El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

 

El liderazgo del «Ñoño» en el PRD, se tambalea

Más que la salida, para las elecciones locales, del Partido del Trabajo, de la alianza partidista de izquierda que conformó en el pasado proceso electoral federal el Frente Amplio Progresista, la noticia relevante es el duro golpe que se asentó al cacicazgo que durante años ha mantenido Miguel Barbosa (El Ñoño, le dicen sus compañeros de partido) en el PRD poblano.


Barbosa se oponía cerradamente a que en Puebla se hiciera efectiva la alianza partidista, según sus adversarios, para poder negociar, sin incómodos testigos, con el gobierno local y el Partido Revolucionario Institucional, siempre para su conveniencia.
La corriente que él preside en Puebla, Nueva Izquierda, es la que mantiene el poder dentro del PRD. Hizo que el Consejo Estatal, cuyas tres cuartas partes controla, se pronunciara contra la alianza partidista y tuvo que intervenir la dirigencia nacional y la coordinación nacional del FAP (Frente Amplio Progresista) que preside Jesús Ortega, líder de Nueva Izquierda, para obligar a Puebla a aceptarla después de dificiles y largas negociaciones.


Finalmente, la alianza se registró, pero solo entre el PRD y Convergencia. El PT (Partido del Trabajo) decidió no participar en ella, en una extraña determinación tomada a última hora.


ZARANDEAN AL ÑOÑO TODAS LAS CORRIENTES

Fue una semana intensa en el PRD. Todas las corrientes o las más importantes, se pronunciaron a favor de la alianza con Convergencia y el PT y reunidos como estaban, se lanzaron contra Miguel Barbosa, que desde hace años controla al PRD poblano, sin permitir la participación de los demás grupos perredistas.


La reunión fue convocada para discutir el documento de unidad, ante los abusos que ha venido cometiendo Barbosa Huerta y la Corriente Nueva Izquierda.


Ahí estuvieron Jorge Méndez, de IDN, que fue el creador del Ñoño y quien lo encumbró en la dirigencia estatal, habiendo sido desplazado y superado por su pupilo; José Guadalupe Sánchez (Lupillo el terrible) de Redir; Horacio Gaspar Lima, representante de otra corriente perredista; Guillermo Espinosa, de ID; Rogelio Carvajal, de Movimiento por la Democracia; Humberto Sotelo, de la Coalición del Centro Amplio y otros, todos miembros de las diferentes tribus o grupos perredistas que se están peleando desde que el PRD surgió en el horizonte político de este país. Pero ahora estaban unidos al grito de «Todos contra el Ñoño» a quien culpan de todos los males que ese partido sufre.


Exigieron que Miguel Barbosa saque las manos del PRD en Puebla. «No tiene derecho a apropiarse de las candidaturas», dijeron.
Lo señalaron como el artífice del «compló» para reventar la alianza PRD-Convergencia-PT en Puebla.


Fue una declaración de guerra contra el dirigente perredista, que ha ejercido un largo cacicazgo dentro de su partido, sin que, los izquierdistas poblanos, tan duchos en derribar presidentes municipales y presidentes auxiliares, fueran capaces de sacudírselo de encima.


La coyuntura de las elecciones locales y la oposición de Barbosa a la alianza que tanto interesa a la dirigencia nacional, fue aprovechada para zarandear al cacique que a partir de este proceso, ya no podrá ser como antes.


EL ÑOÑO, NO SE RINDE

Pero las corrientes o tribus perredistas, «no saben de qué pasta está hecho el Ñoño». Hasta el último momento, estuvo luchando con su gente, para reventar la alianza y algunos creen, que logró en parte su objetivo al no participar en ella, por decisión de última hora, el PT.


Pero en México ya están enterados de todo y Barbosa Huerta desobedeció indicaciones precisas de la dirigencia de su partido y del máximo dirigente de la corriente Nueva Izquierda a la que él pertenece y controla en la entidad.


Jesús Ortega, que además es el coordinador del Frente Amplio Progresista, envió un comunicado en el que comunica que el martes 17 de julio, hubo en la ciudad de México una junta de coordinación política del FAP, «que nos instruyó comunicarle que para el proceso electoral a realizarse en el Estado de Puebla, los tres partidos del FAP, participarán juntos en coalición para cumplir los objetivos de esta asociación».


¿Quiénes estuvieron en esa Junta de Coordinación, en la que se determinó que la alianza partidista en Puebla era prioritaria? unos señores que se llaman: Leonel Cota Montaño, dirigente nacional del PRD; Porfirio Muñoz Ledo, que todos conocen; Manuel Camacho Solís, que también es ampliamente conocido por todos; Alberto Anaya, dirigente nacional del PT y Chanona, dirigente nacional de Convergencia. Estuvo también José Agustín Ortíz Pinqueti y el gran ausente fue don Jesús Ortega, dirigente de Nueva Izquierda y coordinador del FAP.


Aquí en Puebla, los acontecimientos se precipitaron: el lunes, hay reunión de Nueva Izquierda, convocada por Barbosa, y se aprueba oponerse a la alianza partidista, porque quita espacios a elementos del PRD sin que los otros partidos, Convergencia y PT, dicen, aporten gran cosa.


El martes, en la ciudad de México, se lleva a cabo la Junta de Coordinación de la que ya hemos hablado, para confirmar la alianza. Previamente los dirigentes nacionales habían sido informados de las intenciones del Ñoño.


El miércoles, en el salón de actos del Sindicato de Telefonistas, se reune el Consejo Estatal del PRD y como ya estaba previsto, se pronuncia contra la alianza, pero recomienda al comité ejecutivo, para decidir al respecto, después de que envíe al PT y Convergencia, una contrapropuesta para la unidad. Se cree que lo que se pretendía era ganar tiempo.


El miércoles, Jesús Ortega envía el documento del que hablanos líneas arriba.
El jueves se reúnen en el Holidey Inn, el comité ejecutivo del PRD y los de los partidos coaligados. Ahí el del sol azteca, hace la primera contrapropuesta para reventar la alianza, pues ofrece casi nada a los dos partidos minoritarios. Se reunen en la noche y deciden continuar las pláticas.


El mismo jueves, las corrientes internas del perredismo emiten un documento, después de haberse rebelado contra el Ñoño, mismo que firman los dirigentes de los tres partidos.


El viernes, se reúnen en el mismo hotel los representantes partidistas y continúan la reunión en la tarde para hacer contrapropuestas. La delegada nacional perredista está en la ciudad de México y afirma que si el PRD poblano no acepta los acuerdos (la oposición es del grupo de Barbosa) registrarán en la capital de la república el convenio que habían firmado los dirigentes nacionales partidistas.
Finalmente, como ya se informó, se conforma la Coalición por el Bien de Puebla, solo entre el PRD y Convergencia y se registra a las 24 horas del sábado 21. El Ñoño, había perdido.


LOS REGISTROS DEL PRI

Se iniciaron los registros de pre candidatos del Partido Revolucionario Institucional para los 26 distritos electorales locales y ahí también hay problemas. Ya le platicaremos de eso mañana.

 


 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx