SEROTONINA PURA


Javier Palou


JORNADA


“ No hay arte más difícil que el arte de escribir sin arte”
Javier Cercas


Una de las ventajas de escribir para Cambio es que uno puede con toda libertad criticar a su Director, me parece increíble que Arturo Rueda en su columna del 11 de los corrientes que tituló “Todo fue una emboscada” escribiera lo siguiente:  “El gobernador poblano cayó en una trampa y se puso de pechito frente a los radicales izquierdistas (SIC)  que habitan Casa Lamm, un refugio natural de Lydia Cacho, Carmen Aristegui y Jaime Avilés, cronista y columnista de La Jornada que habitualmente coordina eventos culturales ahí. El primer error del marinismo fue irse a meter ahí. El segundo, publicitar en La Jornada, boletín del izquierdismo nacional, (recontra SIC)  el evento “Vive Puebla en el DF”, una muestra gastronómica y turística dirigida a empresarios del entretenimiento y la cultura.”


Es decir Lydia, Aristegui y Avilés son izquierdistas radicales que necesitan un refugio, ah, y en sus tiempos muertos reconocidos periodistas… El propio Jaime Avilés al enterarse de lo publicado se limitó a mencionar: “…que jodidos están”. Al día siguiente el orquestador era Televisión Azteca… ¿Por fin?


Y calificar al periódico La Jornada como un boletín del izquierdismo nacional es por decir lo menos insensato, irracional, incoherente, descabellado, insensato, ilógico e inadmisible, 28 años cumplirá dicho periódico y han pasado por él las plumas y las mentes más brillantes de México.  Sus reportajes, cartones, análisis e informaciones (junto con Proceso) han conformado una nueva forma de pensar y han ayudado mucho  al desarrollo del pensamiento crítico.  200 mil ejemplares diarios son el sostén de este periódico debido a la poca publicidad gubernamental con la que cuenta, es el precio que se tiene que pagar por ser precisamente independiente y no estar sometido al poder político. Como bien dice Pedro Echeverría  periodista andaluz: “…El presidente López Portillo (acostumbrado a las lisonjas y aplausos de los medios de información siempre a su servicio) señaló en alguna ocasión criticando a Proceso y a La Jornada: “no pago para que me peguen”. Seguramente pensó que el dinero que destinan los gobiernos para pagar su publicidad es de ellos, es dinero privado y pueden entregarlo a quien los alaba y les silencia sus acciones negativas.  Parecen olvidar, queriéndonos ver la cara de tontos, que es dinero del presupuesto público que paga todo el pueblo con su trabajo y tienen la obligación de administrarlo con honradez y distribuirlo adecuadamente. Son recursos económicos multimillonarios que deben ser manejados con transparencia y de manera democrática. Pero en México, hasta hoy, los miles de millones de pesos en publicidad gubernamental son entregados a Televisa (paladín de la libertad de expresión que digitalmente desaparece la imagen de Santiago Creel), TV Azteca, Radio Fórmula y a todos aquellos medios que se encargan de ensalzar los programas de gobierno y personajes a su servicio.


En La Jornada hemos podido leer juicios críticos, análisis objetivos y justas denuncias acerca de sucesos nacionales de enorme presencia, tales como: las explosiones de San Juanico, el terremoto de la Ciudad de México, la huelga de la UNAM, el fraude electoral de 1988, los negocios en Fobaproa, la firma del TLC, el levantamiento zapatista, la huelga de 1999 de la UNAM, las elecciones de 2000, el fortalecimiento del narcotráfico, las batallas de la APPO en Oaxaca, las manifestaciones contra el desafuero y las elecciones de 2006, las lucha contra las reformas electorales y la privatización del petróleo.


Carmen Lira su directora opina así: “El mundo político no se acostumbra a que los periódicos actúen como un contrapoder ejerciendo sus tareas de crítica, estímulo y control. Persisten las embestidas del México oficial que buscan imponer verdades a medias o abiertas falsedades.


La Jornada es y ha sido referente obligatorio para todo periodista.


Hoy que los medios están tan alejados de la sociedad y tan cercanos al poder calificar a La Jornada como “boletín” no habla bien de Cambio y  menos aún de su Director Editorial.


HOY


Como lo vinimos anunciando hoy es viernes y hoy en nuestra tercera sesión aparecerá a las 18 horas; Jorge Gómez Naredo, -analista político, columnista y periodista de la Jornada  Jalisco y el Occidental, la sangre nueva del periodismo independiente-, en esta nueva aventura llamada taller de periodismo, donde diversos reconocidos periodistas estarán – este es el chiste y lo difícil- charlando y platicando “entre amigos” sobre los pormenores de esta amada profesión, insisto, lo más informal posible, porque convencido estoy, que pedagógicamente es lo más atinado, asista usted, que lo que escucharemos ahí, todos los viernes de julio y agosto no lo va encontrar en ningún libro didáctico, en ninguno. Todo ello  en la casa del escritor  ubicada a una cuadra de la casa de cultura en la 5 oriente 201. Y de esta misma forma todos los viernes de julio y agosto no se salvarán: Verónica Villalvazo (Noticias, Oaxaca), Jaime Avilés (Jornada, D.F.)  Diego Osorno quien reporto el conflicto oaxaqueño del 2006 y terminó escribiendo el libro Oaxaca Sitiada (Milenio, D.F.), Fernando Alberto Crisanto (Director de Milenio Puebla). A todos ellos un enorme agradecimiento.

 

Nos escuchamos todos los días de 9 a 11 en www.radioamlo.org, en el noticiero Serotonina Pura. >>>el canal de la información por Internet<<< 




 
 

 

 
Todos los Columnistas