Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca


¿A quién creerle?

 

“Ya se ha dejado atrás el mito de que cuando a Estados Unidos le da gripe a nosotros nos da pulmonía; ahora podemos decir que Estados Unidos tiene pulmonía y a nosotros nos da tos”. Esta frase histórica fue pronunciada el martes 26 de agosto en el marco de la reunión de la Comisión de Hacienda del Congreso de la Unión, que preside el diputado Jorge Charbel Estefan Chidiac, en la que estuvo presente el secretario de Hacienda Agustín Carsterns y a la que asistió el gobernador Mario Marín, entre otras personalidades.


¿Es cierto eso?


Hay que atenerse a los hechos: La CEPAL (organismo internacional que estudia el desarrollo económico de los pueblos de América Latina) dijo hace ya varios meses, que nuestro país tendría este año, el menor crecimiento económico de todos los países de la región. Es decir, todos: Argentina, Brasil, Chile, Venezuela, Perú, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Colombia, todos, incluyendo a Haití, crecerán, economicamente hablando, más que México. El crecimiento de Haití, estaría según el estudio, dos décimas porcentuales arriba del nuestro, pero estaría arriba. Entonces, ¿cómo puede decirse que a nosotros nos dará una simple tos, pese a que el país del que dependemos, tendrá pulmonía? ¿A quién se pretende engañar?.


El mismo señor secretario de Hacienda y Crédito Público, señor Carstens, afirmó que los meses que vienen serán más duros, lo que quiere decir, que serán peores de los que ya se están viviendo y según los ciudadanos de a pié (como está de moda decir) nunca habían sentido tan dificil la situación económica, como ahora.


“NO DEJARE QUE EL PAIS SE NOS VAYA DE LAS MANOS”


La frase con la que encabezamos este bloque, la pronunció el presidente Miguel de la Madrid Hurtado, cuando tomó posesión de la Presidencia de la República. Y con él se inició el neoliberalismo que en tan solo dieciocho años, acabó con el PRI en el gobierno federal. El PAN continuó con la tarea demoledora y ahora vemos que todo se derrumba.


Los soberbios panistas no saben qué hacer. Quieren que creamos que los Estados Unidos están peor que nosotros, que ellos tienen la pulmonía y nosotros una simple tos. Una simple tos, que se traduce en una pobreza generalizada: según economistas poblanos, el 50 por ciento de la población de este país, más de 50 millones de personas, viven en los niveles de pobreza; 13 millones de indígenas mexicanos, están viviendo por abajo de esos niveles, es decir, viven en la miseria. Hay una desnutrición aterradora, que se traducirá en que millones de personas, cuyas capacidades físicas e intelectuales no se desarrollarán lo suficiente, no tendrán forma de llevar una vida digna.


Hace años, el entonces diputado federal Jorge Murad, impulsó la creación de una industria maderera en Chignahuapan, distrito que representaba en el Congreso, pidiendo que se diera trabajo en ella a los jóvenes de la región.


Llegaron los encargados de escoger al personal y solicitaron jóvenes campesinos de 15 a 30 años a quienes hicieron una prueba. De más de 500 que la presentaron, la casi totalidad dio una edad mental que iba de los once a los catorce años. No tenían capacidad ni siquiera para desarrollar con cierto grado de eficiencia, las labores más simples de un aserradero.


La pobreza propicia enfermedades, la gente muere de tifoideas, gripes mal curadas, males estomacales, parasitósis, es decir, de enfermedades que no serían mortales en una sociedad más justa y equilibrada economicamente. Los servicios de salud se han ido deteriorando aceleradamente y eso afecta incluso a las clases obrera y medias, que dependen de las instituciones de seguridad social.


El problema educativo que es grave, sufrirá un mayor deterioro, por falta de recursos, pero sobre todo, porque al frente de la “revolución educativa” está nada menos que doña Elba Esther, que tiene 25 años de estar al frente del sindicato de maestros y lo único que ha logrado es ser multimillonaria en dólares.


LA INSEGURIDAD ES LA CONSECUENCIA DE TODO ESTO


El tema de moda, la inseguridad, que avanza cada día más en el país y por la que muchas señoras vestirán de blanco y llevarán veladoras encendidas a manera de protesta en una manifestación-procesión que se llevará a cabo en varias ciudades del país, es consecuencia de todo lo anterior.


El neoliberalismo vino a desequilibrarlo todo, tanto en el terreno político, como en el económico y en el social.


Nuestros gobernantes de los últimos años, no han podido evitar el deterioro que ha venido sufriendo el país en todos los órdenes.


Vicente Fox ofreció en su campaña, cambiar la política económica y no solo no lo hizo, sino que se empeñó más en el neoliberalismo, pese a sus devastadores efectos.

 

El segundo gobierno panista, el de Felipe Calderón, no ha realizado el más mínimo intento por modificar las cosas, por hacer de nuestro país, un México más justo y equitativo. Cada día somos más dependientes de los Estados Unidos, hacia donde van nuestros jóvenes en busca de un futuro que su patria no les ofrece y eso, pese a todos los gravísimos problemas a que tienen que enfrentarse, incluso la muerte. Habría que hacer un estudio profundo: ¿Porque se van a un país con pulmonía y dejan a uno que tiene una simple tos?.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas