¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas

22/01/2010

Entre jalones de orejas y chismes de vecindad


Nuevamente el equipo poblano se ve enfrascado entre las batallas de la guerra Bernat vs Henaine para hacerse del control total del equipo, y si bien esto parece ser una diferencia que nunca tendrá fin, lo que es de reconocerse es la unión que se ve dentro del grupo deportivo del Puebla, que a pesar de los estira y afloja que se dan a nivel directivos, los jugadores y cuerpo técnico han mostrado un profesionalismo digno de reconocerse.


El primer duelo se dio cuando Henaine apenas comenzaba su gestión al frente del equipo, pues se dio la primera jugada sucia de Francisco Bernat cuando despilfarró los recursos obtenidos por patrocinios, que supuestamente era el área a cargo de Henaine Mezher, situación que molestó al dueño del Heraldo y ahí comenzaron los roces.


Siguieron las pillerías del socio mayoritario entre falsificación de boletos, creación de personas morales para desviar los fondos y recursos del equipo, incumplimiento de pago a los jugadores, firma de contratos apócrifos para evitar el pago de derechos a la Federación, y lo que vino a detonar en el Servicio de Administración Tributaria, la erección de la sociedad anónima que representa al equipo angelopolitano en forma de una cooperativa donde los jugadores forman parte de los títulos de la misma sociedad, evitando el pago de impuestos y aportaciones de seguridad social, situación que provocó una persecución por parte del SAT hacia los jugadores camoteros, tratando de regularizar su situación fiscal ante Hacienda.


Fue cuando atinadamente Ricardo Henaine movió sus piezas y decidió colocar al frente de la administración del equipo al Contador Héctor Vera que a pesar de las presiones externas y las jugarretas que han intentado hacer para retomar el timón del barco Angelopolitano, ha podido mantenerse al pie del cañón, en colaboración con el resto del equipo administrativo del club.


Recordar también cuando la Federación intentó clausurar el estadio solicitando una revisión espontánea del alumbrado, cuando Puebla jugaría su primera semifinal después de haber retornado al máximo circuito frente a Pumas, que provocó una movilización de pies a cabeza pero al fin el buen trabajo evitó que la FMF lastimara al equipo.


Ahora bien, es para quitarse el sombrero, ponerse de pie y admirar cómo un cuerpo técnico se ha echado al hombro al equipo, dando apoyo y respaldo total a sus jugadores, mostrándoles confianza y sobre todo comprometiéndose con los futbolistas para que ellos lo hagan con la pelota, dejando a un lado problemas extra cancha que pondrían a cualquiera de cabeza.


Habrá que hacer notar que ahora con el prestigio que han ganado podrían estar dirigiendo a cualquier equipo de primera división, que si bien lo que el Puebla les paga —cuando es que lo hace— no lo hará otro, pero el compromiso con su afición y su equipo los hace dignos profesionistas.


Ojalá los golpes entre los jerarcas de la Franja se terminen pronto, pues han pasado a ser del escándalo del fútbol, a la misma historia de siempre, convirtiendo al Puebla en un hazmerreír en el campeonato mexicano, pendiendo de un hilo la continuidad de su plantel, y afectándolos en los momentos más importantes de las competencias.


Vemos que de ser la sorpresa de los torneos, La Franja se está convirtiendo en el equipo del ya merito, el equipo de los teatros, de los mártires, de los policías y ladrones, de los non gratos, del equipo que vive al día sin saber qué le deparará el mañana, digna de un guión de tragicomedia.


Viene ahora un ajetreo mayor cuando supuestamente Francisco Bernat Cid ha ganado el amparo a Ricardo Henaine Mezher, esto a nivel federal sobre el embargo de sus acciones y la caja del Puebla; será cosa de horas cuando el Juzgado Noveno sea notificado y exhortado para rehacer del control a Bernat, si es que así ha sucedido, pues durante la mañana de ayer la jefatura de prensa del Puebla envió un comunicado donde rechazan tajantemente la noticia a expensas de que sean presentadas las pruebas que digan lo contrario, mientras tanto la novela seguirá caminando en la misma trama.

 

Seguimos en las mismas


Negociazo redondo para la FMF jugar en Estados Unidos los partidos de preparación, vender los boletos en 40 dólares los más accesibles, en lugar de hacerlo en 150 pesos, llenar el estadio de los paisanos que sacrifican mucho por ir a ver jugar a su selección contra equipos que no implican ningún esfuerzo para los tricolores, con respeto hacia dichos representativos.


Mientras el 3 de marzo Honduras se enfrentará a Italia, y Estados Unidos lo hará contra Holanda, México se verá las caras contra Nueva Zelanda; los dos primeros clasificados de Concacaf buscando una preparación seria de cara a la copa del mundo que ya está a la vuelta de la esquina, mientras que los ratones verdes de la Federación como siempre buscando el negocio con la selección que se medirá ante una escuadra que fue vapuleada por España en la Confederaciones jugando a medio gas.


El resto de los partidos anunciados serán contra Ecuador y Bolivia, ¿creen ustedes que son rivales para una preparación seria rumbo a un mundial? Esperemos que no lleguemos como siempre al “jugamos como siempre y perdimos como nunca”, la diferencia está en la mentalidad y fortaleza que se crea con la experiencia adquirida en encuentros contra seleccionados de alta jerarquía que requieren desgaste tanto físico como mental.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas