El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

 

El empobrecimiento de los mexicanos, fue advertido hace 12 años

Hace más de una década, el 26 de marzo de 1985, un boletín de la dirección de información y relaciones públicas de la Universidad Autónoma de Puebla, daba a conocer la opinión del economista Jaime Ornelas Delgado, catedrático e investigador de dicha institución, sobre las consecuencias que traería para México, la firma de la carta de intención entre México y el Fondo Monetario Internacional, algo que ocurriría al mes siguiente o sea en abril del 85.


"Se pierde la soberanía nacional, en tanto que el Estado se desprende de su capacidad de dirigir la economía del país, ya que somete su acción a ese organismo internacional", dijo entonces Ornelas Delgado.


"Los términos impresos en la carta de intención que deberá firmarse en fecha próxima, cierran el ciclo democrático e independiente de la revolución mexicana. Si existían sectores del Estado que habían resistido las presiones del imperialismo, ahora estos sectores se verán desplazados, sin capacidad para incluir en la política estatal".


Dijo que quedaba a decisión del FMI una política salarial que afectaría, sin duda, a los trabajadores mexicanos, aumentando el desempleo. Quienes conserven el empleo, disminuirán su poder adquisitivo, vaticinó.


Y sus vaticinios se cumplieron punto por punto.


Por eso, al encontrar el boletín de la UAP, perdido entre papeles viejos y leerlo, consideramos interesante conocer la opinión del autor de esas proféticas declaraciones, sobre la forma en que se podría superar el problema que ya ha causado la concentración de la riqueza en cien familias, mientras 60 millones de mexicanos viven en la pobreza, y el desempleo se ha vuelto endémico provocando la huída de decenas de miles de mexicanos al otro lado de la frontera norte, en busca de una vida mejor.


- Tus declaraciones, leídas doce años después, resultan proféticas, como ese libro del senador panista José Angel Conchello: "El TLC, un callejón sin salida". Y vemos que los males que anunciaste siguen adelante, es decir, que no se ve para cuando puedan terminar. ¿Es que no hay solución para esto?.


-Creo que la alternativa hubiera sido un programa moderado, como el que proponía Andrés Manuel López Obrador: los gobiernos tecnocráticos de derecha, decidieron crecer con base en el comercio exterior, pero el crecimiento hacia fuera, resta eficacia a la política fiscal. Se renuncia a la política fiscal y ésta ya no representa nada para el progreso y entonces tenemos que recurrir a las exportaciones petroleras, principalmente, que es lo que sostiene al país durante un tiempo, así como a exportaciones de empresas como las automotrices, que no reinvierten sus utilidades, sino que las sacan del país.


¿Quién o quienes impusieron esta política?.


-Bueno, el principal impulsor lo fue Carlos Salinas de Gortari.


-¿Se puede corregir esto?


-La propuesta sería, volver a utilizar la política fiscal para los programas de desarrollo. Si no se distribuye el ingreso, mediante una política fiscal adecuada, se propicia la concentración, que es lo que está pasando. América Latina es la región más desigual del mundo y México y Brasil, son los países más desiguales de América Latina.


-¿Tú crees que pueda corregirse esta situación, que para muchas familias mexicanas ya está siendo desesperante?


-Claro, hay que crecer hacia adentro para propiciar el consumo interno. Eso traería como consecuencia la creación de empleos bien pagados. Con el crecimiento basado en exportaciones, como estamos actualmente, destruyes el mercado interno, propicias los bajos salarios, te obligas a competir en base a los bajos salarios. El mercado interno en México, es pequeñísimo, precisamente por los bajos salarios y esto ha querido ser compensado mediante las tarjetas de crédito, que provocan un endeudamiento que parece eterno a muchas familias y que los satisfactores que adquieres por este sistema, resulten sumamente caros, por los cobros que te hacen por el uso de la tarjeta.


-¿Ninguna ventaja para el país con la política de exportaciones?


-Absolutamente ninguna, porque lo poco que llegas a exportar, se te hace nada con lo que tienes que importar, sobre todo en alimentos, pues hemos dejado de ser, desde hace mucho tiempo, autosuficientes en el renglón alimentario. Los grandes ricos invierten sus capitales en el extranjero, no en México. La inversión privada en nuestro país, es muy limitada, precisamente por la debilidad de nuestro mercado interno.


-Nos presumen de que el gobierno ha logrado un equilibrio económico...


-Sí, un equilibrio con estancamiento, es decir, el país no crece, pero su población sí y sus necesidades también. Es un equilibrio con concentración de la riqueza en pocas manos, que es lo más perverso de la economía capitalista.


-¿Vamos a poder salir de esta crisis en el mediano plazo?

 

-Mira, el modelo dejó de funcionar y ahora la situación es más crítica por la recesión de la economía estadounidense y porque el estado mexicano, ha destruido todos los instrumentos para intervenir en la estimulación de la economía.

 

-¿Entonces...?

 

-Hay que devolverle capacidad al estado, para que vuelva a ser rector de la economía nacional, para que pueda influir en el crecimiento y orientación de la economía.

 

Hace doce años Ornelas Delgado dijo: "La liberación de las importaciones desplazará a la pequeña y mediana industria y éstas corren el peligro de ser absorbidas por las grandes empresas, acelerando el proceso de monopolización.

 

"Al país le espera una polarización más aguda en el proceso de privatización de la economía, bajo los criterios del eficientismo. Mientras, el estado deja creer que las empresas paraestatales son ineficientes porque le pertenecen y sólo podrán ser eficientes en el sector privado".

 

"Esto, es el resultado de una política errónea de subsidios al gran capital que provoca números rojos en las empresas paraestatales. No estamos en contra del otorgamiento de subsidios, aclaró, pero debe implementarse una política de racionalización".

 

Doce años después podemos decir: Cuánta razón tenía....

 


 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx