SEROTONINA PURA


Javier Palou


OAXACA…  OTRA VEZ


El martes por la mañana, mientras entrevistaba para la radio a Karina Sosa -hija de Flavio- en esos mismos momentos se libraba una nueva orden de aprehensión para el líder más visible de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), quien ya cumple un año y dos meses preso, de los cuales, siete estuvo en el penal de máxima seguridad “el Altiplano”, antes la Palma y hoy en el penal de  San Juan Bautista Cuicatlán, ahora por los delitos de sedición y daños por incendio, aún y cuando tenía un amparo otorgado por la ¿justicia? federal y una declaración ante el juez de Wilfredo Mayrén Peláez, coordinador de la comisión de Justicia y Paz de la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca quién asegura que estuvo con él los días en que ocurrieron los hechos delictivos que se le imputan. Flavio ha ganado cuatro de los seis procesos que se le siguen,  lo que demuestra claramente que es un preso político del gobierno calderonista (y del gobierno estatal de Ulises Ruiz Ortiz), el expediente jurídico está amañado, con evidentes muestras de abusos políticos, más no judiciales, plagado de pruebas falsas. Nada ha justificado su encarcelamiento.


Las palabras de su hija demuestran integridad y esperanza, habla de que su padre se encuentra bien de salud y anímicamente estable, lee mucho y escribe más, está esperanzado. Afirma que los delitos que se le acusan son prefabricados, tiene el apoyo de la APPO y de la sección 22, Flavio está firme en sus ideales, no le permiten leer el periódico, y ve  televisión unos pocos minutos al día. Esto es parte de lo que escribió Flavio en el Altiplano: “Ladran perros de presa/ vuelan aves de sol/ sopla el viento rugiente/ afuera de mi celda/ inicia la tormenta/ reencuentro mi pasado/empapado de libertad/ respiro tempestad/ soy el camino negado/ arroyo desbordante/ mezquite que resiste/ la fiesta del maíz/ soy arado en el yugo/ soy viento y temporal.”


Junto a Flavio están presos David Venegas, Víctor Hugo Martínez, Jaciel Cruz, Miguel Ángel  García y Adán Mejía.


Karina Sosa, una joven de 20 años de edad, que estudiará Filosofía y Letras piensa y habla muy bien; “sólo con unión y organización lograremos cambios, creemos en la lucha por una transformación sin violencia, una transformación real y de fondo, ya basta de tanta pobreza, de tanta injusticia, no basta con cambiar un gobernador, se necesitan soluciones de fondo… Extraño su figura paterna, su presencia aquí, en la casa… Mi padre está resistiendo… No aceptamos negociación para su salida, él saldrá con la cabeza en alto porque es inocente… Queremos justicia para los muertos, desaparecidos, encarcelados golpeados, torturados y  humillados durante el conflicto.”


Al siguiente día de mi entrevista con Karina Sosa, miércoles, asesinaban al Director de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial de Oaxaca, Alejandro Barrita Ortiz, más allá de esa labor que desempeñaba, era un hombre cercano al Gobernador Ulises Ruiz Ortiz, y fue acusado constantemente por ser el responsable de haber instaurado un clima de violencia y una ola de pánico en toda Oaxaca, responsable aseguran, de las caravanas de la muerte, así como de muchos  levantones, desapariciones, abusos, golpes, torturas, incluyendo la de Emeterio Marino Cruz e infinidad de detenciones arbitrarias que dieron pie a demandas judiciales, incluyendo amenazas a comunicadores como el caso de la periodista Verónica Villalvazo (Frida-guerrera) que presentó una denuncia formal el 12 de diciembre pasado en la mesa de periodistas, con número A.P PGR/OAX/OAX/FP/454/2007  ratificada el reciente 9 de enero que turnaron a la Procuraduría Estatal, con cita para ratificar por segunda ocasión en la PGJE el doce de este mes, con el número de expediente: A.P 12(V.G)2008, la denuncia fue presentada contra ataques, acoso e intimidación, se menciona también que a Barrita Ortiz lo acusa el EPR de haber sido uno de los autores de la desaparición de sus compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel A Cruz Sánchez, hay versiones que recientemente también había sido denunciado por un agricultor de Ejutla de Crespo, por invasión y abuso de poder. Al parecer Barrita -originario de Ejutla utilizando su posición política en los últimos meses presuntamente había venido invadiendo tierras en esta ciudad ubicada al sur de la ciudad de Oaxaca, famosa por el narcotráfico...incluso se dice en Oaxaca: "si te quieres morir vete a Ejutla". Es decir, no había nadie que se salvara de la actuación del policía quien ayer fue asesinado. Mucha información  se lleva Barrita a la tumba, sobre todo del movimiento social del 2006.
Oaxaca vive nuevamente un clima de tensión y nerviosismo, esta muerte violenta, puede generar una cacería de brujas y revanchismo policíaco que degenere en violencia colectiva. Habrá que poner los ojos muy abiertos en Oaxaca porque también quedó plasmada la advertencia que “faltan dos más” que dejaron los autores de la muerte de Barrita Ortiz.


Mientras continúen vigentes las causas estructurales que dieron origen a la crisis socio-política, en tanto persistan las violaciones constantes a los derechos humanos, el clima de autoritarismo y represión en el Estado y existan presos políticos en las cárceles de Oaxaca, no podemos decir que el conflicto ha sido superado.


Resiste Oaxaca, ¡Resiste!

 

Nos escuchamos todos los días de 9 a 11 en www.radioamlo.org, en el noticiero Serotonina Pura. >>>el canal de la información por Internet<<<




 
 

 

 
Todos los Columnistas