Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Los nuevos retos del PRI en Puebla


Después del triunfo del Partido Revolucionario Institucional, en las elecciones de noviembre y una vez que los nuevos diputados locales y los ayuntamientos de los 217 municipios asumieron sus funciones, es necesario que ese partido, que sigue siendo la primera fuerza política en la entidad, formule un plan para enfrentar los nuevos retos que tendrá dentro de tres años.


Nada sería peor para los priístas, que creer que tienen a la entidad en un puño y que en todo caso, el triunfo o la derrota de su partido, dependerá del gobierno estatal y de los gobiernos municipales.


El gobierno del Estado, con Mario Marín al frente, se ha puesto las pilas y ha venido desarrollando un buen trabajo en toda la entidad, para resolver problemas graves del campo y las ciudades. Los ayuntamientos acaban de tomar posesión y se espera de ellos buenos resultados. Eso sin lugar a dudas que ayudará a fortalecer al partido del cual surgieron, como ayudó el trabajo realizado por los ayuntamientos salientes.


Eso pese a que el PRI sufrió un debilitamiento general, debido al criterio patrimonialista de algunos funcionarios públicos, que creyeron, una vez instalados en el poder, que el gobierno y su partido, eran de su propiedad y que en ellos solo tenían cabida aquellos que fueran gratos a los propios funcionarios.


Valentín Meneses tuvo que realizar un enorme esfuerzo, como dirigente priísta, para subsanar heridas, ocasionadas por las actitudes de olvido y desprecio que algunos de los encumbrados en el poder, tomaron contra viejos y nuevos militantes que no estaban inscritos en sus listas de “amigos”.


Esas actitudes dañaron enormemente la imagen del gobierno y del partido, pero el trabajo serio, constante y responsable de Meneses Rojas, logró la recuperación del tricolor, dando por resultado el triunfo en 25 de los 26 distritos locales y en los principales ayuntamientos de la entidad, recuperando plazas, como Atlixco, que se tenían perdidas desde hace tiempo.


LA IMPORTANCIA DE LA IDEOLOGIZACION


El PRI ha tenido olvidada desde hace años, la educación ideológica de los priístas.


Un priísta común y corriente, desconoce lo que su partido ha logrado desde 1929 a la fecha, en beneficio de las clases populares del país: educación, seguridad social, ley federal del trabajo, reparto agrario, salud pública, caminos, unidades habitacionales, etc.


Desconoce incluso la historia reciente del país, ignora que las instituciones surgidas después de la revolución y a las que tanto criticó el primer presidente panista de este país, Vicente Fox, siguen vigentes, y que son tan fuertes, que el propio Fox tuvo que apoyarse en ellas para poder gobernar. Si no lo hubiera hecho así, con la torpeza política que lo caracterizó, seguramente que ahorita estaríamos en una situación de emergencia política, económica y social. Gracias a nuestras instituciones, nuestro país pudo soportar un gobierno de la república tan malo, tan ineficiente, como el de Vicente Fox.


Y gracias a esas mismas instituciones, el gobierno panista de Felipe Calderón, está funcionando, con grandes tropiezos, pero ahí va.


La educación ideológica e histórica, es necesaria a los priístas para que puedan constituir un partido fuerte, bien organizado y respetado. El debilitamiento ideológico de los militantes del tricolor, ha debilitado a su partido.


Un curso intensivo recibido por los 26 diputados del PRI, una vez que fueron electos, les ha permitido mejorar su imagen ante la opinión pública que los consideraba, porque así era en realidad, novatos, sin experiencia, sin capacidad para enfrentarse a sus mucho mejor ideologizados opositores del PAN y del PRD. Ya no se ven tan malos como se les vio al principio, pero necesitan otros cursitos más.


Los presidentes municipales, tuvieron también un curso convocado por la Secretaría de Gobernación del Estado (lo recibieron los alcaldes de todos los partidos) que los motivó para hacer un buen papel al frente de sus municipios. Conocieron los programas federales y estatales implementados para impulsar el progreso de los municipios, como aprovecharlos, como llevar una buena administración, etc. Los presidentes municipales en general han pensado, a juzgar por lo que hacen una vez en el poder, que su obligación es solo con ellos mismos y por eso aprovechan el presupuesto para construirse una casa grande, una casa chica y comprar un vehículo del año, de preferencia una apantalladora camioneta.


Si los priístas no mantienen la unidad, si se van por el chisme y el rumor, por los pleitos de grupos y por la corrupción, más temprano que tarde, los echarán del poder. La mejor forma de luchar contra eso, es la ideologización.


PEPE MOMOXPAN DICE QUE NO HA SIDO EXPULSADO DEL PT


El diputado José Benigno Pérez Vega, más comocido como “Pepe Momoxpan”, niega que haya sido expulado del Partido del Trabajo al que representa en el Congreso local. También dice que no le interesa ser el coordinador parlamentario de su partido (son solo dos diputados) pero que tampoco está de acuerdo con la política entreguista con el gobierno, de su compañero de cámara Manuel Fernández García, al que acusa de formar parte del Proyecto Z, que consiste en trabajar para que el candidato del PRI a la gubernatura, sea el licenciado Javier López Zavala.


Es decir, los diputados del PT, en el Congreso local, seguirán enfrentados, asumiendo posturas diferentes desde la tribuna.


La desideologización que prevalece en todos los partidos políticos, es la causa de ésto, asi como la debilidad de algunas agrupaciones partidistas como sin duda lo es el PT.




 
 

 

 
Todos los Columnistas