y Flores, acusándolo de haber “traicionado” a sus partidarios al declinar su pre candidatura a favor de López Zavala, son atribuidas por miembros del partido tricolor, a “fuego amigo”, es decir, a personas no del grupo de Chucho, sino del que fuera grupo cerrado que rodeaba al candidato y que ahora se sienten desplazados.


En todos los círculos políticos se hablaba de ese grupo que pretendía aislar al ya casi candidato priísta, provocando el temor de una ruptura al interior del partido tricolor, precisamente por la actitud excluyente que ese pequeño grupo había adoptado en contra de la mayor parte de los priístas.


Fue el mismo candidato, López Zavala y el dirigente estatal del PRI, Alejandro Armenta, quienes tuvieron que abrir las puertas a todos los priístas sin distingos, para evitar un naufragio antes de hacerse a la mar.


Jesús Morales Flores, no es un político improvisado y sin oficio, sino todo lo contrario. Tomó la decisión de declinar, después de hacer un análisis concienzudo de su situación en la lucha interna y después de haberse reunido con todos los promotores de su campaña en la entidad. Durante varias horas discutieron y al final, todos tomaron una decisión.

 

Morales Flores pues, guardó las formas que muchos políticos novatos, nunca respetan. Por eso la “guerra sucia” en su contra, se atribuye, no a quienes estuvieron con él, sino a quienes su presencia de político experimentado y capaz, al lado del virtual candidato priísta, los pone nerviosos. No les falta razón a quienes así piensan.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas