¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas

26/11/2010

Liguilla, premio a la irregularidad (Pumas, el verdugo)


El Apertura 2010 se convierte en el séptimo torneo en el que el jerarca de la liga durante la fase regular no consigue levantar el trofeo de campeón. Durante este torneo los únicos que dieron muestra de regularidad fueron Cruz Azul, Monterrey y Santos, escuadras que lo han hecho de manera constante a través de las últimas temporadas y, justo o no, uno ya está fuera. Cruz Azul fue abatido por su propia displicencia dentro del terreno de juego; las lesiones y las malas decisiones de sus jugadores, combinado con la pura garra y corazón de los jóvenes canteranos universitarios y acompañados por la veteranía y experiencia de Bernal, Palencia, Verón, Leandro e Israel Castro.


Esta es la segunda ocasión en la etapa de los torneos cortos en que los felinos eliminan a los cementeros, los universitarios se han convertido en un verdadero verdugo para los de la Noria, así como los líderes generales, pues esta es la quinta ocasión en que los Pumas dejan afuera a un superlider de la Liguilla.


Memo Vázquez apuesta por esta homogenización dentro del campo, en donde ya varios universitarios saben lo que es disputar liguillas y han saboreado la satisfacción de ser campeones. Del actual plantel, Sergio Bernal, Alejandro Palacios, Marco Antonio Palacios, Israel Castro, Efraín Velarde, Darío Verón, Leandro Augusto, Luis Fernando Fuentes, Fernando Espinosa, Jehú Chiapas, Óscar Ricardo Rojas, David Cabrera, Juan Francisco Palencia, Dante López, Martín Bravo son los que quedaron campeones en el 2009 y del Pumas Bicampeón continúan Bernal, Verón, Leandro, los hermanos Palacios, Efraín Velarde e Israel Castro, por lo que Pumas es el rival incómodo de esta liguilla, a quien nadie quiere enfrentar por su fuerza, coraje en la cancha y la experiencia en juegos de fase final en los torneos cortos. Habrá que recordar que la última ves que se vieron las caras Monterrey y Pumas fue en diciembre 2004, año en que la UNAM consiguió el Bicampeonato y que se clasificó como octavo lugar de la tabla general, eliminando en cuartos al Veracruz de Cuauhtémoc Blanco de manera tajante. Los felinos de CU siguen ostentándose como el único plantel del fútbol azteca en haberlo logrado durante los torneos cortos y en la última década, ya que desde que el Necaxa consiguió los campeonatos de la temporada 94-95 y 95-96 nadie lo había hecho.


Y por esto podemos decir que con la llegada de las minitemporadas aparecieron las frustraciones en los superlideres, empezando por Atlante en el invierno 96, América en el verano 97, León en el invierno 97, Cruz Azul en el invierno 98, Atlas en el invierno 99, Cruz Azul invierno 2000, América verano 2001, Tigres invierno 2001, La Piedad verano 2002, América apertura 2002, Morelia clausura 2003, Tigres apertura 2003, Chiapas clausura 2004, Veracruz apertura 2004, Morelia clausura 2005, América apertura 2005, Cruz Azul apertura 2006, Santos apertura 2007, Guadalajara clausura 2008, San Luis apertura 2008, Pachuca clausura 2009, Toluca apertura 2009, Monterrey clausura 2010 y Cruz Azul en el presente torneo.


Los únicos equipos que han logrado el campeonato terminando como primer lugar en la tabla general son Toluca en el verano 98, verano 99 y verano 2000; Pachuca en el clausura 2006 y clausura 2007.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas