¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas


FMF, ¿Fondo Monetario de Fútbol?


Grandes cambios aguardan las entrañas de la Federación Mexicana de Fútbol, empezando por la Comisión de Selecciones Nacionales, pues Cantú ya suma su segundo fracaso deportivo pero no financiero. Dentro de su gestión se han firmado contratos muy significativos a favor del tricolor. Es por eso que el “gran empresario del balompié” Jorge Vergara no pensó en cesarlo.


Al chiva mayor casi le sale el tiro por la culata pues durante la reunión de dueños Miguel Ángel Couchonnal, representante del Atlante, San Luis y Necaxa propuso una reestructuración inmediata por la situación tan agravada que vive dicha comisión. La nueva comitiva se había anunciado el mismo día del adiós de Hugo en la televisora de dichos equipos, pero fue descartada posteriormente. Será hasta el próximo 11 de abril cuando será presentada la reestructuración que encabezan José Antonio García del Atlante, Nestor de la Torre de las Chivas y Andrés Fassi de Pachuca.


Durante está asamblea, los propietarios de los equipos de primera división propusieron cambiar el sistema de liguilla que rige actualmente nuestro balompié. Se pretende regresar al sistema que se manejaba durante la década de los 80 en donde se clasificaban los mejores 8 del torneo regular para formar 2 grupos de 4 y así conformar un torneo round robin. El propósito es tratar de llegar a una “justicia deportiva”, así evitando las irregularidades e injusticias que se han vivido en los últimos torneos. La realidad por supuesto es otra, y lo afirmó Fassi junto con otros dueños. El objetivo primordial es un aumento bastante considerable en los ingresos que percibirían los equipos de la primera división al establecerse dicho mecanismo. No es algo nuevo, se han manejado en medios nacionales pero esperemos no deteriore el desempeño de los clubes, pues son ellos los que han dado la cara por México en torneos internacionales. El desarrollo y crecimiento de los equipos mexicanos es notable, igualando y superando en repetidas ocasiones a los de las ligas sudamericanas.


Sí es mi voz pero no es mi voz


Empecemos con el primer sacrificado de la semana, Hugo, quien con su actitud provocó la furia y rabia de Vergara, cosa que lo obligó a abandonar el salón donde el macho rendía su informe. La razón fue su menosprecio al fútbol mexicano culpando a los delanteros preolímpicos de su  mediocre desempeño y argumentando que en caso de seguir sería convocado el ya naturalizado Matías Vuoso.  Y pensar que alguna vez dijo nunca prescindir de jugadores naturalizados.


Para cerrar con broche de oro, el incasable Rubén Omar Romano. Culpa a todos de poner palabras en su boca. Al parecer en Coapa anda suelto un alemán que anda haciendo de las suyas pues el estratega azulcrema no se acuerda de sus declaraciones. Pero no me quedó claro, ¿se va o no se va? No vaya a tener el mal de Romario, quien por cierto ya no jugará más al fútbol.




 
 

 

 
Todos los Columnistas