Mundo Rural


Hipólito Contreras

09/09/2009

¿Se saldrán con la suya?


Al grupo en el poder  no le alcanzan  los recursos petroleros,  ni el  ISR, ni el 15  por ciento de  IVA  en  todos  los productos  y servicios,  ni el  famoso  IETU, ni  las serie de  impuestos que  la mayoría desconoce, ahora quiere gravar medicinas y alimentos, y como esto no le  va  a alcanzar,  no se descarta anuncie que todos los que tengan perros y gatos o más de dos ventanas en sus casas, van a pagar impuestos.


En sus tres años  el grupo en el poder todo  ha hecho menos presumir que  se ha logrado abatir  la pobreza y que estamos en  un proceso de   crecimiento.


Como al inicio de la administración, a la mitad de la misma  el presidente del empleo  reconoce que hay muchos más problemas que los  iniciales, que hay más pobreza, más desempleo  e inseguridad.


El gobierno de  Calderón  ahora dice que no  nos queda  otra que tomar medidas drásticas como realizar ajustes en la  burocracia, rediseñar programas,  desaparecer   Secretarías, reducir  presupuestos  y  crear nuevos  impuestos.


El gobierno  federal está reconociendo que   hoy está peor que al inicio, que en el  2006, que las expectativas  que se plantearon  no se  cumplieron, que lejos de crearse empleos se perdieron por miles, que el narcotráfico se  ha convertido en una pesadilla, en tres  años, se asegura,  por  lo menos diez  mil mexicanos han sido abatidos por las balas asesinas.


El gobierno federal culpa  a la condiciones del exterior  la crisis económica que  enfrenta el país, le echa la culpa  hasta a  la influenza  y  a la sequía  que  dañó al país, no reconoce que es el modelo económico  el que  ya no funciona y que es necesario cambiar de sistema, de  política, dar un viraje de  360 grados en el modelo   político y económico  vigente.


Siguiendo con su plan, el gobierno federal  ahora   ya dejó claro que necesitará el apoyo del  Congreso para aplicar  un impuesto a medicinas  y alimentos, con lo que se propone captar más recursos que  vengan, por supuesto, de  cada mexicano que necesita comprar  todos  los días medicinas  y alimentos, será  un impuesto asegurado pues sólo el que deje de comer  dejará de pagar   impuestos.


Si  los legisladores federales   otra  vez se olvidan de sus compromisos de campaña, como esos que  repitieron  la frase “primero la economía  familiar”, si  le dan la espalda a los que prometieron defender  su economía, si  al final  le aprueban al gobierno   la aplicación  de un impuesto a los alimentos y medicinas, se atendrán a los resultados de una medida de este tipo.
El pueblo de  México ha soportado a este  modelo económico, ha soportado al grupo de derecha que se  instaló en el poder desde  1982, lo que  ya  no  va a soportar es que le apliquen impuestos por  los alimentos y medicamentos que consume, no  va a soportar que por cada  kilo de tortilla que compre tenga que pagar  un diez o  un quince por ciento más, que por cada pan tenga que pagar un  impuesto.


Si esos  impulsores del modelo creen que  el pueblo de México sigue dormido, si creen que ese  pueblo  soporta todo sin decir nada, podrían llevarse  una sorpresa.


Hay muchos miles de comunidades en todo el territorio nacional que están pendientes de todo, hay más de dos mil 500  municipios inconformes con los recortes presupuestales, y existen muchos millones de mexicanos dispuestos a transformar  el  país.  Esto el  grupo en el poder  lo sabe. ¿ Por qué  entonces sigue empecinado en hacer  lo que  no debe?

 

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas