Mundo Rural


Hipólito Contreras

05/01/2010

Maíz


Por lo menos un noventa y nueve por ciento de la población de este país consume maíz, somos por generaciones milenarias la sociedad del maíz, por eso la importancia de su producción que hoy se ve amenazada por diversos factores.


Todos sabemos que la base de la alimentación del pueblo de México es ese grano de varios colores con predominancia del blanco. También sabemos que Puebla es la cuna del maíz en el mundo, en la región de Tehuacán se localizaron vestigios de hace más de diez mil años.


Dice el poeta Octavio Paz: “El invento del maíz por los mexicanos sólo es comparable con el invento del fuego por el hombre”


Se concluye por tanto que el maíz es un producto de consumo generalizado, como los que integran la canasta básica: arroz, leche, huevo, pan, frijol, etc., sin embargo, el maíz está en primer plano por ser la base de la alimentación de la población nacional.


Es por esto que la tortilla debe estar al alcance de esa gran mayoría que la consumimos, no puede convertirse en un artículo de alto costo porque afectaría a esa gran mayoría.


Hasta diciembre y aún hoy el precio promedio de la tortilla se mantiene en ocho pesos el kilogramo, no obstante que en otras regiones del país se vende hasta en catorce pesos, no hay que olvidar que el precio fue liberado hace unos quince años.


El problema es que a partir de este mes se harán ajustes a todos los precios de los productos básicos y servicios como consecuencia al ajuste que el gobierno federal hizo en los combustibles, por lo tanto, lamentablemente la tortilla subirá de precio.


Existen otros problemas que impactan en el precio y la producción del maíz, y algo muy importante, en la preservación de las semillas mexicanas, de colores diversos que se mantienen y cultivan en diversas regiones del país, y que ha sido un legado de generaciones desde hace miles de años.


La producción de maíz es frecuentemente afectada por la irregularidad el clima. El año anterior fue muy difícil para la agricultura por la prolongada sequía. Se calcula que la producción nacional de maíz bajó aproximadamente en cinco millones de toneladas, lo que llevará a mayores importaciones.


El consumo de maíz en México se calcula en 26 millones de toneladas anuales, la producción oscila entre los 23 o 24 millones de toneladas, por lo que el déficit es importado.


Cada año la producción de granos se ve amenazada por el comportamiento climático, la autosuficiencia alimentaria se aleja cada vez más, la dependencia del exterior es cada vez mayor, el problema es que cada vez será más difícil comprar granos en el extranjero por el mismo fenómeno climático, los países productores reducen cada vez más sus excedentes y exportaciones.


Por supuesto que Puebla también bajó su producción de granos, sobre todo de maíz, no pasaron de 600 mil las toneladas, esto en números oficiales, la realidad es otra, por ejemplo en la Mixteca los productores no levantaron ni cien kilos, la pérdida fue total.


La otra amenaza para el maíz (aunque para el gobierno y las transnacionales no lo sea) es la presencia cada vez mayor de maíz genéticamente modificado. Por esto organizaciones de productores y la organización ecologista internacional Greenpeace piden al gobierno federal la revocación de los permisos de siembra experimental de maíz transgénico en México por las repercusiones negativas en las variedades nativas o criollas del país.


El riesgo que ve Greenpeace y las organizaciones de productores es la contaminación de los maíces criollos mexicanos. En el país existe una rica variedad que es conservada por los productores pero que hoy se ve amenazada por el maíz genéticamente modificado.

 

En un esfuerzo por conservar las variedades criollas mexicanas, organizaciones de productores de la Confederación Nacional Campesina tienen en marcha el Proyecto Maestro de Maíces Mexicanos, su objetivo: la protección de la portentosa diversidad de los maíces milenarios mexicanos, impulsar la calidad de vida para los campesinos e indígenas que los han resguardado a lo largo de cientos de generaciones.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas