Mundo Rural


Hipólito Contreras

17/11/2009

¿Quién para el campo?


A estas alturas cuando el reloj electoral sigue avanzando acercando cada vez más la elección histórica del 2010, son ya varios los apuntados para buscar el boleto al gobierno del estado.


Esta es la época dorada de las encuestadoras, hacer encuestas les genera muy buenos recursos pagados por los partidos políticos, es decir, recursos públicos. Hacer encuestas hace más millonarios a los que ya lo son.


Las encuestas cuestan mucho sin que sean determinantes porque cuando se aplica la real encuesta, los resultados se alejan mucho de los pronósticos.


Pero veamos lo que nos interesa saber. ¿ cuál de los aspirantes al gobierno del estado es el que más conviene al sector rural? ¿ cuál de todos es el que mejor representa los intereses del sector más golpeado? ¿ quién tiene las mejores propuestas? ¿ quién conoce más el campo? ¿ quién es originario de una comunidad en la que pasó sus primeros años?


¿Quién sabe de economía campesina y desarrollo rural? ¿quién sabe de migraciones campesinas a los centros urbanos y el extranjero y lo que esto representa? ¿quién tiene un proyecto educativo para el sector rural? ¿quién conoce de recursos naturales y su conservación? ¿quién sabe muy bien lo que representa el asistencialismo y los proyectos de desarrollo?


¿Quién tiene un proyecto para la protección del agua? ¿quién sabe lo que representa la economía campesina para la economía estatal? ¿quién sabe lo que representa el sector rural para la estabilidad económica y social del estado y el país?


¿Quién conoce mejor las necesidades del campo porque las ha vivido? ¿quién no sólo conoce sino que tiene pasión por el sector rural? ¿quién tiene una visión a futuro para el sector? ¿quién tiene un plan o proyecto inteligente para el campo? ¿quien entiende la filosofía campesina? ¿quién sabe cómo se logra el desarrollo rural? ¿quién?


Por supuesto que el sector rural no desea un candidato que en caso de ganar se la pase seis años entregando cheques, maquinaria, o inaugurando bodegas o poniendo en marcha algunos proyectos. El mundo rural no desea un candidato o futuro gobernador que se la pase prometiendo un mundo mejor como si siguiera en campaña, o bien pronunciando discursos que sólo son eso.


El sector rural no desea un futuro gobernador que dice querer el campo pero se la pasa en todos lados menos ahí, no desea un futuro mandatario que si visión ni proyecto sólo se pasará seis años atendiendo lo secundario pero sin detenerse en lo primordial.


El mundo rural no desea un nuevo gobierno amante del poder y concentrador de riqueza, ni un gobierno insensible con el campo porque lo desconoce, ni tampoco un gobierno que sólo desea estar detrás de los reflectores para lucirse.


Tampoco los hombres y mujeres del campo desean un nuevo gobierno de puertas cerradas cuando se le busca, ni un gobierno lleno de burocracia acostumbrada a simular que trabaja.


El sector rural desea y necesita un candidato o candidata capaz de transformarlo, capaz de organizarlo y conducirlo a los cambios, un candidato capaz de integrar un equipo de colaboradores de primer nivel y dispuesto a generar desarrollo y acabar de una vez y para siempre con la pobreza.


El sector rural necesita un candidato que tenga en el sector educativo la herramienta fundamental para realizar las transformaciones, los cambios, la formación de una nueva generación de ciudadanos preparados para servir y atender su entorno, sus recursos, ciudadanos conscientes y formados para generar desarrollo sustentable.

 

Si entre los aspirantes al gobierno del estado se encuentra ese que se necesita en el campo, habrá que elegirlo y apoyarlo, si no está habrá que buscarlo, valdrá la pena, de lo contrario nada cambiará.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas