Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

21/05/2009

Sí responderá el PRI a la “guerra sucia”


Al interior del PRI, ganó la corriente que se pronunció por responder a la “guerra sucia” del PAN, abordando solo dos temas: la lentitud y la ineficiencia con la que el gobierno federal respondió a la crisis económica y la histeria con la que lo hizo en el caso de la influenza A H1-N1, provocando el derrumbe de la industria restaurantera y turística.


Además, anunció que redoblará su vigilancia para impedir que se realice el 5 de julio una elección de estado, que se utilicen programas federales en beneficio del PAN y demandará al Congreso, que se investigue porqué gobiernos estatales priístas, no reciben a tiempo sus participaciones federales y si los recortes hechos a éstas, son iguales a los realizados a los gobiernos panistas.


Los priístas, encabezados por Beatriz Paredes, Jesús Murillo Karam, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón, tuvieron una reunión a puerta cerrada que duró más de cuatro horas, en el estado de México. Asistieron gobernadores de catorce estados del país y después, en la ciudad de México, la dirigencia nacional, dio una conferencia de prensa.


Aquí en Puebla, ya el regidor del ayuntamiento de esta capital, el priísta Julián Hadad, había declarado a algunos medios, que el gobierno federal, en el caso de la influenza, había sobredimensionado el problema, sin percatarse del gravísimo daño que ocasionaría a la economía nacional, al provocar el derrumbe de la industria turística, con lo que se elevó el número de desempleados, tan solo de los reportados por el IMSS, a 840 mil, en lo que va del año.


El problema de la influenza existe, pero no fue debidamente evaluado por el gobierno panista de Felipe Calderón, debido a su inexperiencia, a sus falta de conocimiento y provocó una hecatombe económica, cuyos daños fueron superiores a los de la epidemia. Pasarán muchos meses, dice el regidor y empresario poblano Julián Hadad, para que un renglón tan importante de nuestra economía, pueda recuperarse.


EL GOLPETEO A BLANCA ALCALA


Aprovechamos la ocasión para preguntarle al regidor priísta, sobre lo que está pasando al interior del ayuntamiento, pues supimos que en la pasada sesión de cabildo, él había intervenido en defensa del secretario de gobernación, Juan de Dios Bravo, cuya renuncia exigía el regidor panista Miguel de Sabré, porque en Semana Santa había permitido la venta de bebidas o algo así.


“Mira, el problema es que los panistas están aprovechando cualquier cosa para golpear. En este caso se pretende desprestigiar a la presidenta municipal y a todo el ayuntamiento, presentarlo como corrupto ante la sociedad, pues están en puerta las elecciones del 5 de julio.


“Los panistas, por todo lo que está pasando en el país y su incapacidad para afrontar los problemas, pues está visto que no pueden, se van por la vía más fácil, golpear al adversario, con argumentos débiles o sin ellos. Lo que quieren es desprestigiar a Blanca Alcalá y a todo el ayuntamiento que está conformado por una gran mayoría de priístas”.


Otras personas enteradas de lo que pasa al interior del palacio municipal, nos dijeron que también hay regidores priístas interesados en desprestigiar concretamente a la primera mujer que llega a la presidencia municipal y señalaron  a Humberto Vázquez Arroyo, quien no pierde oportunidad de agredir a funcionarios, pretendiendo, dicen, que en su lugar quede gente de su grupo.


Las dirigencias estatal y municipal del PRI, deberían hablar con los regidores que hacen eso, para leerles la cartilla. Es increíble la decadencia que la clase política mexicana en general, ha tenido desde la llegada de la tecnocracia al poder, que la desplazó. Tal pareciera que los políticos ya olvidaron todo lo que antes sabían y que ahora parecen no recordar.

 

LOS PRONOSTICOS DEL IFE


El mismo Instituto Federal Electoral, considera que habrá un elevado abstencionismo el día 5 de julio, cuando habrán de elegirse 300 diputados de mayoría y 200 de representación proporcional, calculando una abstención del 70 por ciento de los electores.


Es decir, que si ese pronóstico se cumple, tendremos un Congreso elector por una minoría del 30 por ciento de los electores.


Y es que nadie cree ya en los partidos ni en sus integrantes. La percepción de la gran mayoría de los ciudadanos, es que hay demasiada ambición, demasiado protagonismo y demasiada ineficiencia en los políticos actuales.


La descomposición de la clase política nacional, se inició con los tecnócratas priístas (nunca nos cansaremos de repetirlo) y ha sido continuada por los dos gobiernos panistas, que no dan una.


Este problema de la influenza, que es real, fue elevado al máximo, se dice, para recomponer la imagen del gobierno federal tan devaluada, a fin de ganar puntos en las elecciones. Pero se pasaron de “tueste” y no midieron las consecuencias económicas que traería. Ahora sigue el problema de salud y el problema económico se ha agravado en un grado que nunca fue previsto.


Para colmo, aparece Ernesto Zedillo, el fanático del neoliberalismo, dando una receta totalmente neoliberal, para según él, resolver el problema: elevar los impuestos existentes y crear otros. Bueno, hasta la diputación del PAN se opuso, no así el secretario de Hacienda, que es de la misma corriente ideológica que Salinas y Zedillo, quien ya anda diciendo que “tomando las medidas adecuadas”, México iniciará su recuperación en 2010. Si Chucha…..

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas