Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


La congelación de precios: tarde y mal

 

Ayer la mayor parte de los columnistas y artículistas de la prensa escrita de la ciudad de México, criticaban el anuncio hecho por el Presidente de la República, Felipe Calderón, por considerarlo tardío y porque además, no resuelve el grave problema que confrontan millones de mexicanos que gastan el 80 por ciento de su presupuesto, cuando tienen trabajo, en alimentos.


Un día antes, tomando café con nuestro viejo amigo el licenciado Melitón Morales Sánchez, ex diputado local y federal, ex dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y ex presidente estatal del PRI, nos dijo lo mismo que al día siguiente se publicaría en los diarios.


«El presidente Calderón es, por ser presidente de México, persona de todos mis respetos (es de los viejos priístas que tienen un respeto casi religioso por las instituciones) pero lo que hizo, en primer lugar estuvo mal: se asumió como vocero de la Concamin y no como Presidente de la República. Sus palabras fueron para informar que ese grupo empresarial, «había tomado el acuerdo de congelar el precio de un determinado número de artículos enlatados y empaquetados» y no dijo que había sido un acuerdo entre el gobierno y los empresarios o que el gobierno había pedido a las empresas buscar la forma de frenar los aumentos en los artículos de primera necesidad. Como lo informó, tal parece que pretene que los mexicanos veámos a los empresarios, como nuestros bienechores, nuestros salvadores. Y yo conozco a muchos hombres de empresa simpáticos, agradables, pero defienden sus utiliades, como el señor ex pesidente José López Portillo, dijo que defendería al peso».


«Entonces quedamos que el anuncio estuvo mal y luego, fue totalmente a destiempo, cuando ya el precio de los artículos de primera necesidad se había elevado en forma desconsiderada, pues los aumentos vienen desde el 2007 y con los de ahora, se da un golpe demoledor a la economía de los más pobres, que en nuestro país, suman millones».


DE POPULISMO DEMAGOGICO, LO CALIFICAN


Militantes priístas y perredistas, dijeron que los panistas, en el poder federal, están asumiendo posturas de populismo demagógico, que no se vieron ni en los tiempos de Echeverría o López Portillo.


Primero suben los precios hasta casi tocar el techo económico de las personas de recursos medios y luego, salen que los empresarios son muy «patriotas», que quieren mucho a su pueblo y que por eso, ya no los van a subir sino hasta diciembre. Ah, pero no dicen que en el mismo acto, el presidente de la Concamin, acotó a lo dicho por el presidente: «siempre y cuando no existan contingencias extraordinarias en la economía nacional, con impacto en la planta productiva mexicana».


Y tampoco se dijo que en materia de aceites y grasas comestibles, el pacto tendrá vigencia solo hasta el mes de agosto y en el trigo, hasta el mes próximo.


Ahora bien, ¿ésto realmente beneficia a los más pobres de nuestro país? ¿consumen éllos, leche envasada, sardinas, atúm, quesos empacados, pan de caja? ¿o van al mercado a escoger el jitomate más barato, aunque esté medio martajado, el arroz y el frijol de segunda? ¿el pan que hace el señor de la esquina, que es panadero jubilado o que tuvo que poner su «changarro» para crear su propia fuente de empleo?.


EL CAMPO SIGUE ABANDONADO A SU SUERTE


Las lluvias ya se regularizaron en todo el estado, pero los campesinos todavía no cuentan con los apoyos que debería dárles el gobierno para producir más y mejor.


Los programas que normalmente se echan a andar poco antes de que se inicie el temporal, están parados. Casi un centenar de técnicos: agrónomos y veterinarios, fueron corridos porque unos burócratas enviados a los pueblos donde trabajan, reportaron que han hecho mal su trabajo, sin investigar nada, solo preguntando a los campesinos: ¿conoce al ingeniero de la Sagarpa? ¿viene seguido por aquí? ¿le ha ayudado?. Esa encuesta la hacen en un día y regresan con un reporte condenatorio....y van pa fuera.


La secretaría de Agricultura, no ha ejercido el 95 por ciento del presupuesto, es decir, es una secretaría, siendo de las más importantes y más en estos momentos de carestía y escasez, que está paralizada.


En Puebla las secretarías de Desarrollo Rural y de Desarrollo Social, están haciendo lo que pueden, pero la Sagarpa las tiene muy restringidas, al parecer por razones políticas, pues ésta es manejada por el gobierno federal panista y las otras, por el gobierno local priísta.


Por eso los jóvenes del sur de Puebla y ahora hasta de la sierra norte, se van para el «otro lado» arriesgando incluso la vida. Aquí se sienten abandonados, sin esperanza. No hay fuentes de empleo, los apoyos a la agricultura y la ganadería dejaron de existir desde la época de los tecnócratas priístas y con los gobiernos panistas se ha agudizado esta situación. Esto nos ha convertido en dependientes alimentarios, pues tenemos que importar hasta maíz, frijol, soya, trigo, aceites comestibles y muchas cosas más, consideradas dentro de la llamada «canasta básica».


Así las cosas, lo de la carestía y la escasez, continuará por mucho tiempo, como lo afirman los especialistas y medidas como la anunciada por el señor Calderón, no ayudan en nada o en muy poco. Son, como ya se ha dicho, medidas insuficientes y tardías.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas