Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

22/10/2009

Los partidos, en el mayor desprestigio


Nunca habíamos escuchado tantas críticas, en un solo día, contra los partidos y contra los políticos, como ayer.


En grupos de amigos, en mesas de café, entre los mismos políticos, la crítica a la aprobación del llamado “paquete fiscal” era constante y demoledora.


De los panistas no se esperaba gran cosa (todo mundo culpa al PAN del desastre nacional) pero se tenía esperanza en los priístas y causaron decepción. Se esperaba que hicieran planteamientos más de sentido común para hacer frente a la difícil situación del país, que el aumentar impuestos que tendrá que pagar una clase media ya empobrecida y una clase popular que no ve la suya.


Los políticos creen, por su inexperiencia, por su falta de sentido de la realidad, que en este país las cosas siguen igual que antes, que ellos pueden abusar todo lo que quieran y ya empezarán a darse cuenta que no es así, que México ha cambiado y no ha sido por la llegada del PAN al poder, sino porque la sociedad ha cambiado. Este país tiene ya una fuerte clase media con un mínimo de educación secundaria, que la hace diferente, que la hace difícil para gobiernos integrados por políticos sin oficio, sin sentido social, sin ideología, sin conocimiento de la realidad.


Es cierto que un amplio sector de esa clase media, tiene muchos defectos, pero poco a poco toma consciencia de su realidad, de la realidad del país y de la manipulación de que ha venido siendo objeto por los medios electrónicos y empieza a rebelarse.
No sabemos qué vayan a hacer los políticos para reivindicarse ante la opinión pública. Nos decía un amigo priísta ayer, que los que deben saltar a la palestra para explicar lo que está pasando y el porqué de las decisiones que tomaron en el Congreso, deben ser las cúpulas partidistas, los coordinadores de las bancadas, por que ahora resulta que ellos no aparecen y quienes dan explicaciones, son de la pipitilla. Agregó: del resultado de una batalla en una guerra, favorable o desfavorable, quienes informan son los generales y no los soldados. Los soldados no tienen visión de conjunto, ese lo tienen los generales. Estamos de acuerdo con él.

 

El asunto del fraccionamiento de Hadad

 

Ayer le comentamos en este espacio, que nuestro amigo, el regidor Julián Hadad, había platicado con nosotros sobre una información en la que se le acusa de abusar de su condición de regidor del ayuntamiento de Puebla, para lograr que le autoricen la construcción de un fraccionamiento en la tercera sección de la Junta Auxiliar de San Francisco Totimehuacán, en un predio denominado “El Cacahuate”.


No hay tal abuso. Con documentos en la mano, nos mostró que los trámites para la construcción del mencionado fraccionamiento, los inició en junio del 2003, es decir, hace más de seis años.


El Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH, dependencia federal, autorizó el proyecto, por no haber en el terreno, vestigios de restos arqueológicos, según los expertos.


Fue autorizado por la Comisión Nacional del Agua y ratificada dicha autorización en fecha reciente.


En total, del 2003 a la fecha, ha realizado 42 trámites, es decir, ha cumplido con todos los requisitos de la ley, tanto a nivel federal, como a nivel local.


No hay ningún favoritismo, ningún compadrazgo, nada irregular.


Julián Hadad nos dice: ¿“Tú crees que si hubiera algo irregular, hubieran tenido que pasar 6 largos años y hubiera tenido que realizar 42 trámites, hasta ahora, para que me autorizaran iniciar los trabajos”?.


Va a ser un fraccionamiento, se van a vender lotes, no casas. Pero la inversión en infraestructura tendrá que hacerse, hasta que se hayan hecho todos los trámites y se hayan cubierto todos los requisitos.


Hadad es un hombre de negocios y sabe de esto, de fraccionamientos. Lo conocemos bien desde hace años y nos consta que jamás ha tenido problemas por haber actuando en forma ilícita en algún momento.

 

Estuvo ayer en Puebla Jesús Ortega, del PRD

 

El líder nacional del Partido de la Revolución Democrática , PRD, don Jesús Ortega, estuvo ayer en esta capital, para entrevistarse con el dirigente local de su partido Miguel Angel de la Rosa Esparza y sondear sobre una posible alianza con el PAN en Puebla, como la que se proyecta en Oaxaca y Guerrero.


La entrevista fue en el hotel Camino Real, en el centro de esta capital, habiendo estado presente la secretaria general del comité nacional, Hortensia Aragón.


Viejos militantes del partido que se dice de izquierda, nos comentaron que si la dirigencia nacional tiene ya decidida una alianza con el partido de la derecha, esa alianza se dará, aunque la militancia poblana se oponga.


Podría ser, pues está visto que el PRD es un partido izquierdista solo de dicho, pero no de hecho y que en su proceder interno, nada tiene de democrático.


Lo malo para el PRD, es que si en todas las encuestas que se han venido realizando con motivo de las elecciones locales del 2010 está por debajo de lo que normalmente ha estado en otros años, con una alianza como la propuesta, su porcentaje de intención de voto bajaría hasta el sótano y muchos de sus militantes abandonarían sus filas. El presidente local del PRD, Miguel Angel de la Rosa , ha dicho ya, que si se da la alianza con el PAN, él renuncia.


Y si habría graves problemas en el PRD de Puebla con esa aberrante alianza, imagínese en Oaxaca o en Guerrero, entidades conocidas a lo largo de su historia, por su acendrado liberalismo.


¿Para qué se quiere una alianza del PRD en Guerrero, donde éste partido gobierna todo, si el PAN de allá obtuvo en la elección de gobernador apuradamente el 2 por ciento y en la de alcaldes y diputados, el 5.3 por ciento? La lucha política en Guerrero, como en Oaxaca, siempre ha sido entre el PRI y el o los partidos que se asumen como de izquierda.


Definitivamente los partidos políticos mexicanos, andan norteados y todo por que han sido invadidos de improvisados y oportunistas, que apurados como están para alcanzar poder y dinero, han perdido contacto con la realidad.


A pesar de todo y con sus grandes defectos encima, el PRI sigue siendo la mejor opción, pues en él todavía hay gente con oficio y con experiencia en el servicio público.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas