Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Lo de Morelia, acto terrorista

 

No hay que confundirse. Lo ocurrido en la capital michoacana durante la celebración de la ceremonia del Grito, es un auténtico acto terrorista en el que muere gente inocente y muchas personas más resultan heridas. El objetivo fue sembrar el terror entre la población civil, entre ciudadanos que movidos por el fervor patrio, concurrieron a una ceremonia que mueve a miles de mexicanos sin que nadie los convoque, para vitorear a nuestros héroes y recordar el inicio de nuestra guerra de Independencia.

 

En los actos de terrorismo, siempre muere gente inocente, siempre resultan lastimadas familias que nada tienen que ver con cuestiones políticas y menos con la delincuencia organizada.

 

¿Quiénes pudieron llevar a cabo un atentado de esta naturaleza? En opinión de varios amigos consultados al respecto, pudo ser un acto realizado por el mismo crimen organizado, pero también puede ser una agresión de grupos políticos de ultraderecha o de ultraizquierda.

 

Michoacán está gobernado por el PRD y el gobernador pertenece al grupo de Cuauhtémoc Cárdenas, que no lleva buenas relaciones con el de Andrés Manuel López Obrador; Michoacán, es la tierra natal del presidente Felipe Calderón Hinojosa, que no lleva buenas relaciones con el Yunque (organización ultraderechista infiltrada en el PAN) En casos como éstos, no hay que descartar ninguna posibilidad, dicen.

 

Lo de Morelia, es sumamente grave. Es una prueba de la descomposición social que sufre el país; del debilitamiento de sus instituciones, de falta de capacidad política de sus gobernantes, del grave problema económico que confronta el país, del desempleo, del aumento de la pobreza….

 

Desde el final de la etapa revolucionaria, en los años veinte, no se había visto una situación igual a la que ahora confrontamos. La inmensa mayoría de los mexicanos nacidos de los años treinta a la fecha, no recuerdan nada igual.

 

Desde la firma del convenio entre los gobiernos federal y estatales y las organizaciones que convocaron a la manifestación de las veladoras, han muerto más de 500 personas en forma violenta en todo el país.

 

DEBE CAMBIAR LA POLITICA ECONOMICA

 

Todos los problemas que parece que se le vinieron encima al Presidente panista Felipe Calderón, tienen un origen común: la injusticia social. Son los poderes fácticos los únicos beneficiados con los gobiernos que vienen desde Miguel de la Madrid a la fecha.

 

La política económica neoliberal en un cuarto de siglo, en cinco sexenios, tres priístas y dos panistas (el último de éstos aun sin concluir) ha logrado desestabilizar al país a grado tal que lo coloca en el grave riesgo de sufrir un estallido social, si no es que ya está en marcha.

 

Los ricos de este país se han hecho inmensamente ricos en dólares y los pobres se han convertido en inmensamente pobres y su número se ha multiplicado y muchos miembros de las clases medias, están al borde de la pobreza.

 

Eso de que ya se superó la creencia de que cuando a Estados Unidos le daba catarro a nosotros nos daba pulmonía, pues ahora los gringos tienen pulmonía y nosotros una simple tos, es una patraña que oculta la verdad. Estados Unidos está en una gravísima crisis económica y en ella arrastra al mundo occidental y si bien los países hermanos de Latinoamérica se encuentran unidos y mejor protegidos que nosotros, se debe a una política internacional de México equivocada. Los gobiernos panistas son pro yanquis, quisieron hacerle al héroe con los gringos, creyendo que éstos lo iban a agradecer abriéndole las puertas de par en par a los millones de desempleados de aquí que fueran allá en busca de trabajo. No solo no hubo apertura, sino que se construyó la barda de la ignominia y con demasiada frecuencia se realizan redadas en las grandes ciudades para expulsar a los trabajadores mexicanos que huyendo de la pobreza, se arriesgan a cruzar la frontera en busca de los empleos que allá son peor pagados.

 

Esta fatídica semana, quebró uno de los más importantes bancos gringos y eso provocó una caída de la bolsa de valores, que solo se compara con la de 1929 y la crisis de l987, es decir, los Estados Unidos están pasando por una de sus etapas más difíciles y a ello agregue sus enormes pérdidas por el huracán Ike y sus problemas en Afganistán y en Irak y dígame si eso no tendrá repercusión en su vecino más cercano y sumiso que somos nosotros, gracias a los gobiernos neoliberales y a los gobiernos panistas de los últimos tiempos.

 

QUE BUENO QUE HAYA SOBREVIGILANCIA

 

En los actos conmemorativos del 198 aniversario del inicio de nuestra guerra de Independencia, en Puebla se tomaron medidas de seguridad que molestaron a algunos y que seguramente serán criticadas por quienes hubieran también criticado lo contrario, que esas medidas no se tomaran.

 

Pero después de ver lo ocurrido en Morelia y conocer a diario las noticias sobre la violencia en otras entidades del país, ¿no está bien que se adopten medidas extremas para proteger a la población en general y a los funcionarios públicos en particular?

 

Vivimos tiempos difíciles, eso hay que tenerlo muy en cuenta y por lo tanto es necesario aprender a colaborar con las autoridades cuando adoptan medidas para garantizar la seguridad de todos.

 

Es mejor prevenir que lamentar. No sabemos si en Morelia se tomaron medidas preventivas, pero si no se hizo así, se cometió un grave error, pues se afirma que en Michoacán el problema de la delincuencia es uno de los más graves del país.

 

La población en general, vive una psicosis de violencia y se debe a los hechos ocurridos en cada vez más estados de la república. Una situación como la que vivimos debe ser manejada con mucho cuidado. No hay que esconder información, no hay que ocultarla, pero tampoco hay que exagerarla. Es necesario que a los hechos de violencia se les de el tratamiento adecuado, la dimensión justa que tienen, de lo contrario, nadie podrá dormir tranquilo.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas