Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Desarrollo Rural y Desarrollo Social en la batalla

 

La crisis que está empezando y que amenaza con quedarse por varios años, ha elevado a dos secretarías del gobierno estatal al nivel de dependencias prioritarias para enfrentar lo que viene: la Secretaría de Desarrollo Rural y la de Desarrollo Social.


Así lo ha entendido el gobernador Mario Marín Torres, que sin aspavientos, sin protagonismos innecesarios, está enfocando su trabajo a impulsar la producción de alimentos y a atender las necesidades de los cada día más numerosos grupos de marginados, a fin de que puedan sobrevivir en los dificiles tiempos que se avecinan.


Esto nos lo hicieron ver algunos priístas, que por cierto, ni siquiera están en el gobierno, como el licenciado Melitón Morales Sánchez, que fue dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y que por ello sigue manteniendo relación con grupos campesinos; el licenciado Carlos Gil, que no ha perdido su relación con el sector agrario; Saúl Coronel Aguirre, también es dirigente de la Liga y otros amigos que con frecuencia se reunen para analizar los problemas de Puebla y del país.


El trabajo que vienen desarrollando las dependencias mencionadas, se ha intensificado en las últimas semanas, como anticipándose a lo que se veía venir.


Tanto el secretario de Desarrollo Rural, como el de Desarrollo Social, han sido mencionados como aspirantes a suceder al licenciado Marín en la gubernatura, pero ellos han dicho a este columnista, que el trabajo que realizan no tiene que ver con la política, sino con las graves necesidades que hay que atender en estos momentos. Entevistados telefonicamente, coincidieron en manifestar que en el desempeño de sus labores, está muy lejos su aspiración política. Creen que es el momento de servir con la mayor eficiencia y entrega a los poblanos y al jefe del ejecutivo, que confió en ellos.


ATENCION A TODOS POR IGUAL


Sería lamentable que se aprovechara el importante puesto que en estos momentos ocupan el ingeniero Alberto Jiménez Merino y el licenciado Javier López Zavala, para promoverse en sus aspiraciones políticas, si es que realmente las tienen. Un funcionario público puede aspirar a una posición política, pero no utilizar los elementos que están a su disposición, para favorecer esa aspiración.


López Zavala afirma que su trabajo de promover el desarrollo social, está enfocado a atender las necesidades de quienes menos tienen, en todos los municipios, sin distingos de ninguna especie, es decir, que se brindará la atención que requieran los municipios gobernados por el PRI, el PAN o el PRD o cualquier otro partido.


En el caso de Jiménez Merino, la atención al campo está enfocada a todos los grupos organizados que requieran de apoyos. El propósito, es incrementar la producción de alimentos a fin de que éstos no escaseen y su encarecimiento no resulte elevado al grado que queden fuera del alcance de las clases populares.


No es la coyuntura política la que hace cobrar mayor relevancia a las secretarías mencionadas, sino las necesidades que han surgido a consecuencia de la crisis que es mundial.


SOMOS UN PAIS DEPENDIENTE


México se convirtió en un país con dependencia alimentaria, desde la llegada de los jóvenes tecnócratas encabezados por Carlos Salinas de Gortari. Queriendo llevarnos a la «modernización», abandonaron al campo, pues según ellos era una verguenza que siguiéramos siendo un país rural, teniendo petróleo en abundancia, y tratando de hacernos un país industrial, nos hicieron «maquileros», pero ésto fracasó y ahora tenemos millones de desempleados, millones de documentados e indocumentados del otro lado de la frontera norte, empobreció nuestra clase media, cerraron muchos pequeños negocios, farmacias, tiendas de abarrotes, tiendas de ropa, porque las grandes cadenas llegaron a arrasarlo todo.


Ahora tenemos una crisis económica gravísima, crisis alimentaria, inflación galopante, alta inseguridad, industria turística a la baja, industria petrolera a la baja, remesas de trabajadores migrantes a la baja, turismo a la baja.....


Y no solo eso: tenemos una crisis política terrible, con partidos políticos divididos, sin ideología precisa, sin estructura, sin organización, con políticos cada día más......ambiciosos de poder y de dinero, que carecen de programa, de sensibilidad política y social, de oficio. Estamos mal, muy mal.


Por eso resulta interesante el trabajo que el gobierno estatal viene realizando desde hace varios meses en el interior del estado, promoviendo las actividades productivas del campo y recibiendo los apoyos, tan necesarios en estos momentos, para superar los problemas de probreza y marginación que los pueblos rurales y suburbanos padecen.


Si como los funcionarios que están al frente de las dependencias encargadas de este trabajo afirman, dejan al márgen la política electoral y se concentran en lo que tienen obligación de hacer (porque además cuentan con todo el apoyo del ejecutivo para ésto) Puebla seguramente que tendrá problemas, como los habrá en todo el país, pero tal vez sean menores. La previsión, es una de las virtudes que deberían practicar todos los gobernantes. Si no resuelve los problemas en su totalidad (lo que viene es una crisis mundial) por lo menos los aminorará y eso es bueno.


CERRARON CAMPAÑAS AYER los candidatos del PRI y del PAN a la presidencia municipal de Felipe Angeles. Los candidatos contendientes son Javier de Jesús Vera, por el Revolucionario Institucional y Camilo Vera, por Acción Nacional.


En el cierre del candidato priísta estuvieron los dirigentes estatales de ese partido Alejandro Armenta y Claudia Hernández, así como la delegada del comité nacional, Paloma Guillén, diputados y otros destacados priístas. La elección será el primero de junio. Los panistas acusan a los priístas de haber distribuido despensas, cosa que niega el PRI y éste a su vez acusa a los panistas de haber gastado en propaganda mucho más de lo autorizado por el Instituto Estatal Electoral.....¿SE ACUERDA USTED DE LA EMPRESA HYLSA? fue una fundidora de hierro esponja establecida en una población ubicada sobre la autopista Puebla-México, antes de llegar a San Martín Texmelucan. Fue de las primeras grandes empresas que se establecieron aquí, en los años sesenta, cuando se inició el proceso de «industrialización» de la entidad. Al frente de ella, estuvo un ingeniero regiomontano llamado Eugenio Garza Laguera, hijo del dueño, perteneciente a una de las familias más importantes de Nuevo León. Bien, pues el señor Garza Laguera que era presidente honorario de Femsa y del Tecnológico de Monterrey, falleció antier a los 84 años en su ciudad natal, la Sultana del Norte.




 
 

 

 
Todos los Columnistas