Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

21/01/2010

¡Convocatoriam Habemus!


Lo que los priístas esperan siempre, en época de elecciones, es la convocatoria de su partido, que establece las bases para el registro y elección de quienes deberán abanderarlos en la contienda electoral próxima. Pues bien, ayer la tan esperada convocatoria fue emitida y publicada por el comité ejecutivo nacional del PRI. Esa convocatoria es para los doce estados que tendrán elección de gobernador este año y no solo para la entidad poblana.


Lo importante son los requisitos que deberán cumplir los aspirantes, pues de ahí se puede deducir quien o quienes tienen posibilidades y quienes no.


En primer lugar, se exige una militancia dentro del Partido Revolucionario Institucional, de por lo menos diez años anteriores a la fecha de la emisión del documento.


Deberán contar, indistintamente, con alguno de los siguientes apoyos: 25 por ciento de la estructura territorial, identificada a través de los comités municipales; y/o el 25 por ciento de los sectores; y/o el Movimiento Territorial, la Organización Nacional de Mujeres Priístas, el Movimiento Juvenil Revolucionario y la Unidad Revolucionaria ; y/o el 25 por ciento de los consejeros políticos estatales del partido; y /o el 10 por ciento de afiliados inscritos en el Registro Partidario del Estado.


Estos requisitos, así como una serie de documentos legales y partidarios, deberán entregarlos quienes aspiren a la candidatura para gobernador, a la Comisión de Procesos Internos del comité estatal, que preside José Alarcón Hernández, el 31 de este mes. El día primero de febrero, ya se sabrá quienes fueron aceptados y quienes rechazados y los aceptados deberán iniciar sus precampañas el 2 de febrero, para terminarlas el 20 de ese mismo mes. El 21 será la Convención de Delegados y ese mismo día el PRI tendrá candidato.


Así de sencillo, así de fácil.


Al dar a conocer el documento firmado por doña Beatriz Paredes Rangel y por don Jesús Murillo Karma, presidenta y secretario general del comité nacional priísta, el dirigente local Alejandro Armenta y la delegada del comité nacional, doña Mercedes del Carmen Guillén Vicente, al hablar ayer con los reporteros, dijeron que el PRI buscará siempre la unidad mediante el diálogo, con paciencia, prudencia y generosidad. Esperan presentar en la próxima contienda, un frente unido y bien organizado para ganar la elección.

 

Lo primero es la candidatura a gobernador

 

A preguntas de los reporteros la dirigencia local y la delegación nacional del PRI, expresaron que nadie está negociando nada respecto a presidencias municipales. Para el PRI lo primero es contar con el candidato a gobernador y en su tiempo, vendrán las convocatorias y los procesos para la designación de los candidatos a presidentes municipales y diputados.


Con eso quisieron decir, que los aspirantes a la presidencia municipal de la capital, tienen todas las posibilidades de participar, si cumplen con los requisitos que la convocatoria establezca para ello.


Los rumores de negociaciones para quitar a fulano y poner a sutano, de que ya se le cayó a perengano, son rumores, propios de la chismografía política tan socorrida en estos tiempos.


Una vez concluido el proceso de elección de candidato a gobernador, seguirá el relativo a la integración de planillas para la renovación de los 217 ayuntamientos de la entidad y el de candidatos a las 26 diputaciones locales de mayoría relativa.

 

Se las pusieron difícil a los perredistas

 

El por cierto, nada político y menos carismático dirigente nacional del PAN, don César Nava, se la puso difícil al Partido de la Revolución Democrática , al afirmar, que si quieren una alianza, será con los perredistas, pero no con quienes en su momento, fueron partidarios de don Andrés Manuel López Obrador.


No serían candidatos comunes del PAN y del PRD en una supuesta alianza, quienes hayan participado o participen en el grupo de López Obrador o quienes apoyen los matrimonios gay y el derecho de éstos a adoptar niños, porque eso lo prohíbe nuestra Santa Madre Iglesia a cuyos mandatos deben someterse los militantes de la izquierda mexicana.


¿Qué dirán ante estas exigencias don Miguel Angel de la Rosa , don Jorge Méndez Spínola, doña Rosa Márquez, alta funcionaria del gobierno del Distrito Federal, doña Elba Cerezo, don Miguel Tamayo y otros más, paladines y reliquias de la izquierda poblana, que han estado apoyando esa alianza?

 

También hay convocatoria de Convergencia

 

El Partido Convergencia de Puebla, también publicó su convocatoria ayer. Es para la elección de candidatos a gobernador, ayuntamientos y diputados locales.


Convergencia es uno de los partidos que según don Diego Fernández de Cevallos forman parte de “ La Chiquillería ”.


Ha sido aliado del PRD en varios procesos electorales, pero ante la tozudez de los dirigentes perredistas, de querer aliarse con la derecha, decidieron caminar solos en estas elecciones.


Lo más seguro, es que el candidato a gobernador de este partido lo nombre su dirección nacional, pues sus militantes poblanos no tienen la fuerza ni la organización necesaria, para realizar un proceso de selección democrática.


Otro partido de la chiquillada, como el PT, también tradicional aliado del PRD, realizó ayer su Asamblea Estatal, para avalar su convocatoria interna para las elecciones de julio del 2010.


Ni Convergencia, ni el Partido del Trabajo (PT) han querido apoyar la alianza PRD-PAN.

 

El diputado federal Carlos Sotelo, de la corriente Nueva Izquierda, de Los Chuchos, ya levantó la voz en la cúpula perredista para oponerse a que el PRD haga alianzas con el PAN o con el PRI.


Se pronunció por que la izquierda defienda su independencia y mantenga su ideología democrática y progresista.


Como se están viendo las cosas, en Puebla una alianza PRD-PAN, sería catastrófica. La rechazan amplios sectores de ambos partidos.


Si la dirigencia nacional llegara a imponerla, los dos partidos, el de la derecha y el de la izquierda, sufrirían las consecuencias

 

Última hora. Carlos Lastiri Quirós solicitará licencia en el Congreso de la Unión, donde es diputado por el distrito de Zacatlán, para subir a la Secretaría de Desarrollo Social en lugar del subsecretario Juan Manuel Vega Rayet, que se venía mencionando.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas