Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Cierran campañas en Juntas Auxiliares


Se iniciaron ya los cierres de campaña en las juntas auxiliares que en total son en el estado 628 y 17 en el municipio de Puebla.


Le comentabamos la semana pasada que en las 17 juntas auxiliares del municipio capital del estado, hay 106 planillas registradas.


¿Porqué tanto interés en participar en esta contienda, si las juntas auxiliares son la última escala del poder político en la entidad?. De acuerdo con la ley, las Juntas Auxiliares tienen por objeto ayudar al Ayuntamiento en el desempeño de sus funciones. A este fin ejercerán, dentro de los límites de su circunscripción y lajo la vigilancia y dirección de aquéllo, las siguientes atribuciones:


Solicitar al ayuntamiento al que pertenezcan los recursos necesarios para los gastos públicos de administración; remitir al ayuntamiento que corresponda, para su revisión y aprobación los presupuestos de gastos del año siguiente; procurar la debida prestación de los servicios públicos y en general, la buena marcha de la administración pública e informar al ayuntamiento sobre sus deficiencias; rendir al ayuntamiento los informes que éste le solicite, respecto del ejercicio  de las funciones que le otorga la ley; procurar la seguridad y el orden públicos del pueblo, promover ante el ayuntamiento la construcción de las obras de interés público que estime necesarias; nombrar, a propuesta del presidente de la junta, al secretario, tesorero y comandante de la junta auxilar, los que quedan como funcionarios de confianza y podrán ser removidos libremente y por último, las demás que le encomiende el ayuntamiento.


¿LOS ASPIRANTES SERAN MASOQUISTAS?


Como puede darse cuenta, las Juntas Auxiliares y más los presidentes auxiliares, tienen un montón de obligaciones y ningún privilegio, empezando porque solo manejan el presupuesto que los ayuntamientos les asignan para sus gastos administrativos.


Los presidentes auxiliares del municipio de Puebla, que en total son 17, tienen un sueldo asignado que va de los 5 mil a los 15 mil pesos y es el síndico municipal y no ellos, los que designan a los jueces de paz.


Entonces ¿porqué ese interés en ser autoridad auxiliar? Porque 106 planillas, para solo 17 juntas auxiliares, son demasiadas.
Unos dicen que porque la situación económica del país está tan mal, que no hay empleos y ser presidente auxiliar permite tener un trabajo de tres años con un regular sueldo.


Otros más, manifiestan que el interés de los participantes, es destacar en alguna forma, es lograr cierta importancia en los círculos sociales de sus respectivos pueblos.


Hay quienes afirman que la realidad es que los presidentes auxiliares, pueden hacer buenos negocios, que tienen entradas por actas de nacimiento, actas matrimoniales, en la realización de algunas obras, en fin, que hay manera de sacarle provecho a una presidencia auxiliar.


¿ES IGUAL EN EL INTERIOR DEL ESTADO?


Supongamos que las juntas auxiliares de la capital del estado, son productivas y que quienes integran las juntas, de alguna manera se benefician, aunque sea solo recibiendo un regular sueldo, en tiempos de crisis como los actuales, pero ¿en los municipios del interior de la entidad?.


Hasta donde sabemos, también ahí es muy codiciado el puesto de presidente auxiliar, que bien puede ser para lograr reconocimiento de sus conciudadanos, pero ¿para obtener algún beneficio? sinceramente lo dudamos.


Un alto porcentaje de los presidentes municipales, no entienden o no quieren entender, lo que un buen presidente auxiliar significaría para su administración.


Los tratan con cierto desprecio, la entrega de los recursos para los gastos administrativos se las hacen cansada, nunca les ayudan para realizar alguna obra de beneficio colectivo y llegan al extremo de quererlos utilizar como si fueran sus empleados. Este proceder no es general, pero existe en un alto porcentaje.


De los 217 municipios que hay en la entidad: siete, tienen menos de mil habitantes; 12 tienen menos de 2 mil y 20, menos de tres mil. Con poblaciones como esas, no pueden ser sino ayuntamientos pobres o muy pobres, sujetos a las participaciones del gobierno del Estado. Aunque esas participaciones dejaron de ser tan miserables como lo fueron en los años sesenta y setenta, no dejan de ser bajas.


¿Qué mueve pues a los aspirantes a ser autoridades auxiliares a luchar, invirtiendo incluso recursos propios, para llegar a ese puesto? Algo debe haber....


ALEJANDRO ENCINAS A LA CABEZA


Con el 80 por ciento de los votos computados (donde se paró el conteo) Alejandro Encinas se perfila como el triunfador para la dirigencia nacional del PRD.


Pero Jesús Ortega tiene siete días para impugnar los resultados, ante la Comisión Nacional de Garatías y Vigilancia y ante el Tribunal Federal Electoral.


A partir de hoy el PRD no tiene dirigente nacional y será nombrado un interino, por el Consejo Nacional.


Nombres, nombres.....Camilo Valenzuela, Guadalupe Acosta Naranjo, Lázaro Cárdenas Batel, Ricardo Monreal y el diputado federal Javier González de la Garza, son los que tienen posibilidades.


Se dice que legalmente el dirigente estatal en Puebla, lo es Miguel Angel de la Rosa, aunque los diversos grupos o tribus, han impugnado su triunfo y como ocurre normalmente en ese partido desde hace tiempo, no le hacen el menor caso.


Pasando a otra cosa: el pasado domingo tuvo lugar en el zócalo de esta capital, la primera asamblea estatal informativa del Movimiento Nacional en defensa del Petróleo.


Hubo buena participación, no vino ningún dirigente nacional y como siempre estuvieron perredistas, lidiocachistas, malpiquistas, sindicalistas, protagonistas y arribistas...los mismos de siempre, pero ahora luciendo un casco amarillo de trabajadores petroleros.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas