¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas


Los números nunca mienten


La realidad es que el torneo Clausura 2008 para el cuadro de la Franja fue un desastre y una vergüenza pues es incomprensible que un equipo recién reestructurado, tanto plantel como directiva y, en problemas de descenso haya conseguido únicamente 15 de los 51 puntos disputados durante el torneo.

 

El equipo no le funcionó ni a “Chelis” ni a Carrillo, nunca supieron encontrar un esquema de juego nato para los poblanos, el sistema de cada técnico jamás fue comprendido por los jugadores y mucho menos comprendieron el compromiso que tienen con la afición de la Angelópolis para brindarles alegrías y satisfacciones.

 

Lo cierto es que, este torneo que pasaron de noche tiene que olvidarse por completo y la directiva tendrá que preocuparse realmente por traer jugadores que aporten a la causa angelopolitana y no sólo vengan a cobrar o se haga negocio con los promotores; durante este año se concentraron en traer patrocinadores y espectaculares electrónicos al Cuauhtémoc en lugar de un equipo competitivo.

 

Es penoso saber que el Puebla terminó siendo el último lugar en la mayoría de las estadísticas y claro está que los números no mienten, quizá “el Esotérico” tendría que preocuparse de contratar una nueva “asesora” pues los dígitos hablan por sí solos.

 

La Franja fue el peor equipo visitante pues de los 8 juegos que disputó, no ganó ni un juego; empatando 3 y sufriendo 5 derrotas. Fuera de casa resaltó aún más la falta de contundencia y productividad en la delantera pues únicamente consiguieron anotar en 3 ocasiones por 13 goles que recibieron.

 

Claro es el hecho que el equipo camotero tuvo una pésima delantera, consagrándose como la menos productiva de todas ya que hilvanó las redes contrarias solamente en 12 ocasiones. Los Tecos de la UAG fueron el equipo más goleador con 30 anotaciones.

 

De estas 12 anotaciones, 6 se dieron en el primer tiempo y los restantes 6 en la parte complementaria; en casa anotaron en 9 ocasiones, ya se imaginará porqué el coloso de las Maravillas bostezaba o se disfrazaba del equipo visitante.

 

Otro ejemplo de que el cuadro de la Angelópolis nunca encontró un orden y un sistema en el terreno de juego es que de las 12 anotaciones, 8 se consiguieron en jugada normal y 4 fueron en remates de cabeza, la Franja no tuvo ningún tiro penal a lo largo del torneo por lo que también es muestra del poco peligro creado al frente.

 

Además, en cuanto a la disciplina el cuadro blanquiazul fue uno de los más castigados en el Apertura 2008 pues recibió 48 tarjetas amarillas y 5 expulsiones.

 

En lo que corresponde al banquillo los números hablan por sí solos, Sánchez Solá en 8 partidos consiguió 1 victoria, 3 empates y 5 derrotas, con un porcentaje de efectividad de 29 por ciento. Por su parte Mario Carrillo en 9 juegos disputados tiene 1 victoria, 5 empates y 3 derrotas con 30 por ciento de efectividad.

 

“Chelis” utilizó a 25 jugadores y el “Esotérico” 23, denostando con ello que nunca encontraron un 11 ideal, no repitieron alineaciones y siempre se encontraron con dudas y lagunas dentro y fuera del área técnica. Los únicos jugadores que no vieron acción en este torneo fueron Erick Mentado, Jesús Alberto Santa Cruz (ambos porteros), Gustavo Anzaldo, Isidro Sánchez y Juan Carlos García.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas