Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

26/05/2010

¿Terrorismo electoral?


La noche del lunes, cuando en la casa de campaña del candidato del PRI a diputado por el distrito de Izúcar de Matamoros, Filiberto Guevara, había decenas de personas, dos camionetas blancas, una de ellas “urban”, se estacionaron enfrente y bajaron cinco elementos portando armas de alto poder.


De inmediato gritaron que todos permanecieran en sus lugares y con las manos en alto.


Los priístas supusieron que se trataba de un asalto del crimen organizado, como esos que dicen que ocurren en entidades del norte del país y de los vecinos estados de Morelos y Guerrero.


Hubo quienes venciendo el temor natural, se atrevieron a preguntar de qué se trataba.


Uno de supuestos asaltantes respondió que se trataba de una investigación por una denuncia ciudadana.


Las investigaciones que llevaron a cabo elementos de la Secretaría de Gobernación del Estado, según nos comentó ayer el titular de la dependencia, Valentín Meneses Rojas, señalan que efectivamente se trató de un operativo de la AFI (policía federal) para investigar una denuncia anónima, en el sentido de que en la casa de campaña del candidato a diputado, que se encuentra cerca del zócalo de la ciudad de Izúcar de Matamoros, había una imagen religiosa que se iba a utilizar para propaganda política.


Meneses Rojas comentó, que ya hubo pláticas con el alto mando de la AFI , a fin de que haya algún tipo de coordinación, en casos como éstos, con las autoridades estatales, para evitar pifias como la de la noche del lunes, que solo espantó a decenas de activistas del PRI y al propio candidato, que no estaba en el lugar, pero a quien llegaron buscando.


Hubo otro caso, hace unos días, en Jonotla, donde también por una llamada anónima, el candidato priísta a la presidencia municipal, fue acusado de narcotraficante y la AFI realizó un cateo a su casa.


Priístas de Izúcar creen que se trata de parte de la guerra sucia que acostumbra el PAN y que en este caso constituye un verdadero acto de terrorismo político.


En Izúcar de Matamoros, como en casi toda la región sur del estado, el PAN es un partido con poca fuerza real. La lucha política en esa región, ha sido entre el PRI y el PRD. Ahora con eso de que la derecha y la izquierda se aliaron para vencer al PRI y que ya unidos no pudieron lanzar candidatos propios, sino a ex priístas que unos días antes participaban en la lucha interna de su partido para obtener las candidaturas, hay mucha confusión entre los electores, que se agrava con acciones como ésta.

 

Cuidar la tranquilidad y el respeto

 

Es obligación de las autoridades federales y estatales, mantener la tranquilidad social y el respeto entre los ciudadanos.


El país está viviendo una grave situación debido a la crisis económica, a la descomposición política que se puede agravar en el transcurso de las campañas y a la consecuente descomposición social originada por el desempleo, la falta de oportunidades para los jóvenes, etc.


Si a las acciones irresponsables de algunos líderes políticos que le apuestan a la “guerra sucia” para “ganar” una elección, se agrega la complicidad de algunas autoridades que se prestan para realizar actos de terrorismo electoral, hay el peligro de que la paz y la tranquilidad de que gozamos en Puebla, empiece a descomponerse y que esa descomposición social y política, después ya no pueda pararse o que tenga que hacerse a un elevado costo.


Los partidos políticos y los candidatos a puestos de elección popular, deberían ser los más interesados en preservar el clima de tranquilidad que se vive en Puebla, una de las pocas entidades del país, que no se han visto afectadas, en la medida en que lo están la mayor parte de los estados del norte y del sur, por la acción de la delincuencia organizada y de los organismos de seguridad del gobierno que luego cobran vidas de civiles como parte de “los daños colaterales” como dice el propio gobierno federal.


El llamado hecho por el secretario de gobernación del estado, Valentín Meneses, para que partidos y candidatos tengan un comportamiento de civilidad política, cobra en estos momentos la mayor importancia.


Los cuerpos de seguridad, federales, estatales y municipales, no pueden andar desplegando fuerzas en operativos como para detener delincuentes, por cada llamada anónima que reciban.


Los cateos a casas y oficinas privadas, hasta en tanto no se modifique la ley, solo pueden realizarse si lo ordena una autoridad judicial. Pero además, en casos como el que relatamos, debe haber coordinación con las autoridades del estado precisamente para evitar cometer errores que ofenden a mucha gente y que pudieran tomarse como medidas de represalia política o de intimidación a partidos o grupos en desacuerdo con las políticas oficiales.

 

NOTAS BREVES: Hoy a las 18 horas, en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la UAP ,  la licenciada Lucero Eugenia Alvarez Castro, dictará una conferencia sobre “Archivos, Rendición de Cuentas e Historia”, invitada por la Asociación de Periodistas y Escritores de Puebla, que preside Mauro González Rivera. Esta conferencia que estará abierta a todo el público, forma parte del ciclo organizado por la agrupación mencionada, con motivo del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución …..Saúl Coronel Aguirre, quien fuera dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias del Estado, dos veces diputado local y funcionario estatal en varias ocasiones, fue enviado por la dirigencia nacional de su partido, el PRI, a Zacatecas, como delegado de la CNC , donde viene realizando una muy buena labor. Afirma categóricamente, que el PRI recuperará esa plaza en manos del PRD desde hace doce años.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas