Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


La crisis no solo es económica, también política

 

Para un viejo político amigo nuestro, el país no solo se encuentra inmerso en una crisis económica, sino también política y eso hace más grave la situación: “una crisis económica con un buen manejo político es superable, pero si ese manejo político es totalmente deficiente, se corre peligro de un estallido social”.


Nos dice que las crisis económicas que se iniciaron en la época moderna con los gobiernos populistas de Luís Echeverría y López Portillo y que se agudizaron con los gobiernos tecnocráticos de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, hicieron que el PRI perdiera el poder federal, pero todos esos gobiernos mantuvieron hasta el último, el control político. Con los gobiernos panistas es diferente, tal vez por su total inexperiencia en el manejo del gobierno.


“Con los gobiernos priístas, sabías quién mandaba en este país. Ahora no sabes si manda el Ejército, como bien dice Enrique Galván Ochoa en un comentario suyo que acabo de leer en La Jornada, si el narcotráfico, si el duopolio televisivo formado por Televisa y TV-Azteca, si la Iglesia  Católica, si el Congreso……Si Santiago Creel, que como secretario de Gobernación dejó mucho que desear, como senador ha dado muestras de estar aprendiendo el oficio político. Decir que su destitución como coordinador de la bancada panista en el senado de la república, se debió a una exigencia de las televisoras al dirigente de su partido, es la mejor prueba de que los panistas no saben qué hacer al frente del gobierno. Porque acuérdate que hace unos días el ex dirigente del PAN Manuel Espino, dijo que el que mandaba era el líder de los senadores priístas Manlio Fabio Beltrones. Es decir, ellos mismos no saben como andan las cosas.


“Lo que sí está muy claro es que el gobierno de la república anda de cabeza: se le fue de las manos el problema del narcotráfico, tal vez por una mala planeación, por lo que haya sido, pero en ese grave asunto el gobierno ya perdió el control; Felipe Calderón quiso, durante su campaña, ser conocido como el “presidente del empleo” y nunca ha sido más difícil para los jóvenes, con baja y alta preparación, conseguir un empleo digno; el campo en esta época de escasez de alimentos, está abandonado; en los momentos en que el petróleo alcanza los precios más elevados de su historia, nuestro país tiene su producción al 50 por ciento; por la situación de violencia que vive México, baja el turismo, en fin, todos los indicadores económicos, están a la baja. Pero lo grave es que están al frente del gobierno, políticos sin experiencia. Para que quede más claro: la situación económica sería difícil de manejar para un gobierno formado con gente capaz y sobre todo experimentada, imagínate esa misma crisis manejada por personas sin oficio político, sin experiencia en el servicio público, sin idea de lo que pueden y deben hacer. Nomás ve lo que está pasando en el CISEN y de ahí te darás cuenta que todo anda de cabeza”.


GERMAN MARTINEZ Y ELBA ESTHER, ALIADOS


¿Quién lo hubiera dicho hace solo unos años? ¿el PAN aliándose con Elba Esther Gordillo para derrotar al PRI?. ¿No era doña Elba Esther para los católicos, decentes, incorruptibles panistas, el modelo más acabado de los líderes charros que manejaban a los sometidos sindicatos priístas? ¿No fue una de las metas del PAN, como partido de oposición, acabar con el estado corporativo?


Ahora no solo son aliados de una líder sindical muy cuestionada por la gente de su mismo gremio, una dirigente vitalicia del más grande sindicato de América Latina, el de los maestros, sino que están preparando ya la candidatura para la elección de gobernador, dentro de dos años, de un ex priísta que en su momento recibió duros ataques del panismo local, pero que ya en su partido, es el único que ha hecho crecer al blanquiazul con estructura y organización. Nos referimos claro, a Rafael Moreno Valle Rosas, que fue muy cuestionado por el PAN cuando era secretario de Finanzas del Estado, pero al que hicieron senador de la república y lo harán su candidato a gobernador. Y es que la pobreza de cuadros panistas con capacidad para organizar y entusiasmar a los ciudadanos, es infinita.


DRASTICAS MEDIDAS EN TEXMELUCAN


Mientras en el municipio de Izúcar de Matamoros, bastó que a los regidores y al síndico rebeldes les dijeran en la dirección general de gobierno, que si no se ponían de acuerdo, desaparecería el ayuntamiento para ser sustituido por un Concejo Municipal, para que todos “entraran en razón” (estando las cosas como están en el país, en cuestión de empleos, uno de 20 mil mensuales durante dos años y medio más, no es para entrar en discusiones) en San Martín Texmelucan también todo está volviendo a la normalidad, pues ya es un hecho la salida de don Teodomiro Ortega, que al parecer era el poder tras el trono y contra el que se lanzaron todos los regidores, menos el de adelante, es decir el presidente municipal.


Un joven teniente se ha hecho cargo de la secretaría de seguridad pública en Texmelucan y ha habido otros cambios importantes y parece que las cosas empiezan a marchar.

 

Los habitantes de San Martín no han tenido buena suerte. Su anterior ayuntamiento fue panista y resultó terriblemente malo, al grado de que los texmeluquenses decidieron experimentar con un nuevo partido, el PANAL, el Nueva Alianza, propiedad de la gloriosa dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, doña Elba Esther Gordillo, ahora aliada del partido Acción Nacional, para futuras batallas electorales. A los panistas les interesa mucho tener de su lado a los maestros, no para mejorar la educación, sino para que les operen las elecciones, con los fraudes patrióticos y en este caso divinos, que están requiriendo para quedarse en el poder federal por lo menos los 71 años que estuvo el PRI.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas