_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

rural

Mundo Rural

 

¿ En puerta IVA en medicinas y alimentos?


Como se  recordará,  fue en el gobierno de  Fox   cuando se intentó gravar medicinas  alimentos, el  objetivo  gubernamental era  captar más recursos,  la medida  afortunadamente no pasó.  Sin embargo, sigue  latente.


Por supuesto que  una medida así  afectaría  con  todo el peso a  las clases consideradas de bajos  ingresos, buena parte de ella está en   las zonas rurales,  porque simplemente todos  los medicamentos se  incrementarían de  un  diez a  un quince por ciento, esto dependería  de la tasa que se aprobara en el Congreso.


Los que  están a  favor de la medida tratan  de justificarla  al decir que  en muchos países se aplica  y genera más recursos públicos en beneficio supuesto de  la sociedad, en especial de los que menos tienen.


El gobierno federal se  la pasa pensando  formas de gravar todo  lo que existe, a todos   los  sectores, todos  los productos.   El gobierno quiere más  recursos  y  los quiere obtener de  todos  los consumidores, en especial de  los  de menores ingresos  y que son  la mayoría de los mexicanos y con ingresos promedio  de cinco  o seis  dólares diarios, aunque una gran parte, se calculan  unos dieciocho  millones  los que sobreviven  con menos de dos.


Si el gobierno federal  logra la aprobación para gravar  medicinas  y alimentos le estará chupando  los débiles ingresos de  unos sesenta  millones de  mexicanos, la mayor parte ellos de  las zonas rurales, son ellos  los que le proporcionarían a  la fuerza, por ley,  unos cien  mil  millones de pesos anuales.


La medida sería  un golpe brutal para  la mayor parte de  la  población nacional, pero sobre  todo laque   vive en  las miles de comunidades del país, las que  con sus débiles  ingresos,  tendrían que pagar más.  Si  hoy  los medicamentos son  caros  estarían mucho más, el  acceso a la salud sería más complicado.


Hoy los  grupos que no pagan  sus medicinas son los afiliados al Seguro Social, ISSSTE  y  otras  instituciones,  se  trata principalmente de trabajadores, muchos  millones  las tienen que comprar y un alto precio, un incremento mayor las pondría fuera de su alcance.


Lo mismo sucederá  si se  gravan alimentos en general,  vendría un encarecimiento de  los mismos.  Si hoy  hay serios problemas de  desnutrición en amplios sectores de la  población Rural, sobre todo en estados del centro  y sur del país, con una medida como esa  los pondría al borde del hambre.


El gobierno federal no se conforma   hoy con el  IVA  que aplica sin distingos a  todos  por  la  compara de todo productos, el  impuesto del quince  por ciento  lo mismo lo pagan los  hombres  más ricos del país que  los más pobres.  Este es sólo  uno de  las decenas de impuestos que pagamos todos, agua, luz, teléfono, permisos de construcción, predial, licencias de manejar,  tarjetas de  circulación, bebidas, cigarros, autos, registro civil, colegiaturas, etc., todo  tiene  un impuesto.


Al gobierno  no le alcanza esto,  ni tampoco  los  recursos petroleros, insistirá con  gravar medicinas  y alimentos, sabe que eso  le  representará captar  muchos, pero muchos  miles de  millones de  pesos que saldrían  de  la mayor parte de  la  población del país,  esto  representaría  un golpe de muerte a  los grupos  rurales  y  urbanos,  lo s que tendrían pagar  un impuesto  por cada alimento  y medicamento que adquieran en  el mercado, nadie  escapará porque todos somos consumidores.


Por supuesto que el gobierno federal  dirá que  no será  una medida impositiva sino  un acuerdo del  Congreso, del poder  legislativo, dirá como  lo dijo Fox, que el gobierno propone y el Congreso dispone.  Lo que  no dirá es que   la imposición de  la medida  sería un negociación entre PRI y PAN, los que hacen mayoría y lo tanto la propuesta  pasaría.


Sin embargo,  así  como el  modelo económico  ha  logrado hasta  hoy  imponer todas las medidas  económicas, para lo que ha contado  con el apoyo  de  los  dos partidos que  aún dominan el  Congreso, nadie les garantiza  si  las mayorías  van a tolerar  una medida de este  tipo.


Si los  legisladores repiten la dosis, si les vale  un cacahuate  lo que digan  los grandes grupos de población, tendrán que enfrentar consecuencias, éstas podrían ser fatales para  el grupo en el poder, al menos que esos grupos no quieran defender  sus derechos,  los hechos históricos dicen que sí  los defienden.


No hay que olvidar que han venido  del sector  rural  los  grandes  movimientos  sociales.  Hoy, por las condiciones que  imperan, en ese lugar, más allá  de  los  núcleos  urbanos está en incubación   un movimiento  de protesta. No, no se  dan todos los días, sólo cuando  se da  un estado de cosas insoportable para  las mayorías.
Si los  defensores del  modelo dicen que en México las cosas marchan muy bien, que tenemos estabilidad  económica y  crecimiento y que  por  tanto estamos  muy lejos de  un movimiento, bueno, entonces que  no se preocupen, apliquen el IVA en medicinas y alimentos,  si las grandes mayorías, principalmente las rurales,  no dicen nada, si  con gusto pagan la nueva  carga  económica, querrá decir  que aguantan más, que resisten más  la vara.


Si  esas mayorías  no se alebrestan, si  no se inquietan, si siguen tan pacíficas y  calmadas como  el  gobierno  dice que están, bueno pues sigan  entonces aplicándole  la misma medicina. Los pueblos  se levantan cuando  ya no soportan  el estado de cosas, cuando   las  políticas económicas son tan fuertes que  no se aguantan. Sólo   los que enfrentan  las crisis saben hasta cuándo.

 

 

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx