Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


La hipocresía del PAN

 

Al señor diputado  don Francisco Fraile y García, le gusta mucho utilizar frases coloquiales en sus declaraciones a la prensa, como esa que revela la hipocresía panista, de “la ropa sucia se lava en casa”, con la que se escuda para no responder cuestionamientos de los periodistas sobre las fuertes divisiones que confronta su partido a raíz de su llegada al poder federal.


Los panistas son chistosos. Les gusta, celebran que los medios de comunicación den a conocer los problemas internos de otros partidos, especialmente del PRI y del PRD, pero no les agrada que se metan en los suyos.


Cuando se les piden opiniones sobre los problemas de otros, alegremente ponen su gato a retozar y sin el más mínimo recato opinan, critican, sancionan y exigen. Ah, pero cuando les piden opiniones sobre sus propios problemas internos, entonces si “la ropa sucia se lava en casa”.


La llegada del PAN al poder federal, está marcada por la desatada ambición de muchísimos panistas y empresarios de la derecha y las naturales y fuertes divisiones que esto conlleva.


No debemos espantarnos por esto, ya que la ambición, la corrupción, las envidias, los golpes bajos, son propios de la actividad política en cualquier parte del mundo. Lo que pasa es que los panistas se sentían al margen de todo eso, se creían incorruptibles y ajenos a las ambiciones de poder, a las envidias y demás, por una sencillísima razón, nunca habían estado en el poder. Lo que sí es algo que pocos esperaban, es que tan pronto enseñaran el cobre. Tienen apenas ocho años de haber llegado a la Presidencia de la República y ya están dando serias muestras de decadencia.


Los pleitos en la cumbre del partido blanquiazul, son de pronóstico reservado y tienen sus repercusiones en provincia.


Aquí como ya se habrá enterado, se reunieron varios gallos finos del PAN encabezados por el senador Humberto Aguilar Coronado y la subsecretaria de Gobernación, Ana Teresa Aranda Moctezuma, para cerrarle el paso al que parece ser el más viable candidato a la gubernatura del Estado, el senador ex priísta Rafael Moreno Valle Rosas.


Pero ellos no serían gran peligro para el ex secretario de Finanzas del Estado, si atrás no tuvieran un fuerte respaldo. Así como fue candidato del PAN a senador de la república, habiendo renunciado al PRI (partido del que era diputado local y coordinador de la bancada priísta y diputado federal con licencia) semanas antes, podría ser el candidato del partido blanquiazul a gobernador si ello dependiera solo de “La Maestra”.


Pero doña Elba Esther ya no las tiene todas consigo. Hay una piedra en su camino que se llama Manuel Espino, el rebelde ex dirigente nacional, que acaba de anunciar que se convertirá en el Big Brother panista de cara a la contienda del 2009.


Lo que pretende es vigilar que prevalezca “la congruencia y honestidad” entre aquellos que pretendan ser candidatos de su partido en las elecciones próximas.


En Sonora, a donde fue a presentar su libro “Señal de alerta” afirmó que “si en mí trabajo por los estados encontramos a panistas que no entienden la señal, entonces ya se expondrán a que los señalemos públicamente”.


Esto significa el surgimiento de una fuerte corriente, dentro del panismo nacional, encabezada por Espino, que es un tipo duro, de la derecha recalcitrante y que se propone “la moralización” del PAN, empezando por cerrarles el paso para las candidaturas importantes, a quienes no han tenido militancia comprobada e ideología panista.


Si esta corriente se mantiene y crece, entonces no solo Moreno Valle Rosas, sino todos los ex priístas que se cambiaron de partido para ser candidatos a algo, correrán peligro. Al tiempo.

 

SOLO SE INVALIDO LA ELECCION NACIONAL DEL PRD


Un grupo de perredistas recalcitrantes, que ya están en extinción, nos aclaran que la invalidación de la elección interna, solo tiene efectos para la dirigencia nacional y no para las dirigencias estatales, por lo tanto, en Puebla, Miguel Ángel de la Rosa, se mantiene firme como dirigente electo reconocido pero sin tomar aun posesión del cargo.


A nivel nacional Nueva Izquierda va a impugnar la decisión que tomó la Comisión Nacional de Garantías y Vigilancia, el Consejo Nacional del PRD, se va a reunir este fin de mes para convocar a nuevas elecciones de dirigencia nacional o posponer el proceso interno hasta después de las elecciones federales del 2009.


Como se sabe, Nueva Izquierda es mayoría dentro del Consejo Nacional, lo que le garantiza seguir manteniendo el control de la dirigencia del sol azteca.


Mientras tanto, las tribus perredistas de Puebla trabajan en la preparación de la consulta nacional sobre la reforma energética que pretende el gobierno panista de Felipe Calderón. Esta consulta se llevará a cabo el 10 de agosto.


Los perredistas con quienes platicamos, dicen que no hay que preocuparse, que el partido del sol azteca sigue vivo y “fuerte” (así dijeron) y que además está “unido”.

 

LOS PRIISTAS DE LA BASE, FELICES


Los resultados de la Asamblea Estatal del PRI, dejaron a la militancia del partido tricolor, con un buen sabor de boca.


Su partido por primera vez y en forma contundente, se pronunció contra la privatización abierta o simulada de PEMEX; se declaró partido de izquierda democrática, es decir, volvió a sus orígenes y por si fuera poco, entre los delegados que Puebla enviará a la Asamblea Nacional del próximo mes de agosto, han representantes de todos los grupos y las corrientes que conforman el Revolucionario Institucional y no solo del grupo que está en el poder. Además, esto lo remarcaron una y otra vez, no hubo esa jalada de los priístas distinguidos. En el presidium estuvieron quienes debían estar y en las lunetas todos los priístas incluyendo a los altos funcionarios estatales.


Extrañó la ausencia de la presidenta municipal Blanca Alcalá y de otros priístas importantes, pero la asistencia fue bastante concurrida y entre los más de 800 asistentes, la mayoría fueron de cuarenta para abajo, es decir, prevaleció la sangre joven.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas