¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas


Interesados, aprovechados y lo peor… ignorantes


El tema que más ha resonado en estas últimas semanas es la convocatoria de jugadores naturalizados a la selección mayor por parte de Sven-Göran Ericsson, quien ha tenido que recurrir a ellos para cubrir las lagunas que deja el Tri en el campo por la falta de elementos que demuestren interés en vestir la verde.


Muchos han hablado, se han quejado, hasta berrinches habrán hecho, pero lo cierto es que la lista de llamados ya está, los jugadores están concentrados, entrenando y trabajando a órdenes del técnico nacional, y lo más importante es que en puerta tiene un juego el miércoles que será la última prueba que tendrá el sueco antes de enfrentar su primer juego del hexagonal clasificatorio a Sudáfrica 2010, contra el acérrimo rival de las barras y las estrellas.


Como es ya una costumbre, la selección nacional se ha vuelto la sopa de cada día para todos los que siempre han querido estar al frente de ella, y en lugar de aportar o sumar siempre surgen críticas y golpeteos en contra de los mandamases del tricolor; la grilla en contra de los verdes no ha parado ni parará, hasta que los ignorantes e interesados logren su cometido o bien se cansen de su teatrito.


Habrá que restregarles en la cara las consecuencias de escupir tantas estupideces y tratar de galardonarse como los héroes patrióticos que no son; esa presión extra a los jugadores y cuerpo técnico es innecesaria, burda, sin fundamentos. El conjunto del águila azteca tiene que lograr esa unidad y conjunción, tanto dentro como fuera de la cancha y vestidores, acoger a su afición y directivos pero sobre todo dejar en claro que lo único que se está buscando es ese proceso que nos lleve al continente africano el siguiente año y tratar de superar lo que ya se ha hecho en mundiales anteriores.


Ahora va la parte legal para todos los que hablan sin antes leer o informarse.


El artículo 1° de la Constitución en su primer párrafo establece que se le otorgarán a todo individuo que se encuentre en México las garantías que protege y otorga la misma constitución, y las cuales no podrán restringirse y suspenderse, salvo excepciones establecidas en dicho documento.


Si no entendieron a esto en se le conoce como PRINCIPIO DE IGUALDAD, es decir lo de la xenofobia déjenselo a los regímenes fascistas del siglo pasado.


Vamos bien, ahora esta es la parte en donde las manzanas, palitos y cualquier otro instrumento de kindergarden que tengan por ahí guardado les pueden servir para tratar de comprender un poquito de lo que los legisladores plasmaron en el Capítulo II de la Constitución.


Lo primero es que se reconocen dos tipos de nacionalidad, por nacimiento y naturalización. La primera comprende el ius soli y el ius sanguini, en pocas palabras, por nacimiento en suelo nacional o por ser hijos de padre o madre mexicanos ¿ok? No está tan difícil, eso está en el primer apartado del artículo 30.


En el apartado B viene señalado lo que aún seres testarudos, necios y cabezas de playmobile no entienden; un extranjero puede naturalizarse no nacionalizarse, eso sólo los bienes, lo que sigue es para vayan ampliando sus vocabulario.
Sírvanse:


B).- son mexicanos por naturalización: (Reformado mediante decreto publicado en el diario oficial de la federación el 18 de enero de 1934)


I los extranjeros que obtengan de la secretaría de relaciones carta de naturalización, y (reformado mediante decreto publicado en el diario oficial de la federación el 18 de enero de 1934. modificado por la reimpresión de la constitución, publicada en el diario oficial de la federación el 6 de octubre de 1986)


II la mujer o el varón extranjeros que contraigan matrimonio con varón o con mujer mexicanos, que tengan o establezcan su domicilio dentro del territorio nacional y cumplan con los demás requisitos que al efecto señale la ley.  (Reformado mediante decreto publicado en el diario oficial de la federación el 20 de marzo de 1997)*


Entonces, no tiene porque haber límite de naturalizados en la selección, no tienen porque haber rencores, molestias, malos modos y panchos por los convocados, no busquen pretextos de que se naturalizan porque quieren jugar un mundial, es gente que realmente lleva tiempo en el país y esto de la naturalización no son memelas, no se da de la noche a la mañana. ¿A poco a Rafa le hacen feo por portar una doble nacionalidad? Del otro lado del charco no les ponen trabas para jugar sino todo lo contrario, vean selecciones como Francia, Alemania y la misma Italia han recurrido a este tipo de elementos.


Dejen de hacerle tanto al cuento, pónganse a leer ya que a fin de cuentas son MEXICANOS con los mismos derechos y obligaciones que USTEDES, aunque les duela hasta en lo más profundo del alma, o de la cartera porque igual y es eso lo que tratan de alegar.
Los demás son…Usted querido lector tiene la última palabra.
* Cita directa de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas