Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

26/10/2009

La clase política, en su mayor desprestigio


No recordamos en el último medio siglo, que el país, México, haya pasado por una situación tan dramática como ahora y que su clase política haya estado tan desprestigiada y haya sido tan criticada, como lo es actualmente.


Pero también, nunca habíamos visto políticos tan faltos de oficio, tan ambiciosos de poder y de dinero, tan carentes de ideología y de sentido patriótico, como ahora.


No queremos decir que todos sean así, pero es la clase que predomina en el ambiente desde que llegaron los tecnócratas al poder, seguidos de unos panistas ajenos al panismo tradicional, soberbios, ignorantes de nuestra historia, carentes de sensibilidad social y política.


El país está al borde del precipicio y su clase política predominante, insiste en dar un paso al frente.


La aprobación del “Paquete Fiscal” propuesto por el Presidente de la República , el panista Felipe Calderón, fue aprobado por la mayoría de todas las fracciones parlamentarias, menos la del Partido del Trabajo, PT. Todos fueron culpables de su aprobación y no solo los del PRI y del PAN.


La reacción de la ciudadanía fue de reprobación total y eso, además de la torpeza del dirigente nacional panista, César Nava, de pretender lavarse las manos y echarle la culpa al PRI, ha obligado a senadores y diputados priístas, a dar marcha atrás.


Ayer se reunieron los integrantes de la Comisión de Hacienda, del Congreso de la Unión y determinaron dejar el IVA en el 15 por ciento y el Impuesto Sobre la Renta , en 28 por ciento y en no acceder al incremento en el precio de los combustibles.


Sin embargo, el mal sabor de boca que los políticos dejaron entre los ciudadanos, el desprestigio que de la noche a la mañana lograron los diputados sin mucho esfuerzo, sigue vigente.

 

Deben ponerse las pilas

 

Ante esta situación inédita en el último medio siglo, los dieciséis diputados federales poblanos, todos ellos priístas, deberán ponerse las pilas y tratar de limpiar su imagen ante la ciudadanía poblana que se siente engañada, que se siente ofendida.


El descontento provocado por la aprobación del Paquete Fiscal calderonista, alcanzó a los diputados locales, que tuvieron que soportar, en su sesión del jueves de la semana pasada, reclamos y gritos ofensivos en el recinto parlamentario estatal. Los diputados priístas fueron el blanco de los reclamos populares, ante la sonrisa burlona e hipócrita de algunos legisladores del PAN, que como siempre se sienten más allá del bien y del mal. Por algo su presidente nacional quiso echarle toda la culpa a los del tricolor.


Pero todos sabemos que los panistas son los responsables del desbarajuste en que se encuentra el país, pues si bien es cierto que los neoliberales de Carlos Salinas y socios iniciaron el proceso de desmantelamiento del México revolucionario, también lo es que nueve años de gobiernos panistas ineficientes, han agravado las cosas hasta llevarnos a una situación sumamente peligrosa.


Los diputados federales del PRI e incluso los diputados locales, están obligados a recorrer sus respectivos distritos y explicar bien las cosas. Deben acercarse al pueblo, intensificar las gestiones para solucionar problemas de comunidades y pueblos, de colonias y de barrios. Están obligados a acercarse a la ciudadanía ofendida que además se siente engañada.


Si los diputados escucharan lo que se dice de ellos en todas partes, se sentirían avergonzados, por muy cínicos que fueran.


Su poco meditada decisión de aprobar el Paquete Fiscal enviado por el gobierno panista, ha dañado además la imagen de su partido, el Revolucionario Institucional y ellos, que son los responsables de esto, están obligados a rehabilitar esa imagen.


El Partido Revolucionario Institucional, que nació liberal y progresista, comprometido con las clases populares, creador de instituciones como la educación pública laica y gratuita, los servicios de salud, el Seguro Social, el Infonavit, la universidad pública, la Ley Federal del Trabajo, el reparto agrario, etc., cayó en manos de doctores en economía formados en los Estados Unidos, que le hicieron dar vuelta a la derecha y por eso ahora ese grupo, que forma la cúpula priísta, hace alianzas con el partido que representa modernamente, al conservadurismo del siglo XIX, que ha sido el tradicional y más acérrimo adversario del liberalismo revolucionario y progresista.


Los priístas ya se habrán dado cuenta, porque entre ellos queda todavía gente inteligente y patriota, que el neoliberalismo salinista ya fracasó rotundamente y que es necesario buscar nuevos caminos para salvarnos de la hecatombe que nos espera si seguimos como ahora. Si no rectifican el rumbo, este pueblo y la historia, no los perdonarán.

 

NOTAS BREVES: Se aplaza la reunión que este martes tendría el gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, con los integrantes de la Comisión de Presupuesto, del Congreso Federal. Se dará hasta que se haya resuelto el problema del Paquete Fiscal……Dice el diputado perredista Melitón Lozano, de Izúcar de Matamoros,  que es posible una alianza entre el PRD y el PAN. Si esa alianza antinatural se diera, ambos partidos saldrían perdiendo pues muchos panistas se abstendrían de votar y muchos perredistas también. Una alianza entre la izquierda y la derecha, suena absurda, pero estamos en un país kafkiano en donde puede ocurrir todo lo inimaginable.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas