Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Muy definidas las responsabilidades del clero


Para la profesora Rosalía Ramírez Moctezuma, dirigente nacional de la agrupación política Foro Democrático, la responsabilidad del clero con la sociedad, está muy bien definida. Tiene la obligación de difundir su doctrina, lo que implica, buscar la tranquilidad espiritual de sus fieles, fomentar la caridad, la solidaridad y la mejor convivencia pacífica en busca de la paz social.


La maestra Rosalía Ramírez, ex diputada federal del PAN y ex regidora del ayuntamiento de Puebla, dice que la responsabilidad del clero católico es más grande que la de cualquier político, porque esa responsabilidad implica lo moral y lo religioso, lo que lo obliga a tener un comportamiento más complicado que el de solo ser un buen ciudadano, tiene que haber congruencia entre lo que predica y lo que hace y pretender entrar a la actividad política, como ha demandado el Colegio de Abogados Católicos y el mismo Nuncio del Vaticano, constituye una incongruencia.


“Cada día es mayor el número de feligreses y menor el de sacerdotes. Si se van a dedicar a la política, se van a acabar. Si no se dan a basto para atender las cosas religiosas que son su obligación, ¿podrán además atender asuntos políticos?. Yo sinceramente creo que no. Además, son cosas totalmente diferentes: los clérigos tienen la obligación de orientar moralmente a los fieles, ¿con qué autoridad van a actuar en política?”.


LAICISMO ES IGUAL A ESTABILIDAD SOCIAL


“Yo creo que al laicismo hay que verlo con mentalidad moderna y no solo como una teoría que provocó enfrentamientos en el siglo XIX entre dos grupos de mexicanos.


“Se debe ver como una forma de estabilidad social. El gobierno tiene obligación de ser laico, respetando la libertad religiosa, sin promover tendencia religiosa alguna, inclusive fomentar el respeto y la tolerancia a todas las ideologías, a todas las religiones”.


La profesora Ramírez Moctezuma, católica, ex panista y luchadora social toda su vida, dice que el laicismo no es ateo, sino que propicia la libertad basada en el respeto a las creencias de terceros. “No concibo una democracia sin laicismo”, afirma.


- Maestra, usted fue panista y su salida de Acción Nacional fue por la incursión del neopanismo y no por estar contra la ideología del PAN y ese partido siempre ha pugnado por una estrecha relación entre la Iglesia y el Estado...
- No, la verdadera filosofía del PAN era el respeto a la persona humana y esto incluye sus creencias, su libertad de elegir, no nada más en el aspecto político, sino también en el religioso. Actualmente ya no tenemos esas luchas surgidas por la imposición de un solo credo religioso.
“En un estado moderno el respeto y convivencia con las iglesias, es una obligación. Hay en México numerosas denominaciones religiosas y han crecido, sobre todo en los últimos años”.
-¿Debe enseñarse religión en las escuelas? preguntamos.
- Bueno, yo creo que cada religión buscará la forma de educar a sus fieles en sus principios, en su doctrina. Es obligación de cada iglesia hacerlo y no del gobierno. La iglesia católica tiene en Puebla un Colegio Evangélico, una Escuela de Biblia, Escuela de Laicos...
- ¿Son suficientes?.
- Yo creo que no, pero son las iglesias las que deben promover, crear e impulsar sus propias instituciones educatvas y no esperar que el gobierno cumpla con una obligación que a ellos les corresponde. Por eso digo, que si los ministros del culto, en este caso católico, no se dan a basto para atender las obligaciones, las responsabilidades que tienen asignadas por su propia iglesia, ¿cómo quieren meterse en la actividad política?.


JESUS MORALES Y VICTOR HUGO ISLAS


En la pasada reunión del Consejo Político Estatal del PRI, en la que por cierto el gobernador Mario Marín, pidió humildad a los candidatos triunfadores, para servir al pueblo con eficiencia y con honestidad (muchos ya se han crecido al castigo y todavía no toman posesión) el dirigente estatal del Revolucionario Institucional, Valentín Meneses, felicitó a dos de sus delegados distritales, a Jesús Morales Flores y a Víctor Hugo Islas Hernández.


Ambos han sido priístas desde su juventud, han ocupado cargos importantes en la estructura de su partido y desempeñado puestos de elección popular a nivel local y federal, ambos han sido delegados del comité nacional en diferentes entidades del país, en fin, han sido importantes piezas de su partido en Puebla.


Pero en opinión de varios de quienes estuvieron presentes en el acto y forman parte del Consejo Político Estatal, el desempeño de Víctor Hugo y de Jesús Morales, fue muy diferente en esta ocasión.


Mientras Jesús Morales Flores logró recuperar la plaza de Tehuacán, tanto en el plano distrital como municipal, Víctor Hugo Islas, no pudo hacerlo.


En Tehuacán se ganó el municipio cabecera distrital, en manos de Acción Nacional y solo se perdieron dos municipios del distrito.


En San Martín Texmelucan, donde Islas Hernández fungió como delegado: se perdió la cabecera distrital, San Martín Texmelucan, a manos del Partido Nueva Alianza (el de “la maestra”) se perdieron también los municipios de Huejotzingo, Santa Rita Tlahuapan y San Matías Tlalancaleca o sea, los principales de la región.


¿Será que Víctor Hugo está perdiendo habilidades políticas? o a la mejor en esa zona hay muchos fuereños que están enojados porque al ex senador de la república, ex diputado federal, ex diputado local y muchos etceteras, se le ocurrió un día que había que quemar con leña verde a todos los no nacidos en Puebla, como al candidato triunfador en San Martín (es oaxaqueño) y a este columnista (es guerrerense) porque Puebla debe ser solo para los poblanos nacidos en estas tierras. Ese enojo pudo propiciar el voto en contra del PRI, ¿no lo cree?. Por eso como pidió el gobernador en la mencionada reunión: hay que ser humildes.




 
 

 

 
Todos los Columnistas