Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

23/02/2009

Primero es el 2009, dice Marín a aspirantes


El pasado viernes se realizó en Casa Puebla, una insólita reunión entre el gobernador del estado, Mario Marín Torres y los seis priístas que por el momento aspiran a la candidatura de su partido para sucederlo.


Uno de los participantes en la reunión, el diputado federal por Huauchinango y líder de la fracción priísta en el Congreso, Alberto Amador, la calificó de “muy cordial”.


El gobernador pidió a sus compañeros de partido que han expresado abiertamente su deseo de competir para sucederlo en el mando, que dentro de su partido, se mantengan unidos, tolerantes y respetuosos y les hizo ver que para el PRI, lo primero son las elecciones federales del 2009 y después vendrá la lucha para la gubernatura, las diputaciones locales y las presidencias municipales, por lo que invitó a todos, a centrar su capital político en las elecciones de este año.


Siempre hemos comentado en este espacio, que nadie puede pasarse los tiempos políticos, sin consecuencias más o menos graves, para sus aspiraciones y para el partido al que pertenezca.


Los políticos de antes, sin haber ido a Harvard, ni tener los modernos títulos nobiliarios de “doctores” establecieron los tiempos y los respetaban escrupulosamente. Sabían las consecuencias de romperlos.


El prudente llamado del gobernador a los aspirantes a la gubernatura del estado, para atender y trabajar primero en las elecciones federales del próximo mes de julio de este año y después iniciar la lucha para sucederlo, es precisamente para evitar los males que adelantar los tiempos provoca.


Alberto Amador, dijo que el llamado del jefe del ejecutivo estatal, tiene un alto sentido democrático y de responsabilidad política y eso, hace confiar, expresó, en que el mandatario de la entidad no propiciará condiciones de inequidad al apoyar a un aspirante en particular.


Estuvieron presentes en esa reunión: Mario Montero Serrano, secretario de Gobernación; Jesús Morales Flores, ex diputado y ex dirigente de la CNC ; Enrique Dóger Guerrero, ex presidente municipal y ex rector de la UAP ; Javier López Zavala, secretario de Desarrollo Social; Jorge Estefan Charbel Chidiac, diputado federal por Izúcar de Matamoros y presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso y el propio Alberto Amador.


La reunión terminó en muy buenos términos. Mario Marín se mostró convincente y amigable con todos. Mucho depende de la forma en que él maneje las cosas, de que su partido salga adelante y se evite un rompimiento interno.


No hay que olvidar la frase del que fuera sempiterno líder de la CTM , Fidel Velázquez, que de política sabía un titipuchal: “El que se mueve, no sale en la foto”. Hay que saber moverse a tiempo, no antes, pero tampoco después.


MEXICO HA ENTRADO EN RECESION


Los analistas de los asuntos económicos afirman que nuestro país ha entrado en una etapa de plena recesión. Dicen que es preocupante que la actividad económica haya caído tan rápido de un trimestre a otro. Cuando menos en los próximo tres trimestres, se registrará una contracción muy fuerte de nuestra economía.


¿Se acuerda que allá por septiembre u octubre del año pasado, titulé esta columna con la frase: “La crisis que viene”?   Hablé en ella de que según los especialistas que eran comentados en las secciones económicas de los principales diarios, estaban sufriendo grave deterioro los pilares de la economía nacional, empezando por el petróleo, las remesas de los trabajadores que habían emigrado a los Estados Unidos y que en el sexenio de Fox, fueron cientos de miles; la inversión extranjera directa, el turismo, las exportaciones no petroleras.


Todo se ha venido cumpliendo al pié de la letra, mientras el gobierno panista de Felipe Calderón lo ha venido negando todo, llamando incluso a quienes informan de la real situación, de “catastrofistas”.


Dicen que un alcohólico inicia su curación, en el momento en que acepta que es alcohólico. Lo mismo puede decirse de un país en crisis: no podrá hacer frente a una situación difícil, si está pensando que todo es fácil, que no hay problema, que todo se resuelve con la fuerza de la voluntad y manteniendo una actitud positiva.


La fuerza de voluntad y la actitud positiva, ayudan siempre y cuando, se acepte la realidad y se trabaje seriamente para remediarla o cambiarla.


Se ha dicho que un optimista es por lo general, una persona mal informada. Y esa es la impresión que nuestras autoridades federales están dejando en los ciudadanos mexicanos, de estar mal informados, de no saber lo que está pasando en su entorno o de tratar de ocultar la verdad.


Tenemos el problema económico que es muy grave y además está el de la inseguridad propiciada por una guerra mal planeada o no planeada, contra el crimen organizado. Lo primero, como dicen los panistas, viene de fuera, pero no por eso el gobierno debe cruzarse de brazos esperando que la solucionen también. Ya nos llegó y no es un catarrito, es algo de vida o muerte, hay que atenderlo y escuchar al enfermo que es el pueblo y que ya empezó a robar alimentos, lo cual es demostrativo de que las cosas andan ya muy mal entre los sectores más pobres de la población.


Por lo que respecta a la inseguridad, dicen los expertos que si no hay cambios en la estrategia, ésta seguirá aumentando agravada por los problemas de la economía.

 

ÚLTIMA HORA. Ayer por la tarde cerca de mil maestros, mediante una “operación hormiga”, tomaron las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública. Hoy, será la marcha en la que participarán 30 mil maestros de toda la entidad.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas