Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

30/06/2009

Fracasa la estrategia del PAN


La estrategia panista, de infundir miedo en la población, de aprovechar los gravísimos problemas que hay en el país por la ineficiencia del gobierno federal, para sembrar el terror  y echarle la culpa a quienes estuvieron al frente del gobierno federal hasta el año 2000, no les ha funcionado.


En entidades como Jalisco, donde Acción Nacional gobierna desde hace quince años, hay un fuerte movimiento, que agrupa a miles de ciudadanos que han salido a las calles en manifestación para pedir que no se de un solo voto más al PAN. En una manta se leía una leyenda breve pero contundente: “Que vuelvan los corruptos y se vayan los ineptos”.


Dos investigadores de la Universidad Autónoma de Puebla, señalan que el objetivo de la derecha mexicana representada por Acción Nacional, es llevar al país al fascismo, pues las condiciones económicas, políticas y sociales actuales, son propicias para ello, son las mismas que existieron en España, Alemania e Italia, en las décadas de los veinte y treinta y que permitieron la subida al poder de Franco, Hitler y Mussolini.


El gobierno federal panista, inició una guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado que lo controla, sin estrategia, sin un plan preconcebido por especialistas en la materia. Sacó al ejército a las calles para realizar labores policíacas y en vez de terminar con el problema, ahora está enfrascado en una guerra interna que cada día se agrava y de la que no sabe como salir.


Señalan que la postura del panismo nacional, de considerar esa guerra, como un triunfo del Presidente Calderón, exigiendo el apoyo irrestricto a esas acciones y señalando casi como traidores a la patria a quienes no apoyen la guerra, es sencillamente absurda.


Tratan de meter miedo a la población afirmando que se está salvando a nuestros niños de caer en las drogas, problema del que “los presidentes anteriores, no hicieron caso”.


México era un país de paso del contrabando para Estados Unidos. El consumo de estupefacientes en nuestro país, no era elevado. Fue a partir del año 2003, cuando ya estaba bien instalado el primer gobierno panista que presidieron en pareja, don Vicente Fox y Quesada y doña Marta Sahagún de Fox, cuando el consumo  se elevó un cincuenta por ciento….y de ahí pa!l real.


Estados Unidos tiene el grave problema de un muy elevado consumo de drogas entre su población, desde los años sesenta, pero curiosamente exige a los países exportadores que combatan el contrabando en sus territorios y ellos no hacen nada por combatir el consumo y la distribución, en el suyo.


Un gobierno de políticos primerizos como el panista que preside el señor Calderón, se mete en la bronca, sin antes exigir al gobierno del país vecino, que combata el consumo y la distribución de los estupefacientes en su propio territorio y que frene el contrabando de armas.


Ahora México tiene el problema de una guerra interna costosísima y los gringos apenas están implementando frenar el contrabando de armas, cuando aquí ya llevamos por lo menos 13 mil muertos, 10 mil más que el número de gringos muertos en la guerra de Irak.


El Ejercito Mexicano, ha sido una de las instituciones más queridas y respetadas por nuestro pueblo. Los panistas lo están exponiendo al desgaste natural que una institución como son nuestras fuerzas armadas, puede tener en una guerra interna.


La producción, venta y consumo de drogas, no son asuntos derivados de si se cree o no se cree en Dios; tampoco es un problema que pueda acabarse con enfrentamientos entre los narcos y las fuerzas armadas del país. Es un problema social que se combate con educación, con trabajo bien remunerado para la población, con mejores niveles de vida para quienes menos tienen y también, con medidas policíacas inteligentes, bien planeadas y bien ejecutadas. Que haga eso el Presidente Calderón y tendrá el apoyo de los mexicanos y no solo de los panistas fanáticos y angustiados porque ven que el poder se les escapa de las manos.


EL MODELO ECONOMICO ESTA FALLANDO


Alejandro Armenta Mier, dirigente estatal del PRI, ha reconocido que el sistema económico neoliberal implantado en México desde el gobierno de Miguel de la Madrid , no ha dado buenos resultados y es en gran parte responsable de la difícil situación que se vive en nuestro país.


El gobierno panista, se niega a hacer los cambios necesarios, porque ya desde los tiempos de Carlos Salinas de Gortari, el llamado Jefe Diego, (Diego Fernández de Ceballos) que tuvo un gran poder en ese gobierno priísta, decía que el PRI estaba gobernando con el programa económico del PAN. Incluso llegó a afirmar, que el PRI le había robado el programa a Acción Nacional.


Los panistas parecen muy contentos con seguir en el neoliberalismo, sistema que ya fue abandonado en todas partes, pues se le considera el responsable de la crisis mundial.


Señaló Alejandro Armenta, que el priísmo en el Congreso, pugnará por cambiar la política económica que como está, solo beneficia a los grandes empresarios, a los grandes capitalistas y no a las grandes masas de pobres, ni a la pequeña y mediana empresa, y tampoco a los productores agropecuarios.


El Partido Revolucionario Institucional, surgió con una idea social bien precisa, la de luchar porque la población mexicana eleve su nivel de vida, mediante la educación, la salud, el trabajo y la vivienda digna. Los gobiernos surgidos del priísmo, han luchado siempre por eso y han creado instituciones como la Secretaría de Educación Pública que se encarga de la educación básica, media y superior laica y gratuita para todos los mexicanos; la Secretaría de Salud Pública, el IMSS, el ISSSTE, que se ocupan de atender las necesidades de salud de todos los mexicanos; el INFONAVIT, que dota a los mexicanos menos favorecidos de viviendas decorosas, dignas y la Secretaría del Trabajo, que vela por la defensa de los derechos de los trabajadores y junto con las secretarías de economía e industria y comercio, por la creación de fuentes de trabajo suficientes.


En los ocho años que el PAN lleva en el poder, ninguna nueva institución ha sido creada, excepción del seguro popular, que tiene un presupuesto de 140 mil millones, pero que no existe o por lo menos, nadie sabe donde está en caso de tener que recurrir a él.

 

LOS OBSERVADORES POLITICOS  serios, afirman que en las elecciones del 5 de julio próximo, el PRI ganará entre diez y doce diputaciones y el PAN entre seis y cuatro. El PRD no tiene ninguna posibilidad de ganar, ni siquiera la que siempre había tenido del tipo plurinominal. Esta se la llevará don Agustín Ortiz Pinchetti, incluido en muy buen lugar en la lista pluri, por el partido Convergencia, que junto con el PT, forman la coalición Salvemos a México

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas