Pulso Político


Gabriel Sánchez Andraca

31/08/2009

Muchas esperanzas en el nuevo Congreso


La integración de la nueva Cámara de Diputados Federal, que mañana primero de septiembre inicia sus labores, hace albergar nuevas esperanzas a muchos mexicanos, que creen que la nueva representación nacional, mayoritariamente priísta, puede llevar a México por mejores caminos para superar sus cada día más complicados problemas económicos, políticos y sociales, ya que el gobierno federal panista de Felipe Calderón, parece encontrarse en un callejón sin salida.


La representación popular del estado de Puebla, está compuesta por 16 diputados priístas todos, que en su mayor parte son novatos, aunque hay entre ellos personas con experiencia legislativa y formación política, como Alberto Jiménez Merino, Oscar Aguilar González, Julieta Marín y Leobardo Soto, dirigente de la CTM en la entidad.


La coordinación de la diputación federal poblana, está siendo ejercida por el diputado de Teziutlán José Alberto Juraidini Rumilla y no por Carlos Lastiri, como se había venido diciendo.


De las cuarenta y cuatro comisiones que se forman en la Cámara de Diputados federal, por lo menos dos están siendo peleadas por diputados poblanos: la de agricultura, por el ingeniero Alberto Jiménez Merino y la de vivienda, por el dirigente cetemista Leobardo Soto y por Oscar Aguilar, que tiene experiencia en el ramo.


Formalmente hoy es el último día de la diputación anterior, que fue mayoritariamente panista, seguida por la bancada del PRD y en tercer lugar por la bancada priísta en la que Puebla tuvo a solo cuatro diputados, el número más bajo en toda la historia del priísmo en la entidad poblana.


Aunque el PAN tuvo el mayor número de diputados federales que ese partido haya logrado en Puebla, su actuación dejó mucho que desear, al grado de que fuera de Francisco Fraile (ampliamente conocido por haber sido candidato a todo y por sus conferencias de prensa dominicales) y de doña Violeta Lagunes, conocida por sus desplantes violentos que le han merecido el sobre nombre de Violenta (Es delegada actualmente de la secretaría del Trabajo) la gente, el ciudadano común, no identifica a nadie por su nombre, es decir, no conocen ni el nombre de sus diputados. Identifican a uno de apellidos Flores Grande, por su gran parecido físico con Felipe Calderón, pero nada más.

 

Los ciudadanos, quieren participar


En nuestra calidad de periodistas, hemos estado en reuniones de varios de los aspirantes a obtener la candidatura del PRI para la gubernatura del estado. Hemos acompañado a Javier López Zavala, a Jesús Morales Flores, a Alejandro Armenta y Alberto Amador.


Ayer estuvimos en un desayuno que un grupo representativo de priístas de Izúcar de Matamoros, le ofrecieron en esa población al doctor Enrique Doger Guerrero.


Hubo maestros, profesionistas de extracción universitaria (exalumnos de la UAP) campesinos, dirigentes de colonias y amas de casa.


El denominador común que hemos observado en todas esas reuniones ha sido el de las ganas de participar.


Los ciudadanos quieren ser tomados en cuenta para todo: para la designación de sus candidatos y para que éstos los escuchen y los atiendan y también para aportar posibles soluciones a los problemas.


En la reunión de ayer, hubo voces que reclamaron el que los políticos, una vez llegando al puesto al que aspiran, ni atienden ni entienden a sus gobernados. Expresaron su deseo de que las cosas cambien en México. Todos los que hablaron (fueron como quince) se refirieron a la angustiosa situación económica del país y su percepción de que el gobierno federal no hace nada o no sabe qué hacer. Hubo muchas quejas por los abusos que se cometen contra los campesinos, la parte más deprimida de la población, a la que muchas veces le quitan lo poco que tienen, cuando van a vender sus productos y además los humillan.


En la reunión con Enrique Doger, hubo como cien personas especialmente invitadas y luego tuvo una conferencia de prensa con representantes de los medios en la región.


Los participantes expresaron los problemas de su región y aportaron algunas ideas para solucionarlos.

 

El ex gobernador del estado, Manuel Bartlett Díaz, está convencido, así lo dijo en reciente visita a Puebla, de que el Partido Revolucionario Institucional tiene todo para ganar las próximas elecciones locales en la entidad poblana. Dijo que son los militantes priístas los que designan al candidato y que no puede ni debe haber imposición. Afirmó que la debilidad del PAN es manifiesta y que el ex priísta y ahora senador panista Rafael Moreno Valle Rosas, no constituye ningún peligro para el PRI en las próximas elecciones……Mario Montero Serrano, Secretario de Gobernación del Estado, aseguró que no habrá despido de empleados en el gobierno estatal con motivo de la crisis. Los ahorros que se harán afectarán el gasto en celulares, insumos, mobiliario y obras no prioritarias. Sabemos, afirmó, que el sueldo de los trabajadores del gobierno constituye el sostén de numerosas familias, que ante la falsa información de que habrá recortes de personal, viven en angustia. Deben tranquilizarse, porque es interés primordial del gobernador, de que todos los trabajadores del estado, se mantengan en sus puestos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas