publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

Mundo Rural


Hipólito Contreras


Educación en zonas rurales

 

Por supuesto, la educación es  la base del desarrollo de toda sociedad, sin ella el atraso  y las injusticias se mantienen.


 Los pueblos desarrollados,  aun en naciones  capitalistas, lo lograron con  la educación  como  arma básica.


Se dice que por ejemplo  el  promedio   o  nivel  escolarizado en  Japón es  ya   muy superior al bachiller,  lo que quiere decir  que  la  mayor  parte de su población tiene  ese grado de escolaridad,  el resultado es  un nivel de vida superior, en este caso hablamos de  un país  capitalista con un desenfrenado consumo y  quizás  un  marcado deterioro  ecológico, pero  esto no le quita que  su  crecimiento lo haya basado en la educación.


Lo mismo se  puede  hablar de  Canadá en donde a pesar de sus excesos contra  los  recursos naturales, como  es  la  aniquilación de focas  y otras especies  para explotarlas comercialmente,  su nivel académico es  muy alto, y como consecuencia  el nivel de vida de su población es muy superior al  de  México.


Por el  lado  opuesto, tenemos  naciones  como México, Centroamérica y algunos de  Sudamérica, en donde  los niveles de vida de  la población  son  difíciles,  sobre  todo en naciones  centroamericanas como Honduras, Guatemala,  Nicaragua  y el  Salvador,  en donde   el promedio de escolaridad  no  llega  ni  al cuarto  año de primaria, por ello  las oleadas de emigrantes hacia  Estados  Unidos.


En México  se  dan    las   contradicciones, una  región norte  más  desarrollada  y  todo el sur  y sureste con  pobreza, desempleo  y una  incesante  emigración, por supuesto, Puebla está  en  esos estados marginados.


En el  sur del país se  han visto  los  movimientos magisteriales en demanda  de mayores salarios  y  prestaciones. Se  supone  que la  SEP  paga los mismos sueldos  para  los  maestros de  todo el  país,  sin embargo, las protestas se dan en el sur, no en el norte.


En Puebla  los gobiernos  destinan   el más alto presupuesto a la educación,  se tiene que pagar sueldos  de unos  cincuenta  mil maestros,  construir aulas. La SEP es  la que  capta la mayor parte del presupuesto, se  habla de muchos  miles de  millones de pesos  anuales.


Recientemente el  gobierno estatal  ha  otorgando  incrementos  y  otras prestaciones a los maestros, algunos  dicen que esto obedece  también a  una estrategia  política, lo cierto es que del presupuesto estatal  la mayor parte se  va a educación.


El gobierno le invierte  mucho a la educación, se han  construido muchas escuelas  en todos  los  niveles, desde el preescolar  hasta el  nivel  superior. Son varias  las  universidades   tecnológicas e Institutos  Tecnológicos, el objetivo es que todos los  niños   y  jóvenes  tengan acceso a las aulas.


El gobierno sabe que entre más  oferta educativa exista  crecerán   también las posibilidades de que la población  viva mejor.  Resulta  lógico pensar que si  por ejemplo  en  un municipio el noventa  y cinco  por ciento de  la población   tiene nivel bachiller  o más,   ya  no será  un grupo  social marginado, sino  con reales  opciones de mejorar las condiciones de vida,  un pueblo con  un alto  nivel educativo  no  tiene  por qué estar  jodido,  la  educación abre espacios, oportunidades.


Sin embargo, viene  aquí el problema. Las  oportunidades de educación crecen pero  la calidad de la misma disminuye, y así no  se puede avanzar. El esfuerzo  que se hace  por brindar  educación no se  ve compensado con la  calidad educativa.


Para comprobar  esto, nada  más hay que  examinar a un egresado de   nivel básico,   medio, medio  superior  y superior, todos  educados  en escuelas  públicas.  No  saben lo que deben de saber, no han desarrollado las habilidades  que debieron desarrollar,  no tienen los conocimientos que deben tener.  Los egresados, con sus  excepciones,  presentan deficiencias.


Quienes están  fallando por supuesto son los maestros de todos  los  niveles, nadie  garantiza  que  estén bien preparados para  formar  buenos alumnos  y profesionales capaces. No  están sujetos a una constante y real actualización académica,  buena parte de  los maestros llegan a las aulas por recomendaciones  e influencias, no por méritos  o  conocimientos.


A los alumnos se les  castiga con  menos  calificaciones en la medida que faltan a sus clases sin justificar, a los maestros  no, ellos tienen tolerancia  para  no  asistir con regularidad, de todas formas  les pagan.


A los alumnos los evalúan cada dos  o tres  meses, a los maestros  no, ellos  nunca hacen un examen para saber cómo van, no se  descarta que si se  hicieran  evaluaciones  habría  muchos maestros reprobados  y que por  lo tanto  no deberían estar en las escuelas impartiendo clase.


Los maestros no  tienen  como objetivo generar formar  buenos alumnos  y profesionales,  la mayoría se  limita a dar  su clase, quienes  les captaron bien, y  si  no que  los alumnos se las arreglen.  Son  maestros  impacientes, sin vocación, jamás  dan el extra,  jamás  dan un poco más de su tiempo, jamás  se preocupan si  sus alumnos realmente se forman o adquieren los conocimientos o habilidades que deben  dominar.


El ausentismo de maestros  es muy alto  en Puebla  en todos los niveles, sobre todo en municipios y  comunidades,  no es nada exagerado afirmar que  muchos profesores  falten hasta el  cincuenta por ciento de sus  horas clase, la SEP no hace nada  para resolver este problema.


Las suspensiones de clases en  escuelas es  también otro problema, motivos  son muchos para que   los maestros  no  asistan, aparte de los días en que oficialmente se suspenden labores,  los  trabajadores  se toman otros  por mil  razones, hasta se hacen  los enfermos para  atender otros asuntos personales.  Se afirma que del calendario escolar se pierde hasta  un  cuarenta por ciento de clases.

 

Mucho tiene que hacerse  para  que la  educación cumpla sus objetivos, si el  Estado  invierte mucho dinero en  el sector   educativo, deben tenerse mejores resultados, de lo contrario es como echar dinero en saco roto.



 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México Tels.(+222)576-0975 / 576-0977
Abrir el índice