Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


Las consecuencias del abandono del campo

 

Desde que llegó la tecnocracia priísta al poder federal y luego con el panismo, que lleva ya ocho años, el campo mexicano fue abandonado a su suerte y las consecuencias de ello, las estamos padeciendo ahora: somos un país con fuerte dependencia alimentaría y lo que es peor, dependemos de Estados Unidos, que usa a los alimentos que exporta, como arma política, es decir, para presionar a gobiernos debiluchos, para que hagan lo que a Estados Unidos conviene o quiere. Por eso ya hasta nos estamos abriendo al capital extranjero, en materia de energéticos.


El gobierno de Felipe Calderón, ya reconoció que hay una crisis alimentaría; que para superarla tendremos que importar más de lo que importábamos y a un precio mayor; que seguiremos siendo importadores de maíz, base de nuestra alimentación, por lo menos cinco años más, pues hasta entonces México podrá producir los básicos suficientes, según Sagarpa; pero lo cierto es que si esa dependencia sigue funcionando como hasta ahora, las cosas pueden empeorar.


El burocratismo con el que se topan los campesinos para recibir los apoyos oficiales, es fenomenal. Los pobres técnicos del campo, agrónomos y veterinarios, son contratados, cuando bien les va, ocho o diez meses al año.


Siempre están temiendo la pérdida del empleo, pues su permanencia en el trabajo depende de la buena o mala voluntad de burócratas que dizque los supervisan, aplicando siempre sistemas subjetivos en su apreciación.


Del informe que los burócratas rindan a sus superiores, depende su recontratación para los ocho o diez meses siguientes. Si fueron «reprobados», no se acepta escuchar aclaraciones y reclamos y aunque presenten documentos avalados por las autoridades del municipio que atienden, que hablen a su favor, nada es capaz hacer variar la decisión de los supervisores que son a los únicos que escuchan los funcionarios.


Los apoyos, como era en los tiempos del PRI, de los que tanto se quejaban los panistas opositores, llegan tarde y mal, pues el burocratismo que impera en la dependencia es el mismo, solo que ahora de otro color, en fin, será muy difícil que a estas alturas, cuando las lluvias ya entraron en la mayor parte de las regiones del país y los técnicos están a la espera de ser contratados para este temporal.


Si se logra mejorar la producción de granos este año, será por un milagro de la Vírgen de Guadalupe y entonces el ahora senador panista Angel Alonso Díaz Caneja podrá repetir su frase célebre: «Dios está con nosotros».


CIRCULO DE LECTURAS JURIDICAS


Una magnífica idea la de crear el Círculo de Lecturas Jurídicas, con una serie de cuadernos que abordan temas importantes sobre la materia, que sean accesibles tanto a juristas, a estudiantes de jurisprudencia, como al público en general.


Esta idea surgió en el Tribunal Estatal Electoral cuyo presidente es el magistrado Gabriel González Alegría, que ayer presentó el primer cuadero en el que el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, licenciado Guillermo Pacheco Pulido, aborda el tema: La Reforma Constitucional en Materia Penal.


La presentación del primer cuaderno de lecturas jurídicas y el lanzamiento del proyecto, tuvo un escenario majestuoso: el Paraninfo de la Universidad Autónoma de Puebla, en el edificio carolino.


El rector de la institución, Enrique Agüera, recibió a los licenciados Pacheco Pulido y González Alegría, en la puerta del Paraninfo y los acompañó al sitio de honor. Pronunció unas breves palabras y luego se retiró.


Quienes hablaron del trabajo del licenciado Pacheco Pulido y del proyecto de crear el Círculo de Lecturas Jurídicas, fueron el magistrado Carlos Loranca Muñoz y los diputados locales Pablo Fernández del Campo, PRI y Eduardo Rivera Pérez, del PAN.


Al acto concurrieron muchos abogados, tanto del servicio público como litigantes: vimos ahí al magistrado Juan José Barrientos Granda, al presidente del Ilustre Colegio de Abogados, Mario Chapital de la Rosa, al abogado perredista Horacio Gaspar Lima, a maestros de derecho de varias universidades, entre ellas la Autónoma de Puebla y a estudiantes. El salón estuvo lleno y las intervenciones de los oradores fueron escuchadas con toda atención.


POLITICOS DESFAZADOS


Mientras el país sufre violencia, carestía, escasez de alimentos, desempleo, malos servicios médicos, pésima educación.....los políticos mexicanos andan peleando posiciones electorales para dentro de uno o dos años, enfrascados en una lucha de chismes y rumores.


Nunca nuestra clase política dio muestras de tanta mediocridad, de tanto desinterés por las cuestiones que tienen angustiada a la población.


Hay un dicho popular que reza: «los pueblos tienen, los gobiernos que se merecen», eso podría ser parodiado así: los pueblos tienen, los políticos que se merecen.


Un pueblo apático, sumiso, oportunista y convenenciero, merece tener políticos mediocres, sin oficio, sin sensibilidad social, solo interesados en el poder y el dinero.


La gente está cansada de todo lo que está ocurriendo y es posible que tenga una reacción fuerte cuando se le colme la paciencia. Lo bueno es que tiene mucha, pero mucha paciencia.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas