Mundo Rural


Hipólito Contreras

26/01/2010

Libramientos Norte y Poniente


Así se denominan las obras que comprenden el proyecto carretero del gobierno estatal para dotar de modernas vialidades a la creciente capital del estado.


El libramiento norte está proyectado para una longitud de 32 kilómetros, va de Xoxtla a Amozoc, pasando por diversas poblaciones. El libramiento poniente se proyecta en 27 kilómetros y unirá el aeropuerto Hermanos Serdán con la autopista Siglo XXI, pasará por nueve poblaciones.


Las dos obras serían construidas por las empresas OHL, de España, y Melgarejo y Construcciones S.A.


En los inicios de los años noventa la capital avanzó más hacia el poniente lo que implico la utilización de más de mil hectáreas de alto rendimiento agrícola y ganadero, ahí se construyó de hecho otra ciudad, los ejidatarios y pequeños propietarios tuvieron que emigrar para dedicarse a otras actividades.


La resistencia campesina duró unos tres años, al final abandonados por sus líderes tuvieron que aceptar lo que les ofrecieron, de cinco a cincuenta pesos el metro cuadrado. Hoy en esa zona el metro cuadrado rebasa los siete mil pesos, el negocio fue redondo.


En los últimos diez años el crecimiento de la capital se fue al sur, diversos fraccionamientos fueron ocupando tierras agrícolas, las vialidades se extienden hasta la presa de Valsequillo.


En la zona de la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla y todo el sur los empresarios se proponen apoderar de de diez mil hectáreas para poner en marcha el llamado proyecto Aura que comprende el rescate de la presa de Valsequillo ( los expertos aseguran que es imposible e inviable por su elevado costo) y desarrollar proyectos inmobiliarios. Con este proyecto millonario la ciudad capital se extenderá por varios kilómetros, su población aumentará en niveles preocupantes. Todo esto, por supuesto, con el aval y los permisos de los gobiernos federal, estatal y municipal.


Por lo visto las autoridades de este estado y municipio impulsan el crecimiento de la ciudad capital, la quieren ver con cinco o seis millones de habitantes y con el caudal de problemas que genera un monstruo urbano de estas dimensiones, sobre todo el problema contaminante, abatimiento de las reservas de agua y la inseguridad.


El gobierno facilita este crecimiento dando todas las facilidades a los inversionistas, concediendo permisos de cambio de uso de suelo y comprando o siendo intermediario para la compra de tierra a muy bajo precio


El proyecto de construcción del libramiento norte y poniente, y que se dice serán carreteras de cuota, forman parte de este proyecto de crecimiento urbano de la capital.


La resistencia campesina hoy es fuerte, se ha formado un Frente por la defensa de la tierra y el agua. Hoy se mueven, hacen uso del derecho de manifestación, aseguran que no venderán sus tierras y menos al precio que les ofrecen, pero ¿Cuánto durará ¿ la resistencia? ¿ cuánto aguantarán los lideres?


Sin embargo, no hay que olvidar que en San Juan Atenco, la resistencia fue tal que el gobierno de Fox tuvo que dar marcha atrás en la construcción del aeropuerto internacional en Texcoco. Pero aquí no es Atenco, aquí es Puebla, en donde los líderes campesinos pueden ceder, como lo hicieron en otras luchas campesinas.


El proyecto carretero parece inevitable, todo es cuestión de tiempo y “negociaciones” con los ejidatarios, pequeños propietarios y sus dirigentes, las autopistas serán construidas sin duda en la siguiente administración sin importar si es PRI o PAN quien gane la elección de julio, serán cientos de hectáreas las afectadas y miles de campesinos los expulsados de de sus tierras.


En el libre mercado, al menos en México, no existe planeación urbana, no existe un proyecto integral que contemple el impulso a los crecimientos regionales, el estímulo a la permanencia de la población en las regiones, el impulso a la producción primaria, políticas dirigidas a la protección de los recursos naturales.


Las ciudades crecen por todos lados, su crecimiento es estimulado por el sistema, especular con tierras es su característica, comprar barato y vender caro es su especialidad.

 

Los libramientos norte y poniente le darán a la capital poblana características de una ciudad moderna pero llena de problemas, las obras pasarán a traer a miles de familias campesinas las que seguirán emigrando o retrocediendo ante el crecimiento sin control de la gran ciudad. Así es el libre mercado.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas