¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas

13/11/2009

El México del ya merito y la maldición de los penales


Incierto el futuro que les depara a las selecciones nacionales menores, que sin ton ni son han encontrado una mística de juego que alguna vez se vio reflejada en el equipo campeón de Jesús Ramírez en 2005.


¿Fracaso o decepción? ¿Maldición o desafortunados? Lo que realmente hay que valorar es cómo un proyecto alguna vez llegó a ilusionar a todo un país que sueña con ver a su combinado nacional en un quinto partido de un mundial o quizá más que eso, esa “generación de oro” logró enamorar a un país que se hacía una potencia en las próximas competiciones.


Ese equipo logró lo que ningún combinado azteca ha hecho en una competencia oficial de FIFA; se colocó como la mejor ofensiva con 16 goles igualando a Brasil, fue la mejor defensiva recibiendo únicamente tres y tuvo un zapato de oro con el campeón goleador Carlos Vela y el segundo mejor jugador del torneo Giovanni Dos Santos.


Dos años después, en 2007, cuando en Corea del Sur se debía defender el título, México volvió a sus raíces de mediocridad: el equipo representativo ni siquiera clasificó al Mundial y tuvo la oportunidad de defender la gloria conseguida en Perú.


Ese mismo año “la generación de oro” viajó a Canadá a seguir escribiendo historia. No dudé en viajar al país de la hoja de maple para poder ver por primera vez jugar a esta selección promesa, que como todo, sólo fue una promesa. La primera ronda un despliegue de juego perfecto, pero nos tuvimos que topar con los argentinos que hicieron de la suerte un jugador más ya todos nos sabemos la amarga historia y nos quedamos con las ganas de ver a México en el BMO Field.


Este año la Sub-20 no clasificó y la Sub-17 se fue en octavos ante Corea, justo o injusto así es el fútbol. El proyecto con Ramírez perdió continuidad por la ambición del director técnico y los jugadores mexicanos se vieron sobrados en el campo, perdonaron y permitieron que los asiáticos crecieran y lo más catastrófico de todo fue ver cómo los muchachos no tenían piernas para seguir corriendo durante el tiempo extra, eso deja en evidencia el trabajo que se está realizando con los menores. Los penales, ni hablar, un muchacho como Campos tendrá que madurar de esta experiencia, demostró tener nivel, esperemos no se encoja como otros.


De la selección campeona en 2005 participaron: Sergio Arias, Patricio Araujo, Efraín Valdés, Christian Sánchez, Héctor Moreno, Pedro Valverde, Omar Esparza, Jorge Hernández, Giovanni Dos Santos, Ever Guzmán, Carlos Vela, Carlos Silva , Adrián Aldrete y César Villaluz. De dicha alineación siguen en activo a nivel profesional ocho, lo que vuelve a demostrarnos el declive de una selección que nos daba para soñar un poco más allá que el quinto partido.


Esperemos que Nestor de la Torre logre por fin poner orden y comenzar de nuevo para que podamos volver a festejar un campeonato menor que imposible no es.


La nueva armadura del TRI


Estimados lectores no conozco su más respetable opinión, pero el nuevo uniforme de la selección me parece horrible, esa es la única palabra que engloba mi sentir. Si bien se habían tenido uniformes promedio con la nueva firma, este realmente sí cayó en diseño.


No es el equipo que esperábamos que la selección portara para Sudáfrica 2010, pues con los nuevos uniformes que presentó España, Francia yo me esperaba algo más detallado, vistoso y sobre todo, elegante.


Caos en el Madrid


Haber invertido 240 millones para lograr el triplete y que te eche un equipo de segunda B es algo que Florentino tiene que valorar con su equipo neogaláctico, que ha encontrado una dependencia bestial en Cristiano Ronaldo.


Tenía mucho sin escuchar que en el Bernabeu se pidiera al unísono la salida de un entrenador, por lo que el ingeniero Pellegrini, así como dar oles al equipo contrario, Alcorcón.

 

Lo único cierto para los merengues es que pasa otro año más sin poder hacer historia como lo ha hecho su odiado rival.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas