Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


El PRI, se inicia como socialdemócrata

 

Aunque orgulloso de los principios ideológicos de la Revolución Mexicana, el Partido Revolucionario Institucional, está desde el sábado 23 de este mes, dentro de la socialdemocracia; se pronuncia contra la privatización abierta o simulada de Pemex; establece la expulsión fulminante para quienes traicionen al partido; abre las puertas a quienes por su propia voluntad salieron del PRI y se han arrepentido de su grave pecado, y tributa, en su asamblea nacional, el aplauso más largo y fuerte al gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto, lo que constituye un pre destape para la carrera por la candidatura de ese partido a la Presidencia de la República en el 2012.


Todo lo anterior en la Asamblea Nacional del partido tricolor realizada el sábado en Aguascalientes ante la presencia de la dirigencia nacional, de los gobernadores de los estados gobernados por el PRI, de los ex gobernadores, de los ex presidentes nacionales de ese partido y de los 4 mil 500 delegados de todo el país.


Fue una asamblea breve, sin problemas, en la que los priístas dieron muestras de unidad y disciplina. Los acuerdos ya habían sido consensuados durante los 50 días previos a la reunión de Aguascalientes. Hubo reuniones con delegados de las entidades y municipios del país, para discutir las propuestas y llegar a consensos. No hubo imposiciones. Los acuerdos se tomaron entre la dirigencia nacional y los delegados estatales, para presentar ya en la reunión plenaria, documentos suficientemente discutidos y aprobados.


SE INICIARON COMO PARTIDO DE OPOSICION


Contra lo que había venido ocurriendo desde la llegada de Vicente Fox al poder, de que el PRI se cuidaba mucho de hacer críticas al gobierno panista, en su asamblea nacional del sábado pasado, las cosas cambiaron. Beatriz Paredes, la dirigente nacional priísta, fue clara y contundente: “La autoridad no está cumpliendo cabalmente con su obligación esencial de proteger la vida. Lamentablemente no hemos encontrado suficiente capacidad para detener la grave espiral de violencia que nunca antes habíamos tenido en nuestro territorio Nacional”, dijo.


Y más adelante agregó: “Ni el presente, ni el futuro inmediato ofrecen esperanzas de progreso para los mexicanos con la conducción de Acción Nacional. Se reclama por el pueblo que el gobierno no asume su responsabilidad ni garantiza la seguridad de la sociedad, ni la igualdad de oportunidades”. Dijo que la desesperanza y la frustración afecta los valores individuales y la convivencia colectiva”.


Por su parte la diputada Martha Hilda González, que presidió la mesa de Declaración de Principios, dijo que a lo largo de nuestra historia, el PRI ha sabido identificar las necesidades y aspiraciones de nuestro pueblo y ha construido las instituciones que han encauzado el desarrollo económico y social de la nación, dándole estabilidad política y paz institucional.
El dirigente de la CNC, Cruz López por su parte hizo duras críticas al gobierno panista de Felipe Calderón, afirmando que la administración federal tiene confusión en el rumbo, improvisación en la toma de decisiones, ineficacia en la operación de programas y en el ejercicio presupuestal, prejuicios gubernamentales en su relación con los actores sociales y productivos, desinformación y debilidad en negociaciones con países poderosos y pérdida de liderazgo en relaciones internacionales”.


Todos los comentarios señalan que la Asamblea Nacional priísta, fue un éxito para su dirigente Beatriz Paredes y que constituyó el arranque de la campaña del 2009.


REUNION DE NUEVA IZQUIERDA EL SABADO


También el sábado pasado, pero en esta ciudad de Puebla, en un salón ubicado en la 19 poniente y 11 sur, se reunieron los perredistas de Nueva Izquierda, la corriente que es conocida con el nombre de “Los Chuchos”, con el objeto de informar sobre su situación interna.


Esta reunión estuvo presidida por Luis Miguel Barbosa, delegado de esa corriente y Miguel Angel de la Rosa, presunto dirigente estatal del PRD en Puebla.


Ahí se dijo, que el Tribunal Federal Electoral, posiblemente esta semana reconozca el triunfo de Jesús Ortega, como dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática. Si el fallo del TFE no es a favor de Ortega Martínez, entonces continuará al frente del partido como interino, Guadalupe Acosta Naranjo, es decir, la cooriente Nueva Izquierda seguiría al frente del PRD.


Por lo que se refiere a Puebla, se afirmó que las objeciones formuladas contra la elección de Miguel Angel de la Rosa, carecen de fundamento y que por lo tanto, seguramente que serán desechadas.


Por otra parte se dijo que existen grandes posibilidades de un acuerdo político entre todas las corrientes o tribus perredistas. Hay pláticas a nivel nacional y un acuerdo de unidad está a la vista.


También se informó, que la corriente Izquierda Unida, ya está desunida, es decir, confronta problemas internos que la han debilitado y eso da mayores posibilidades de llegar a acuerdos que eviten la escisión del partido.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas