Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Se cumplieron 70 años del día de la Bandera


El 24 de febrero de 1938, se celebró por primera vez en el país y fue concretamente en esta ciudad de Puebla, el Día de la Bandera.


El origen de esta celebración, fue derechista. Los grupos conservadores, opositores a la política revolucionaria del entonces Presidente de la República, Lázaro Cárdenas, propiciaron el homenaje a la bandera nacional, pregonando que el gobierno federal pretendía cambiar nuestro símbolo patrio por la bandera roji-negra (a la que llamaban trapo) que siempre presidía las luchas reivindicatorias de los trabajadores.


En Puebla fue el inicio de esta celebración.


Se formó un Comité Ciudadano pro Bandera, del que formaron parte seis personas, entre ellas un fotograbador de apellido Romero Feital, un señor de apellido Paz y Puente y otros cuatro más.


Era un comité formado realmente por ciudadanos comunes y corrientes. Atrás de ellos estaban los grupos de la derecha, principalmente empresarios de la industria textil.


La celebración, primera en el país, fue un éxito rotundo. Cuentan que una enorme bandera portada por hombres y mujeres del pueblo, fue traída del paseo Bravo al zócalo enmedio de una valla enorme de gente de todas las clases sociales.


Desde los balcones de la avenida Reforma, mujeres lanzaban flores (rosas y claveles) al paso del Lábaro Patrio, de tal manera que al llegar al lugar donde sería el homenaje, el zócalo de esta capital, hubo necesidad de aligerar el enorme peso pues las decenas de personas que portaban el lienzo tricolor, ya no podían con él.


La catedral echó a vuelo sus sonoras y alegres campanas y fue una fiesta realmente inolvidable.


Al año siguiente, la recien nacida Unión Nacional Sinarquista, tomó la idea y se lanzó a una celebración que abarcó entidades del bajío, del centro y del sur del país.


Ya en el gobierno de Manuel Avila Camacho, se oficializó el homenaje y se instituyó el 24 de febrero, como Día de la Bandera.


Ayer en esta capital, 70 años después de la jornada inicial, el gobernador del Estado, Mario Marín Torres y la presidenta municipal de Puebla, la primera mujer en ocupar ese cargo, presidieron el acto en el zócalo, en el que el discurso oficial fue pronunciado por el diputado local por Acatlán.


Los honores estuvieron a cargo de soldados de la XXV Zona Militar.


SE INICIA LA PERREDIZACION DEL PRI


El ejemplo del Partido de la Revolución Democrática, de dividirse en pequeños grupos que se agreden entre sí para luchar por candidaturas de futuras elecciones, está siendo imitado por el Partido Revolucionario Institucional, lo que en opinión de muchos observadores, puede ser catastrófico para el partido tricolor.


Con el pretexto de la «democracia», un grupo de priístas empezó a pensar en la sucesión del licenciado Mario Marín Torres, el mismo día en que éste tomó posesión de la gubernatura.


Pocas semanas después, se hablaba ya del «Grupo Z» que ya trabajaba por la candidatura (para los seis años siguientes) del licenciado Javier López Zavala, entonces secretario de Gobernación.


Los políticos ajenos al grupo llamado «la burbuja», empezaron a inquietarse y a golpear al gobierno, pensando que se trataba de un proyecto del propio jefe del ejecutivo, a quien en realidad perjudicaba esa situación.


Vino el asunto de la señora Lydia Cacho, que fue un problema eminentemente político y mediático y que era revivido cada determinado tiempo, precisamente por los opositores al Proyecto Z, por considerar que golpeando al gobernador, golpeaban al pretendido sucesor y debilitaban al grupo.


Tal parece que nadie se daba cuenta de ello o nadie quería darse cuenta, pero ahora, a tres años de las elecciones, las cosas empiezan a descomponerse en serio.


Los aspirantes a la candidatura del PRI, no están dispuestos a dejar que un grupo avance y ellos se queden rezagados sin hacer nada. Creen que hay preferencias y que el PRI los para a ellos y deja que avance el Proyecto Z.


Esto va a propiciar la perredización del PRI, porque los grupos no se mieden en sus ataques, en sus golpes bajo la mesa y están surgiendo entre ellos odios y resentimientos que será muy dificil borrar después.


El desayuno ofrecido por 500 mujeres poblanas a Jesús Morales Flores el sábado pasado, fue manejado con cuidado por el aspirante, pero ha inquietado al grupo del Proyecto Z y a otros grupos. Aun cuando haya sido una reunión de amigos, no deja de tener fuerte significación política.


Si los diez o quince priístas que aspiran a la candidatura se lanzan a hacer pre campaña, se dañaría al gobierno del licenciado Marín Torres, al estado de Puebla y a los ciudadanos comunes y corrientes que somos la mayoría. Pero el daño mayor, sería para el Partido Revolucionario Institucional, que acabaría hecho trizas, como un PRD poblano, pero grandotote.


URGEN MEDIDAS QUE IMPIDAN SAQUEOS EN AYUNTAMIENTOS


Lo que está ocurriendo en varios municipios de la entidad poblana, cuyas autoridades salientes hacen verdaderos saqueos de los bienes del municipio y dejan sin medios para que sus sucesores puedan trabajar, debe frenarse mediante leyes más duras y eficaces.


Sabemos que hay tres meses para la entrega recepción, pero el hecho es que el ayuntamiento priísta de Amozoc y el ayuntamiento panista de Trachichuca, dejaron completamente vacías las oficinas, sin computadoras, sin papelería, sin sillas ni escritorios, sin patrullas o vehículos para la recolección de basura, sin armamento para los cuerpos de seguridad, es decir, sin nada.


Seguir todos los trámites que la ley establece, solo sirve para que la gente crea que se protege a los ladrones.


Deben hacerse cambios que permitan una actuación inmediata en casos como esos. No se puede estar esperando tanto tiempo para que la administración pública de un municipio, por pequeño que sea, pueda empezar a trabajar.


En Tlachichuca, por ejemlo, el presidente entrante, el priísta Ramiro Gutiérrez Vieyra, solo encontró una pistola descompuesta, sin tiros y 300 mil pesos de deuda municipal que le heredó el panista Benjamín Rodríguez Fuentes. ¿Es correcto eso?.




 
 

 

 
Todos los Columnistas