Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

23/02/2010

Las presidencias municipales


Resuelto ya sin problemas el asunto de la candidatura priísta para gobernador del Estado, al pronunciarse por unanimidad, los consejeros y delegados en la Convención del domingo, por el licenciado Javier López  Zavala, viene lo que será el complemento más importante para el triunfo del partido tricolor en las próximas elecciones.


La designación de candidatos a presidentes municipales de los 217 ayuntamientos de la entidad, nunca como ahora, adquiere la mayor relevancia para la obtención de un triunfo contundente y claro.


Si el PRI decide llevar como candidatos, a los aspirantes que realmente sean aceptados por los ciudadanos, que tengan simpatía, proyecto, ganas de trabajar y que cuenten con el respaldo real de los electores, no tendrá problemas para ganar en toda la línea. Pero si las candidaturas de los municipios se deciden al viejo estilo, todo se puede complicar.


Un militante priísta de siempre, gran amigo nuestro, que ha sido dos veces diputado federal, dos veces diputado local, presidente del comité directivo estatal del PRI y secretario general de la Liga de Comunidades Agrarias, entre otras cosas, el licenciado Melitón Morales, nos dijo algo que debería hacer pensar a todos los priístas: “El PRI tiene todo para ganar, pero si comete errores, sobre todo en la selección de candidatos a las presidencias municipales y a las diputaciones, correrá riesgos”.


Decía don Alfonso Martínez Domínguez, quien fuera dirigente nacional del PRI: “Los partidos políticos, están formados por hombres, no por ángeles” y los hombres son proclives a cometer errores, pero si se cuidan de no hacerlo, los errores serán menos y los riesgos también.


Mucho se habla en los corrillos políticos de la tendencia del grupo del candidato a la gubernatura, a cerrarse y a volverse impenetrable. Sería un grave error la creación de una “burbuja” cerrada. Los priístas son o han sido, de entre todos los políticos mexicanos, los más abiertos, los más dispuestos a aceptar a elementos provenientes de otros grupos, para trabajar juntos, una vez nombrado el candidato a un puesto de elección popular. Esa precisamente ha sido su fuerza, que se rompió cuando los tecnócratas quisieron hacer grupos de exquisitos ex alumnos de Harvard o de otras universidades gringas, discriminando a los mexicanos que solo habían cursado en alguna universidad nacional una triste licenciatura. Ese fue el principio del fin de la hegemonía priísta.

 

Montero se perfila por el municipio de Puebla

 

De los aspirantes a obtener la candidatura priísta por el municipio de Puebla, Mario Montero Serrano parece el más viable. El viernes anunció su renuncia al cargo de Secretario de Gobernación del Estado, precisamente para trabajar por la candidatura de su partido.


Es el que ha encabezado las encuestas realizadas por su partido, el más conocido y el que tiene la mayor intención de voto.


Su actuación como secretario de Gobernación, ha sido eficaz: deja una entidad tranquila, sin problemas políticos, con uno de los índices de seguridad más altos del país y con todos sus ayuntamientos trabajando.


Su competidor del PAN estará entre Humberto Aguilar Coronado o Eduardo Rivera Pérez, pues se ve difícil que el PAN, mejor dicho, que los panistas acepten un candidato que no provenga de sus filas, teniendo ya a un candidato a gobernador proveniente del PRI.


Lo dicho por el senador Jorge Ocejo es muy razonable: el PAN en Puebla, tiene cuadros formados para cualquier puesto de elección popular. Por lo tanto, sería un insulto a los panistas militantes que en vez de fijarse en ellos, sus dirigentes voltearan los ojos hacia otras formaciones políticas o se decidieran por “un candidato ciudadano”, es decir, sin ideología, sin formación política.


¿Qué caso tiene la existencia de partidos cuyo costo para la nación es altísimo, si éstos no son capaces siquiera de contar con elementos para ocupar los puestos de elección popular en disputa en una contienda local o nacional?


Hay municipios del interior del Estado muy peleados: Huauchinango por ejemplo, tiene 19 aspirantes. El más aventajado en las últimas encuestas es José Mario Jiménez Arroyo, que por cierto ha venido trabajando intensamente; en Izúcar de Matamoros inicialmente fueron doce aspirantes, pero de ellos solo hay cuatro con posibilidades. En San Pedro Cholula, todo parece indicar que el PRI se unirá a la candidatura de Geudiel Jiménez Flores, del Partido Verde y así por el estilo.


Una cosa queda clara, que la alianza PAN-PRD-Convergencia-PANAL, va a tener que recurrir en muchos casos, a priístas resentidos por carecer ellos de estructura, de organización y de cuadros capaces, para enfrentar a un PRI que si acierta en la designación de los candidatos a alcaldes, va a ser imparable.

 

NOTAS BREVES: Rafael Moreno Valle Rosas, será presentado hoy a las 12 horas en un acto que tendrá lugar en el Centro de Convenciones, como candidato de la alianza PAN-PRD-Convergencia-PANAL, para gobernador del estado. Estarán ahí los miembros de las dirigencias de los partidos de la coalición e invitados…...Se rumoró ayer, que el doctor Enrique Doger Guerrero, se sumaría a la alianza partidista y que era posible que los partidos de izquierda lo propusieran como candidato a la presidencia municipal de Puebla. En el caso de que así fuera y que su precandidatura resultara favorecida, la campaña política que se avecina, sería una lucha entre PRI vs. PRI. Kremer contra Kremer….¿Quién dio ordenes de no dejar pasar al interior del Centro Cultural Siglo XXI a personajes de la talla del ex gobernador Guillermo Jiménez Morales? Esto fue en la convención del PRI….En un sexenio, quien fuera diputado local del PRI y luego candidato a una diputación federal del mismo partido, que no ganó, don Héctor Alonso Granados, pasó de priísta a diputado de Convergencia y luego a candidato y dirigente estatal del Partido Nueva Alianza, propiedad de la siempre gloriosa maestra doña Elba Esther Gordillo, propietaria también del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas