¡PURO CAMOTE!


Fernando Zulbarán y Rojas

12/02/2010

Cómo morder la mano de quien te da de comer


Después de todo el show que ayer protagonizó el entrenador del Puebla, José Luis Sánchez Solá, en el que invitó a cada uno de los medios a dar una vuelta por el estadio Cuauhtémoc para poner en evidencia a su directiva y de paso lanzarse sobre ellos por la falta de pagos de nóminas, tanto a jugadores como cuerpo técnico, las cosas en la Franja están más calientes que el mismo infierno.

 

La verdad es que la molestia del estratega es la falta del pago de los sueldos, pero lo que no se dice es que a todo el plantel se le está remunerando el salario con un mes de anticipación con el objetivo de tener a los jugadores un poco más cómodos que otros torneos, y habrá que recordar que fue hasta la llegada de la nueva administración con Ricardo Henaine y Jesús López Chargoy cuando se les empezó a cubrir el quinto mes a todo el equipo, cosa que antes no sucedía.

 

Respecto a las fugas que señala Chelís, en efecto existen, son fugas del agua caliente de ambos vestidores, pero es prácticamente imposible repararlas cuando los jugadores hacen uso de las instalaciones, puesto que las tuberías encuentran un paso subterráneo que habría que romper para sellar el paso no contemplado del agua, cosa que habría que esperar a que los camoteros no entrenen o no jueguen durante un tiempo en el estadio.

 

Una fuente cercana a la directiva y a la administración me informó que la alfombra de los vestidores se cambió hace tres años y no como lo dice Sánchez Solá, que nunca se había realizado; el terreno de juego se fumiga cada dos meses para evitar que se deteriore o queme el pasto, la última vez que se hizo fue cuando el equipo viajó a Los Ángeles a disputar un partido amistoso, y también me hizo saber que la cancha cuenta con 40 centímetros de tierra y no 90, como ayer aseguró el técnico, pues se realizaron pruebas para evitar cualquier problema con la Federación. Teniendo toda la normatividad del terreno de juego a la perfección para cuando los inspectores decidan realizar supervisiones.

 

En efecto, sería importante recalcar que si existieran todas las irregularidades que acusan, la Femexfut ya hubiera multado a la administración poblana por el descuido de las instalaciones y no se podrían jugar los partidos ahí, teniendo como mayor sanción el veto al Cuauhtémoc.

 

La Franja se está convirtiendo en un circo, donde no es novedad nada, ya parecen mártires haciendo escándalos por todo, siempre hay un dedo que tapa el sol en la colonia Maravillas, y en esta ocasión se espera una guerra entre plantel y directiva, a ver dónde termina. Y justo ahora viene la queja por el estadio… mañana, ¿con qué novela nos saldrán?

 

Ricardo Henaine ya habló y fuerte, dejó en claro que Chelís es simplemente un trabajador más dentro de la nómina que está muy consentido y acostumbrado a que se le cumplan todas sus exigencias, como el pago por adelantado; por lo tanto, recalcó que se le paga muy bien para que haga correctamente su trabajo, y en efecto, es uno de los técnicos mejores pagados, ganando alrededor de un millón de pesos por mes.

 

Y esto puede ser tomado como un distractor para el mal arranque de los angelopolitanos, que sin vela en el entierro se ven embarrados entre los jalones de su directiva y director técnico, que ya no aguantó más y estalló contra los dueños.

 

Los problemas no son excusas para el caminar de la escuadra, pues los roces y fisuras dentro del Puebla no son de ayer; ¿cómo es que en los pasados torneos hayan ingresado a liguillas?, teniendo encima los problemas entre Bernat y Henaine, el embargo de la tesorería y cuenta del club, la persecución del SAT para regularizar la situación fiscal del plantel, la falta de pago de bonos, salarios, viajes, entre otros.

 

El dinero liberado por el poder Judicial, cobrado por la venta de Sergio Pérez —18 millones de pesos—, será destinado a cubrir el pago de la nómina y los préstamos de los jugadores como Hércules Gómez, José Palau y el mismo Híber Ruiz.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas